¿Qué hacer si encuentras una camada de gatos en la calle?

Laura Huelin · 5 abril, 2018
En primer lugar, hay que esperar a que aparezca la madre, ya que durante el periodo de lactancia es ella quien mejor va a cuidar a los pequeños mininos; si no aparece, y es evidente que están abandonados, se pueden llevar a casa y cuidarlos, aunque una protectora es otra opción para que les encuentren familia

Los cachorros lactantes son los animales más vulnerables que podemos encontrar en nuestras calles. Sin embargo, sabiendo cómo actuar a tiempo si te encuentras una camada de gatos en la calle les posibilitarás sobrevivir, y convertirse en adultos cariñosos y caseros.

Las épocas de cría

A pesar de que las gatas pueden quedarse preñadas en cualquier momento del año, las grandes épocas de celo están al inicio de la primavera y del otoño. De estos dos períodos, sin duda, en el que más nacimientos se producen es en el primer trimestre del año.

Así, entre marzo y mayo nacen centenares de gatitos en las calles de los pueblos y las ciudades. Con los métodos CES se intenta frenar la reproducción de los gatos callejeros, pero mientras no se expanden estas iniciativas, y mientras siga habiendo abandonos, los nacimientos siguen ocurriendo.

Es importante saber qué hacer si encuentras una camada de gatos en la calle, pero es más importante aún la prevención. Esteriliza a tu gato, aunque sea casero: si sale de paseo o se pierde durante unas horas puede dejar preñada o ser preñada por sorpresa.

Para prevenir esta situación también se puede colaborar económicamente o como voluntario en protectoras que estén implantando métodos CES –captura, esterilización y suelta– o presentar proyectos de este estilo en tu ayuntamiento o gobierno local.

Espera a su madre de la camada de gatos

Sin embargo, mientras no estén esterilizados todos los gatos de una colonia, estos seguirán reproduciéndose. Por eso, si te encuentras una camada de gatos en la calle, el primer paso es esperar a su madre. La vida en la calle es dura, pero mientras son lactantes nadie puede cuidarlos como su madre.

Gatos que se lamen tanto

Vigila a los gatitos durante dos o tres horas, ya que su madre se aleja unas pocas veces al día de ellos para cazar y hacer sus necesidades. Escóndete o aléjate unos metros, porque si estás a su lado su madre no se atreverá a hacerse visible.

Cuando los gatitos son cachorros necesitan comer cada tres o cuatro horas, así que su madre no debería tardar más de ese tiempo en volver. Por lo tanto, si pasan las horas y la madre no vuelve y, sobre todo, si los cachorros empiezan a llamarla y no aparece, podemos decir que son cachorros huérfanos y van a necesitar tu ayuda para salir adelante.

A pesar de esto, si es evidente que los cachorros están abandonados (suelen aparecer en cajas de cartón con mantas), no tienes que esperar a la gata. Todavía hay desaprensivos que abandonan camadas enteras recién nacidas y las separan de su madre.

Cuidado de gatos lactantes en casa

Cuando recoges una camada de gatos que ha nacido en la calle, el primer paso es proporcionarles calor. Cuando son muy bebés todavía no pueden regular su temperatura corporal y es probable que tengan frío. Antes de darles de comer por primera vez, ponlos en una cuna con mantas y una bolsa de agua caliente.

Los gatos lactantes no necesitan muchas atenciones. Cuando tienen pocos días o semanas de vida todavía no caminan ni juegan, por lo que solo hay que darles el biberón con leche especial para gatitos (¡nunca leche de vaca!), ayudarles a hacer sus necesidades y proporcionarles calor y un lugar para dormir.

Cuidados para gatos lactantes

Pésalos por lo menos una vez al día para asegurarte de que están engordando y creciendo, y sigue con atención su apetito y sus heces: son un gran indicador de su salud.

Cuando estén estables y atendidos en tu casa, deberías visitar a un veterinario. Además de terminar de asegurarte de que están sanos, te ayudará a determinar su edad exacta, te ayudará a desparasitarlos y solucionará todas las dudas que tengas.

Ponte en contacto con una protectora

También puedes ponerte en contacto con una protectora. Están acostumbrados a criar gatitos de biberón, e incluso podrían ayudarte económicamente a conseguir la leche, pagar el veterinario o cualquier otro gasto que provoquen los cachorros.

Y además, cuando empiecen a comer sólido y estén listos para ser gatos independientes, te podrán ayudar a gestionar su adopción y encontrar una familia para siempre que no los vuelva a abandonar.

Las camadas de gatos huérfanos en la calle no pueden sobrevivir sin tu ayuda. A cambio de dedicarles unas pocas semanas, se convertirán en felinos independientes preparados para ser felices por toda su vida con una familia definitiva.