Gacela: características, hábitat y comportamiento

Virginia Duque Mirón 16 octubre, 2017

¿Quién no se ha quedado alucinando ante una gacela corriendo, aun si solo la ha visto en el televisor? Este fascinante animal es muy ágil y alcanza varios kilómetros por hora. ¿Te gustaría conocer más sobre ella? ¡Te lo contamos!

Conozcamos más a la gacela

Características

Debido a su agilidad, está claro que es esbelta y con las patas muy largas y finas, lo que la ayuda a alcanzar velocidades de 100 kilómetros por hora y mantener una marcha por largo tiempo de unos 50 kilómetros hora.

Gacelas
Fuente: Allan Hopkins

Las gacelas más comunes son las de grant y la de thomson, siendo diferentes entre ellas.

Gacelas de grant

Por ejemplo, la de grant es fuerte y robusta de color amarillo oscuro, y tiene una raya negra en la parte superior de sus patas traseras, mientras que el interior de las patas será blanco. Es de tamaño grande, pues puede llegar a medir 90 centímetros de altura y pesar de 55 a 80 kilos. Sus cuernos son largos y robustos, haciendo curvas primero hacia delante y después hacia atrás.

Sin duda, observar los cuernos ayudó a los profesionales a determinar los tipos de gacelas existentes. En las hembras siempre serán de forma más esbelta y más pequeños.

Gacelas de thomson

La de thomson tiene una banda negra sobre todo su cuerpo, el cual es de color pardo tirando a amarillo, y su cola, a diferencia de la anterior, está cubierta de pelo largo.

Es de un tamaño inferior a la de grant y suele pesar entre 20 y 30 kilos. Sus cuernos pueden llegar a alcanzar los 30 o 40 centímetros y se curvan para atrás, aunque su pico lo hace hacia delante.

Además de estas, hay al menos otras 16 clases de gacelas conocidas.

Hábitat y comportamiento

Este ágil y veloz animal vive en la sabana africana y en el sudeste asiático, normalmente en llanuras y espacios abiertos con poca vegetación, o de dimensiones pequeñas. De ese modo favorece a su carrera y sus necesidades.

Además, también les permite estar alerta a los depredadores, ya que incluso duermen poco, como con un ojo abierto, se podría decir, para no ser sorprendidas. Muchas veces se las sorprende tumbadas en el suelo, pero siempre están alerta y a la expectativa de lo que pueda pasar.

La gacela de thomson presenta una manera peculiar de enfrentarse a los peligros: hace un salto característico y muy exagerado que se denomina “stotting”. Este consiste en saltar hacia arriba con la cabeza y las patas rígidas y la cola tensa, mientras rebota sobre el suelo varias veces seguidas. Así puede avisar a las demás gacelas del peligro y ponerse todas juntas a correr. Además, es una muestra de poder al enemigo.

Los principales depredadores de las gacelas son los siguientes, en este orden:

  • Leopardo
  • León
  • Cocodrilo
  • Hiena
  • Guepardo

Alimentación

Las gacelas son herbívoras, pues su alimento son arbustos, hierbas y cualquier planta que encuentren que tenga los líquidos suficientes para vencer el calor de su hábitat y no deshidratarse. En ocasiones comen insectos y larvas, pero no es lo habitual.

Gacela comiendo
Fuente: fcmarriott

Reproducción de la gacela

Cuando las hembras se ponen en celo, los machos pelean entre sí para conseguir montar a la hembra. Son peleas cortas, y aunque a simple vista parecen estar jugando, muchos ejemplares terminan con los cuernos rotos o astillados.

A pesar de que son animales silenciosos, en el cortejo emiten unos gruñidos muy característicos que entre ellos saben identificar. Eso sí, lo hacen en sonido bajo.

La fecha para aparearse de la gacela comprende los meses de septiembre a noviembre, haciendo que para la primavera nazcan las pequeñas crías.

¿Qué te ha parecido aprender más sobre la gacela? Acercarnos a los animales, incluso a aquellos que no están a nuestro alcance, nos permite no solo llenarnos de conocimiento, sino también de amor por ellos.

Fuente de las imágenes: Allan Hopkins, Allan Hopkins y

Te puede gustar