Fisiología canina

La fisiología canina proporciona una perspectiva única para comprender el funcionamiento del cuerpo del perro. Aunque es un tema bastante complejo, es necesario entenderlo para conocer un poco mejor a tu compañero de vida.
Fisiología canina

Escrito por Antonia Tapia

Última actualización: 01 mayo, 2022

La fisiología es una rama de la biología que se encarga de estudiar las funciones del cuerpo y los sistemas de los seres vivos. Contrario a lo que podría pensarse, el cuerpo de los perros trabaja de una manera distinta al de los humanos, por lo que la fisiología canina contiene ciertas particularidades que deben entenderse.

Algunos nombres de la anatomía de tu perro pueden serte muy familiares, pero seguramente otros te parecerán un verdadero enigma cuando lo llevas con su veterinario. A continuación, conocerás algunas partes de la fisiología canina que te pueden ayudar mucho para conocer mejor a tu mascota.

Características del cuerpo canino

fisiologia canina 2

Los perros mantienen varias características del grupo de los cánidos. Debido a que sus ancestros estaban especializados en la cacería y en la búsqueda de presas, varios de sus rasgos se han modificado para aprovechar su agilidad y sus sentidos. Los siguientes puntos explican los aspectos más relevantes de la fisiología canina.

1. Cabeza

La cabeza del perro tiene muchas partes con nombres iguales a la de los humanos, aunque su función y su sensibilidad son bastante diferentes. Su nariz, por ejemplo, siempre está fría y húmeda, lo que ayuda demasiado a mejorar su ya increíble sentido del olfato. 

Las orejas también muestran una diferencia dependiendo la raza de los perros. Las hay rectas como las del Pastor Alemán caídas como las del Beagel, de botón como las del Fox Terrier y las que son alteradas quirúrgicamente, como las del Doberman. Estas diferencias suelen  modificar la sensibilidad que tienen ante los sonidos, aunque todos poseen una excelente habilidad para escuchar.

A diferencia de nosotros, los perros en lugar de boca tienen hocico, que suele estar alargado y salir hacia el frente. En él tienen los bigotes que son bastante sensitivos al movimiento. De hecho, estos pelos son tan importantes que cumplen un papel fundamental en su orientación y en el cálculo de distancias.

Sus ojos pueden tener diversos colores según el ejemplar del que se trate. Algunos incluso presentan una condición genética llamada heterocromía, la cual ocasiona que cada ojo sea de distinto color. Además, contrario a lo que se piensa de manera cotidiana, los perros son capaces de ver a color. Sin embargo, solo perciben las tonalidades que están entre el azul, el amarillo y diversas tonalidades de grises.

2. Cuello y torso

El cuello se compone de garganta, nuca y cresta. Los hombros son la parte superior de las patas delanteras y en su punto más alto se encuentra la cruz. Por lo común, esta es la medida que se suele tomar como guía para la altura de los perros, también conocida como “altura a la cruz”.

El torso de los perros incluye el cuerpo en sí, sin contar todas sus extremidades. El proesterno es la parte alta del esternón y que une todas sus costillas por el frente. Es lo que cierra su caja torácica bajo el pecho, luego sigue su abdomen o vientre.

Su espalda corre desde donde termina su cuello hasta donde termina el costillar, le sigue el lomo que termina en donde comienza su cadera y que es donde nacen las piernas traseras. Finalmente, los costados de su cuerpo son los flancos y es la parte que va desde sus piernas delanteras hasta sus piernas traseras.

3. Patas

fisiologia canina 3

Si pensabas que las patas de los perros son iguales, estás equivocado. Las patas delanteras y las traseras son tan diferentes entre sí como lo pueden ser tus brazos y tus piernas. Las patas delanteras cuentan con un brazo superior que está bajo los hombros, el codo, el antebrazo y las muñecas al igual que los humanos.

El codo es la primera articulación que notamos y la muñeca la segunda. De ahí nacen sus carpales o cuartillas se extienden desde la muñeca hasta los dedos. Es el último tramo de la pata y sería el equivalente a nuestra mano.

La pata es la punta de sus dedos de las que nacen sus uñas o garras que suelen estar incorporadas a la última falange. Por la parte inferior cuentan con unas almohadillas que es donde apoyan su peso. Tienen una almohadilla principal y una para cada dedo. Además de que también cuentan con almohadillas en la muñeca.

Te darás cuenta de que en la parte trasera de sus patas tienen una protuberancia. Se llama espolón y es un vestigio de los pulgares. Aunque se piensa que no tiene una utilidad específica, algunos expertos indican que podría servirles a los perros como un tipo de dedo extra que maximiza el agarre en zonas inclinadas. Sin embargo, en la medicina veterinaria es bastante usual el procedimiento de amputación del espolón.

Las patas traseras comienzan por el muslo superior que es la parte que baja del torso hasta sus rodillas. Finalizando con la articulación de la pata trasera que se alinea con su abdomen.

De la rodilla sigue el muslo inferior que llega hasta el corvejón, una articulación de forma rara que se dobla en un ángulo agudo en la parte trasera de sus patas. Es lo que correspondería a tu tobillo. Siguen, al igual que en las patas delanteras, los carpales, las patas y los dedos, con sus correspondientes almohadillas.

4. Cola

Por último viene la cola. Es una continuación de su columna vertebral que en algunas razas es muy larga y carente de pelo lanudo como en los Dachshunds. La grupa es de donde nace la cola, en su pelvis. A algunas razas se le secciona la cola como a los Boxer por motivos estéticos.

Lo cierto es que todos los perros tienen una larga cola que les sirve para demostrarnos cuando están felices. Moviéndola de un lado al otro o, cuando están con miedo, la colocan entre sus patas. Es claro que su apariencia tiene una gran utilidad en la comunicación tanto con los humanos como con otros perros.

Además de estas características físicas, hay algunos datos importantes a conocer como su longevidad. Si bien cada raza tiene tiempos de vida diferentes, en general un perro puede vivir entre doce y quince años. Hay algunas razas, como el Chihuahua o el Yorkshire Terrier, que pueden llegar a vivir hasta veinte años. Sin embargo, también depende demasiado de los cuidados y la salud de cada ejemplar.

Como te podrás dar cuenta, la fisiología canina consiste en una gran cantidad de información que corresponde a la función y la ubicación de cada estructura del cuerpo del perro. Es tan complejo que podría tomar mucho tiempo antes de comprenderla por completo. Aun así, con este resumen es probable que puedas entender un poco mejor a tu querido compañero.

Te podría interesar...
9 razas de perros de agua
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
9 razas de perros de agua

Las razas de perros de agua se caracterizan por poseer un hermoso pelaje rizado y atractivo para las personas. Conoce algunas de ellas aquí.



  • Lichtenberg, D. Dewclaw Removal in Dogs: When Is It Necessary? Some people think their dogs’ dewclaws should be removed. But dewclaw removal is necessary only in cases of severe injury or disease.
  • Ciucci, P., Lucchini, V., Boitani, L., & Randi, E. (2003). Dewclaws in wolves as evidence of admixed ancestry with dogs. Canadian Journal of Zoology, 81(12), 2077-2081.
  • Wen, G. Y., Sturman, J. A., & Shek, J. W. (1985). A comparative study of the tapetum, retina and skull of the ferret, dog and cat. Laboratory Animal Science, 35(3), 200-210.
  • Njaa, B. L., Cole, L. K., & Tabacca, N. (2012). Practical otic anatomy and physiology of the dog and cat. Veterinary Clinics: Small Animal Practice, 42(6), 1109-1126.