Erizo egipcio: un animal muy curioso

8 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
El erizo egipcio es una especie nocturna, principalmente solitaria, que vive en madrigueras. Presenta una serie de características singulares.

El erizo egipcio (Hemiechinus auritus) es un pequeño mamífero nocturno, miembro de la  subfamilia Erinaceinae del orden Erinaceomorpha.

Sus rasgos más característicos son, sin duda, su cuerpo espinoso y sus orejas puntiagudas. Las orejas son mucho más grandes que las de otros erizos: más de la mitad de la longitud de su cabeza. Estas se consideran una adaptación para la sobrellevar el calor en el desierto.

¿Dónde habita el erizo egipcio?

Tal como su nombre indica, el erizo egipcio habita en Egipto y Asia Menor. Se distribuye por Afganistán, partes de la India, el Turquestán ruso, el sudeste de Rusia, el Turquestán chino y Mongolia.

Los erizos egipcios cavan sus propias madrigueras (generalmente debajo de los arbustos), que se extienden aproximadamente 45 centímetros de largo y tienen una sola abertura. También se ha observado que ocupan las madrigueras de otros pequeños mamíferos.

Algunos datos curiosos del erizo egipcio

Es interesante conocer que cuando el erizo egipcio está asustado se enrolla y rueda en una bola apretada. En esta postura defensiva, el erizo acerca su hocico y las extremidades bajo de su cuerpo, lo que hace que las espinas se pongan erectas.

Las espinas son los pelos modificados que tienen una matriz esponjosa y un eje queratinoso externo. Estas espinas, aunque pueden penetrar fácilmente en la piel, raramente causan lesiones graves a los manipuladores.

Sin embargo, existen algunos pocos reportes de pacientes que desarrollaron una reacción aguda y transitoria de urticaria después del contacto con las espinas extendidas de los erizos domésticos, aunque esto es inusual.

Además, el erizo egipcio muestra un comportamiento extraño llamado «unción». Este hábito consiste en que el animal lame repetidamente un objeto o alimento nuevo hasta que se forme una saliva espumosa en su boca. Luego, el animal frota el exceso de saliva y espuma sobre su piel y espinas.

Este comportamiento causa que la saliva se acumule en las espinas, haciendo que el erizo sea menos apetecible para los depredadores. Los mecanismos evolutivos del ungimiento aún no han podido ser discernidos por los zoólogos.

Ejemplar de erizo egipcio hecho bola.

La variada dieta del erizo egipcio

Los erizos del desierto tienen agudos sentidos del oído y el olfato, que utilizan para localizar alimentos y detectar depredadores. El erizo de orejas largas del desierto es omnívoro, pero se alimenta principalmente de pequeños invertebrados e insectos.

Sus dietas incluyen follaje, moluscos, lombrices de tierra, serpientes y ranas, algunas de las cuales son hospedadores intermedios de algunos de sus endoparásitos. Entre sus alimentos favoritos se encuentran saltamontes, escarabajos y otros insectos. Son notablemente resistentes a la escasez de alimentos y agua.

  • En su vida doméstica como mascota, también consumen huevos, frutas, verduras e incluso pequeños vertebrados como lagartos y serpientes.

Un noctámbulo solitario

Los erizos egipcios viven en una variedad de hábitats donde cavan sus propias madrigueras, pasan la mayor parte del día durmiendo y emergen por la noche para alimentarse. Son resistentes, pudiendo deambular hasta 9 kilómetros por noche en busca de comida.

Aunque Hemiechinus auritus posee espinas afiladas en la espalda que lo protegen de los depredadores, también puede correr muy rápido.

Los erizos son solitarios y para dormir se enrolla individualmente en sus madrigueras, excepto durante la temporada de reproducción, cuando las hembras permanecen con sus crías. A menudo entran en períodos de letargo en el verano y en algunas áreas hibernan en el invierno.

Un erizo egipcio siendo acariciado.

El erizo tiene su propia manera de aumentar la familia

La presencia de espinas en los erizos a menudo ha llevado a las personas a preguntarse cómo se logra el apareamiento.

Su método de reproducción es, cuanto menos, inusual: el erizo egipcio macho copula parándose casi verticalmente sobre sus patas traseras mientras la hembra se acuesta en su vientre con las patas traseras extendidas en el suelo.

En la naturaleza, el erizo egipcio se reproduce solo una vez al año, generalmente entre julio y septiembre. Además, la gestación es de 35 a 42 días,  y las hembras tienen entre 1 y 4 crías por camada.

Los erizos bebés nacen desnudos, excepto por las espinas escasamente dispersas, que son muy suaves. Las espinas se cuadruplican en longitud durante de las 5 horas posteriores al nacimiento. Después de 2 semanas, las crías están completamente cubiertas con ellas.

Por lo demás, se sabe muy poco acerca de su ciclo de vida incluido el destete, la edad de madurez sexual o la esperanza de vida en la naturaleza. Los erizos egipcios son unos animales enigmáticos pero fascinantes, y continúan siendo objeto de estudio en la naturaleza.

  • Ballenger, L. (1999). "Hemiechinus auritus" (On-line), Animal Diversity Web. Accessed April 30, 2020 at https://animaldiversity.org/accounts/Hemiechinus_auritus/
  • Schoenfeld, M., & Yoram, Y. T. (1985). The biology of two species of hedgehogs, Erinaceus europaeus concolor and Hemiechinus auritus aegyptius, in Israel. Mammalia, 49(3), 339-356.
  • Stubbe, M., Samiya, R., Ariunbold, J., Buuveibaatar, V., Dorjderem, S., Monkhzul, Ts., Otgonbaatar, M., Tsogbadrakh, M., Zagorodniuk, I., Amori, G., Hutterer, R., Kryštufek, B., Yigit, N., Mitsain, G. & Palomo, L.J. 2016. Hemiechinus auritus (errata version published in 2017). The IUCN Red List of Threatened Species 2016: e.T40607A115174672. https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2016-3.RLTS.T40607A22324556.en. Downloaded on 01 May 2020