Enséñale a tu perro a comportarse bien en las terrazas

Es posible tener a tu perro tranquilo en entornos tan caóticos como las terrazas, aunque es necesario darles el entrenamiento adecuado para que no ocurra ningún conflicto.
Enséñale a tu perro a comportarse bien en las terrazas

Escrito por Luis Orozco

Última actualización: 12 diciembre, 2022

Cuando quieres salir a bares o terrazas con tu perro, es fundamental que este cuente con la educación necesaria para comportarse bien. Recuerda que al haber otras personas y muchas distracciones, tu amigo puede ser muy travieso o ponerse ansioso por el movimiento que exista.

Es normal que los perros sientan cierta atracción o temor a las cosas desconocidas, de manera que puede perder el control y causar varios destrozos. Si no deseas que esto ocurra y quieres que se comporte bien, existen dos elementos cruciales que deberás enseñarle. Sigue leyendo este espacio y descubre cómo enseñarle a tu perro a comportarse bien en las terrazas.

¿Por qué es importante enseñarle al perro a comportarse?

A pesar de que los perros ya no son un animal salvaje, aún presentan ciertos comportamientos que son guiados por sus instintos. Por ello, es necesario enseñarles a controlarse y evitar conflictos innecesarios con otras personas o animales. Esto se logra principalmente por medio del adiestramiento, por lo que es un elemento vital en su vida diaria.

El entrenamiento no solo le ayuda al perro a comportarse bien y mantenerlo controlado en las terrazas, sino que les da estabilidad mental y tranquilidad en su vida diaria. Además, los canes son animales que adoran seguir las órdenes de un líder, por lo que también es una forma de satisfacer algunas de sus necesidades.

¿Un perro puede ir a una terraza?

La mejor recomendación es siempre evitar ir con el can a lugares en donde haya muchas personas y comida, pues sus instintos lo podrían incitar a descontrolarse. Cada caso es diferente, pero existe la posibilidad de que sufra ansiedad o comience a comportarse mal por la cantidad de estímulos que recibe al mismo tiempo.

Si a pesar de lo anterior quieres llevar a tu mascota a una terraza, debes prepararte con antelación. Aparte del adiestramiento adecuado, tu perro deberá entrar lo más pulcro posible. Es cierto que los locatarios no te exigirán que bañes a tu compañero antes de asistir al sitio, pero debido a que se sirve comida, lo mejor es mantener una buena higiene.

¿Un perro es capaz de comportarse bien en una terraza?

A pesar de que no es tan recomendable mantenerlos en sitios ruidosos, existe la posibilidad de que un perro pueda comportarse bien mientras se encuentra en una terraza. Sin embargo, esto solo se logra si se le enseña a tranquilizarse y a obedecer las órdenes de sus tutores. En otras palabras, el perro debe tener un buen adiestramiento que le ayude a saber cómo comportarse.



El único problema es que no muchos tutores se encargan de entrenar a sus mascotas como se debe, por lo que es muy habitual tener conflictos de comportamiento. Por esta razón, si quieres enseñarle a tu perro a comportarse bien en las terrazas, puedes seguir alguna de las siguientes opciones:

1. Haz que tu perro se quede tumbado

cachorro tumbado 2

Una de las mejores cosas que puede hacer tu perro para no molestar a nadie es que se encuentre lo más calmado posible. Si bien no podrá hacerlo en un ambiente de tanta algarabía como un bar, al menos podrá estar en una posición en la que no represente ningún inconveniente.

¿No sabes a qué posición nos referimos?, pues se trata de estar tumbado, el cual es un acto en el que tu canino se sentirá cómodo y podrá disfrutar de todos los acontecimientos del lugar en el que se encuentre. Claro está, sin exhibir ninguna actitud que pueda ser impresentable o de mala educación.

Para conseguirlo, la clave es tener golosinas especiales para adiestramiento y hacer que tu pequeño amigo te siga, para que una vez que hayas captado su atención, acercar el dulce a su nariz.

Cuando notes que tu canino no deja de olfatear, debes darle la orden de tumbarse para luego bajar tu mano y hacer que tu perro se tumbe, lo cual debe ser recompensado con la golosina.

Si bien puede requerir varias repeticiones para su cumplimiento, de esta forma podrás hacer que tu perro permanezca tranquilo a tu lado en las terrazas de los bares.

2. Enséñale a quedarse quieto

Este es uno de los adiestramientos más importantes para saber manejar la actitud de tu pequeño amigo de cuatro patas. Aplica tanto en los bares y restaurantes como en cualquier sitio público, aunque cuenta con una serie de variantes que te explicaremos a continuación.

Haz que permanezca quieto mientras está a tu lado

Para hacer que tu canino pueda cumplir con esta orden mientras se encuentra junto a ti, primero debes contar con varias recompensas en tus manos, las cuales sabrá olfatear tu compañerito.

Luego le pedirás que se siente o que esté quieto y deberás esperar al momento en que lo haga para darle su premio y pedirle ahora que se levante.

Es importante destacar que si él lo hace antes de que se lo hayas ordenado, debes hacer que se siente y repetir de nuevo la acción. Recuerda que él debe saber que eres tú quien manda.

Al final, cuando tu canino haya cumplido con todas tus indicaciones, repite el ejercicio cinco veces más o hasta que lo haya aprendido por completo. Asimismo, no olvides entrenar estas nuevas órdenes cada cierto tiempo en casa para que no las olvide.

Haz que permanezca quieto mientras estás lejos de él

Uno de los mayores temores cuando llevas a tu canino a sitios públicos, es cuando quieres ir a pedir algo o ir al baño. Al no poder acompañarte, esto puedo representar un problema si no estás con otra persona que pueda estar pendiente de él.

Si deseas que tu pequeño amigo se quede quieto sin importar que estés lejos de él, no es obligatorio atarlo con la correa. Para que se acostumbre a esperarte quieto y calmado, basta con que repitas los siguientes pasos de adiestramiento:

  • Haz que se siente.
  • Sepárate de él tres metros.
  • Acércate y dale un premio.
  • Vuelve a separarte y prémialo si permanece quieto.
  • Repite esta acción varias veces aumentando la distancia y dale su premio si se mantiene en su posición.
  • Una vez que hayas finalizado, acércate y ordénale que se levante y te siga.

Haz que se mantenga quieto en lugares donde haya distracciones

perro labrador pelota

Una vez que tu perro haya aprendido por completo lo anterior, deberás repetir estas prácticas poco a poco en lugares donde haya distracciones, como otros perros u otras personas.

La clave radica en repetir dicha operación de adiestramiento cada vez que se distraiga, y premiarlo cuando te haga caso. Esto es muy importante para que se sienta motivado y no pierda la concentración.

Así mismo, una de las cosas nuevas que deberás añadir es el tiempo que permanecerás ausente, lo cual es algo bastante fácil. Solo debes permanecer varios minutos en las lejanías (de manera gradual), y darle su premio mientras se mantenga quieto.



Con estas pequeñas enseñanzas, lograrás que tu perro se porte bien cuando esté contigo en las terrazas de los bares. Además, le das la oportunidad de mantenerse tranquilo y sociabilizar con otras personas aparte de ti. Seguro que todo el proceso será positivo para su vida diaria.

Imagen cortesía de Daisyree Bakker.

Te podría interesar...
Psicología aplicada en el adiestramiento para perros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Psicología aplicada en el adiestramiento para perros

Te contamos todo lo que debes saber sobre la psicología aplicada en el adiestramiento para perros... ¡Identifica sus pensamientos y emociones para ...



  • International Association of Animal Behavior Consultants. (2019) Manual de entrenamiento canino. IAABC.
  • Ballabriga, D. & Godia, M. (2019) Guía para entender al perro. FAADA
  • Hiby, E. F., Rooney, N. J., & Bradshaw, J. W. S. (2004). Dog training methods: their use, effectiveness and interaction with behaviour and welfare. ANIMAL WELFARE-POTTERS BAR THEN WHEATHAMPSTEAD-, 13(1), 63-70.
  • Greenebaum, J. B. (2010). Training dogs and training humans: Symbolic interaction and dog training. Anthrozoös, 23(2), 129-141.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.