Enfermedades que transmiten los conejos

Para garantizar tu salud y la de tus animales, no se deben descuidar las enfermedades que transmiten los conejos si convives con uno. Aquí puedes conocer las más importantes.
Enfermedades que transmiten los conejos
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 13 septiembre, 2021.

Última actualización: 13 septiembre, 2021

Estos lagomorfos se han vuelto tremendamente populares en los hogares. Sin embargo, los conocimientos sobre cómo prevenir las enfermedades que transmiten los conejos no son tan extensos como en el caso de perros y gatos.

Por tanto, el primer paso para evitar problemas al tener estas mascotas será conocer las zoonosis más habituales y de qué forma se pueden contagiar entre animales y tutores. Además, aquí encontrarás consejos sobre prevención en esta materia, así que no pierdas ojo en todo el artículo.

¿Cuáles son las enfermedades que transmiten los conejos?

Existen varios tipos de enfermedades que puedes contraer por tener contacto con un conejo. Aquí las encontrarás clasificadas en función del agente infeccioso que las causa, es decir: patologías víricas, fúngicas, bacterianas y parasitarias.

Enfermedades causadas por parásitos

Por lo general, si los conejos no salen al exterior y están en unas condiciones de higiene óptimas no tienen por qué albergar parásitos. No obstante, si se diera el caso, estos pueden transmitir una serie de enfermedades:

  • Cheyletiellosis: el Cheyletiella parasotivorax es un ácaro muy contagioso y capaz de infestar también a humanos, aunque suele desaparecer por sí solo en unas 3 semanas. Produce dermatitis localizada y picor. A este ácaro se lo conoce como “caspa andante”, pues a veces es posible verlo directamente moviéndose por el pelaje.
  • Giardiasis: la Giardia duodenalis es un protozoo flagelado que se aloja en el tracto intestinal del animal, produciendo diarreas continuas. No afecta a humanos salvo que estén inmunodeprimidos, pero una diarrea en un conejo puede ser mortal si no se trata a tiempo.
  • Leishmaniosis: los conejos pueden actuar como reservorio asintomático de Leishmania infantum, pero es necesario que un mosquito flebótomo pique al conejo y después a una persona para contagiarla. En humanos, la leishmaniosis produce dificultades para respirar y deglutir, úlceras en la piel, boca y labios, congestión y hemorragia nasal, fiebre, fatiga, debilidad, pérdida de apetito y sudores fríos.
  • Coccidiosis: los coccidios son protozoos que se alojan principalmente en el aparato digestivo. Pueden causar diarrea (a veces con sangre), inflamación intestinal y deshidratación. Se transmiten a humanos a través de la manipulación de las heces.
  • Microsporidiosis: el Encephalitozoon cuniculi es fácil de reconocer porque les deja la cabeza ladeada a los conejos, ya que produce síndrome vestibular. En humanos afecta también al sistema nervioso, principalmente al cerebro (y riñones).
La ivermectina para conejos se administra vía cutánea.

Enfermedades que transmiten los conejos causadas por hongos

Muchos de los hongos que contraen los conejos se pueden transmitir a los humanos, normalmente a través del contacto directo con las esporas. Además, suelen ser difíciles de erradicar en la casa. Las enfermedades fúngicas más habituales son 2:

  1. Tiña: esta enfermedad se contrae al entrar en contacto con las esporas de los hongos dermatofitos de los géneros Microsporum y Trichophyton. La alopecia que produce este hongo en los animales es característica, pues tiene forma circular. En humanos causa irritaciones de forma circular y que provocan gran picor. Es muy difícil erradicar las esporas de tiña de un hogar.
  2. Esporotricosis: el hongo Sporothrix schenckii en humanos produce nódulos cutáneos que se diseminan a través de las vías linfáticas para transformarse en abscesos y úlceras. Tiene una forma en la que afecta a los pulmones y es mortal, pero es muy inusual.

Enfermedades bacterianas

Aquí es donde se encuentran la mayoría de las enfermedades que transmiten los conejos a los humanos. El factor principal de contagio es a través de contacto directo con el animal o por la ruta oral-fecal. A continuación, tienes las enfermedades bacterianas más comunes en este ámbito:

  • Melioidosis: la bacteria Burkholderia pseudomallei causa abscesos en los órganos en los que se aloja. Los lugares más habituales son los pulmones, el bazo, el hígado y los ganglios adyacentes.
  • Campilobacteriosis: la sintomatología del Campylobacter jejuni suele ser leve. Consiste en diarrea, dolor abdominal y fiebre que no suelen durar más de una semana. Se confunde habitualmente con la gastroenteritis.
  • Salmonelosis: las bacterias del género Salmonella son muy infrecuentes en conejos, pero existen casos de zoonosis. Estos patógenos provocan gastroenteritis, vómitos, diarrea, dolor abdominal y fiebre.
  • Pasteurelosis: causada por la bacteria Pasteurella multocida, se transmite al humano a través de mordeduras o arañazos. El cuadro se caracteriza por la rápida formación de celulitis, con o sin abscesos. Aparecen heridas que exudan sangre y pus y puede afectar a los huesos. En personas con problemas del sistema respiratorio causa neumonía, bronquitis y abscesos pulmonares.
  • Yersiniosis: la bacteria Yersinia pseudotuberculosis causa un cuadro grave en humanos que consiste en enterocolitis, diarrea, fiebre y dolor abdominal. Si la infección avanza puede crear abscesos hepáticos y esplénicos, osteomielitis, meningitis y endocarditis.
  • Tétanos: se transmite al entrar en contacto con heridas abiertas o con arañazos y mordiscos que atraviesen la piel. La bacteria que la causa es Clostridium tetani y afecta al sistema nervioso, pudiendo llegar a producir la muerte.
  • Tularemia: también conocida como “fiebre de los conejos”, es una enfermedad que rara vez se transmite a humanos. La causa la bacteria Francisella tularensis y produce diferentes síntomas dependiendo de la vía de entrada, aunque los más comunes son dolor en la zona afectada, aumento del tamaño del bazo y del hígado, tos, faringitis y lesiones cutáneas.
  • Fiebre Q: Coxiella burnetii es el agente que causa fiebre en conejos silvestres, principalmente. Además de esta hipertermia, en humanos puede provocar fatiga, escalofríos, dolor de cabeza, malestar abdominal, náuseas, vómitos o diarrea.

Enfermedades víricas

No son muchas las enfermedades que transmiten los conejos a través de los virus. Puede que el más común en este ámbito sea el Arenavirus, que produce coriomeningitis linfocitaria. Se transmite a través de las heces y, en el caso de que produzca síntomas, estos consisten en fiebre, encefalitis o meningitis. Si se contagia una mujer embarazada provoca malformaciones e incluso muerte fetal.

Prevención para las enfermedades que transmiten los conejos

Es raro que un conejo te transmita una enfermedad. Por lo general, las que más les afectan a estos mamíferos (como la mixomatosis o la enfermedad vírica hemorrágica) son exclusivas de esta especie. No obstante, la prevención nunca está de más para evitar disgustos. Aquí tienes algunos consejos:

  • Mantén las vacunas y las desparasitaciones de los conejos al día.
  • Controla las heces: los cambios en las deposiciones de los conejos dan mucha información útil. La forma, la cantidad, el color o la presencia de cecotrofos son aspectos a vigilar a la hora de averiguar si el lagomorfo podría estar enfermo.
  • No esperes a ir al veterinario: los conejos, como buenos animales presa que son, esconden los síntomas de sus enfermedades hasta que están muy enfermos. Ante cualquier signo evidente, llama de inmediato a la clínica de confianza.
  • Revisa su piel de forma periódica: los conejos tienen un pelaje muy espeso y cuesta verles la piel. Para revisar la presencia de hongos, parásitos y otras enfermedades cutáneas, explora a tu mascota a menudo.
  • Mantén su entorno limpio y desinfectado: la higiene diaria es imprescindible para prevenir la acumulación de patógenos. Esto es muy importante si conviven especies diferentes en el mismo espacio.
  • Cuida tu propia higiene: puesto que tienes que manipular restos potencialmente infecciosos, lávate siempre las manos después de tocar a tu conejo o limpiar su zona.
Una niña abrazando un conejo.

Para concluir, habrás observado que solo se habla de zoonosis entre conejo y ser humano y no de otras especies. Abarcar las enfermedades transmisibles entre diferentes animales es inalcanzable en un solo artículo. Por eso, antes de adquirir un conejo, consulta con el veterinario qué peligros pueden haber para ti y para el resto de compañeros no humanos que tengas.

Te podría interesar...
¿Por qué es importante evitar los parásitos en mascotas?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Por qué es importante evitar los parásitos en mascotas?

Los parásitos en mascotas pueden surgir por diversas causas, y es la obligación del tutor mantener al animal saludable y protegido ante estos.



  • Macías Herrera, G., & Heuze de Icaza, Y. (2005). El conejo como huésped en la transmisión de la encefalitozoonosis por Encephalitozoon cuniculi. Sociedades rurales, producción y medio ambiente5(11), 26-30.
  • Kötsche, W., & Gottschalk, C. (1974). Enfermedades del conejo y de la liebre (No. SF997. R2. K67 1974.). Editorial Acribia.
  • Harwood, D. G. (1990). Infección por Salmonella typhimurium en una granja de conejos. Cunicultura15(83), 0029-29.
  • Bassols, J., Fernández, A., Gracia, E., & Villa, A. (2004). Etiología de las diarreas en conejos. Boletín de cunicultura lagomorpha, (131), 20-26.
  • van den Berg Elipe, N. M., Martínez, M. V., Sifres, M. V., & Martínez, L. S. (2020). Pasteurelosis en el conejo y la influencia de las condiciones ambientales. Boletín de cunicultura lagomorpha, (198), 28-32.