El olfato del perro utilizado para detectar el cáncer de mama

Yamila · 20 marzo, 2019
El olfato del perro permite detectar ciertos olores que emanan los tumores cancerígenos, mucho antes de ser identificados por la medicina... ¡con solo un entrenamiento de ocho semanas!

Sabemos que el olfato del perro está mucho más desarrollado que el de los humanos. Y quizás nos llama la atención cuando los canes pueden detectar cosas que nosotros no somos incapaces… ¡Incluso algunos pueden identificar el cáncer de mama!

¿El olfato del perro detecta el cáncer?

Por el momento, no sabemos muy bien cómo funciona el olfato del perro, pero lo que sí estamos seguros es de que está desarrollado de forma tal que puede identificar muchos más aromas que nosotros.

La detección del cáncer por parte de los canes aún está menos estudiada, pero es más que interesante desde el punto de vista médico y al mismo tiempo curioso. Son cada vez más los casos de perros que han podido olfatear esta enfermedad incluso en estadios iniciales. De esta manera, los tratamientos médicos pueden surtir mejores efectos que en casos más avanzados.

Ahora bien, ¿qué es aquello que específicamente identifica el olfato del perro? Los canes pueden detectar los llamados compuestos orgánicos volátiles (COV), que son partículas pequeñas producidas por el tumor y que se esparcen por el organismo de una persona enferma.

Olfato del perro

En otras palabras, el cáncer emana partículas químicas con un olor detectable por los perros. No todos los cánceres tienen el mismo COV. Para poder identificarlo, los canes huelen muestras biológicas de los pacientes, ya sea una muestra de sangre, de orina o de heces; algunos también lo hacen a través del aliento.

Algo que realmente llama la atención es que el olfato del perro puede identificar, por ejemplo, el cáncer de mama mucho antes de que aparezca en una mamografía o ecografía mamaria; también antes que el análisis de rutina.

¿El olfato del perro se entrena para detectar el cáncer?

Si bien ha habido muchos casos de canes que pueden identificar el cáncer de sus dueños, lo cierto es que para lograr mayor efectividad el animal ha de ser entrenado. No importa a qué raza pertenezca (puede ser pastor alemán, labrador, caniche, galgo, cocker spaniel, etc), sino que sea enseñado a la menor edad posible.

Para que el perro pueda ‘oler el cáncer’ primero se tiene que decidir qué tipo de cáncer podrá detectar. Claro, porque son enseñados para uno específico, como el de mama, de huesos, de pulmón, etc. Con solo ocho semanas de entrenamiento diario, el animal se puede convertir en un experto.

Perro huele cáncer

Cuantas más muestras de la misma persona olfatee el animal, más fácil será para él dar el ‘diagnóstico’ certero. Además, es necesario que el perro también huela otras muestras de personas: que fumen, que beban alcohol, que tengan otras enfermedades, de diferentes edades, de ambos sexos o completamente sanas.

Una vez que olfatea todas las muestras e identifica la que pertenece a la persona con cáncer se le da un premio. Esto se conoce como enseñanza o adiestramiento positivo (es decir, que no se recurre al maltrato para obtener resultados).

¿Cuáles son las utilidades de que los perros huelan el cáncer?

Podríamos decir que el ‘simple’ hecho de que puedan identificar el cáncer en primeras instancias es suficiente para implementarlo en hospitales o clínicas, pero este entrenamiento canino tiene otras ventajas o utilidades:

1. Es rápido, ya que el animal solo necesita olfatear muestras de fluidos corporales.

2. No es invasivo, porque no se requieren biopsias ni cirugías para analizar (en primera instancia).

3. Es económico en comparación con otros tratamientos médicos, aunque eso no significa que deban reemplazarse.

4. Es muy fiable y la detección es temprana, incluso en la llamada ‘fase cero’ antes de que sea identificable con otros métodos.

Hasta el momento, el olfato del perro puede identificar cáncer de mama, ovarios, vejiga, piel y pulmones, o por lo menos eso es lo que tenemos confirmado. Ellos tienen la capacidad de oler las células producidas por los tumores y eliminarlas a través de la orina, las heces o el sudor.

  • José Luis Ruiz Cerdá. (2015). AECCDetalleProyecto.