Todo sobre la cría de pastor alemán

Virginia Duque Mirón · 23 abril, 2018
Noble y obediente, esta raza precisará de una serie de condiciones para desarrollarse correctamente; su alimentación y educación son claves, pero convivir con una familia le ayudará a no volverse agresivo

El pastor alemán es una de las razas de perros más valoradas, no solo como perro de trabajo, sino también como mascota. Su carácter dócil y su sentido de la obediencia, entre otras cualidades, han hecho que muchos se aventuren a la cría del pastor alemán. Si es algo que te estás planteando, te damos unos consejos.

Normas y principios a tener en cuenta sobre la cría del pastor alemán

  • No buscar cachorros para la cría. Muchos que no saben cómo proceder, eligen la opción de pedir dos cachorros de pastor alemán con el fin de aparearlos más tarde. El problema que surge con este proceder es que en los cachorros no se notan ciertos defectos físicos que más tarde podrían transferir a sus descendientes. Lo mejor es tener dos perros adultos con pedigree puro y que se sepa que son ‘perfectos’.
  • El pedigree, de hecho, es uno de los factores más importantes a tener en cuenta, ya que este determinará si la personalidad del perro es la habitual: bravo, perseverante, valiente, inteligente y leal.
  • Aunque la ambición del hombre ha llevado a la cría en masa, esta no es una buena idea, especialmente para el pastor alemán. Por su personalidad y sus cualidades necesitan ser criados en un ambiente tranquilo y libre, pues de lo contrario podrían volverse ariscos e incluso agresivos.
  • Escuchar los consejos de los que saben es una idea acertada. Cuando una persona se inicia en el mundo de la cría, puede cometer errores comunes, especialmente por no dejarse guiar por los expertos. Una de las maneras en las que puedes tener éxito es siguiendo estos consejos que te estamos citando, pero también es beneficioso escuchar a veterinario u otros criadores.
  • La pureza de la sangre te permitirá criar perros puros. Es decir, aun teniendo pedigree podría ser que las tercera y cuarta generación anteriores no fueran 100% pastor alemán, o que tuvieran algún defecto que podría ser transmitido a futuras generaciones.
Cachorritos

Y también…

  • La alimentación es muy importante para que los cachorros se desarrollen con cualidades exquisitas. La genética aporta una parte, pero los cuidados posteriores juegan un papel clave en la cría del pastor alemán.
  • Un ambiente antinatural podría estropear todo lo demás. Los perros necesitan correr y sentirse libres para dar rienda suelta a su inteligencia, su valor y otras aptitudes. Enjaularlos podría incluso causarles enfermedades o hacerlos perros débiles e inseguros.
  • Recuerda que la calidad de los perros no se medirá únicamente por la apariencia física, aunque este también es un punto importante, ya que será lo primero que llame la atención a un posible adoptante. No obstante, lo que determinará su valía serán sus aptitudes y sus cualidades, las cuales se reforzarán por la reputación de las generaciones anteriores a ellos.

Cómo criar a un pastor alemán

El pastor alemán destaca por su nobleza y obediencia, pero eso no quiere decir que no haya que tener en cuenta ciertos preceptos a la hora de educarlo. Este perro, por su tamaño, necesitará ciertas pautas que debes inculcarle desde pequeño.

Socialízalo

Es vital para los pastores alemanes que se sientan integrados en un grupo, es decir, en una familia. Necesitan sentir el afecto de otras personas y otros animales. Si esto no sucediera, su carácter podría tornarse agresivo.

Socialización del pastor alemán

Si va a pasar mucho tiempo solo, necesitará juguetes u otros objetos con los que entretenerse, pues el aburrimiento podría conducirlo a conductas destructivas. Una mascota mas que fuera su compañera sería ideal para evitar esto.

Refuerzo positivo

A pesar de su nobleza, el pastor alemán sabe que es un perro poderoso y puede sentirse como tal si no ‘se le bajan los humos’, por decirlo de alguna manera. Es por tal razón que hay que enseñarle quién manda desde el primer momento y evitar actitudes dominantes con nosotros y con otros perros.

Cuidado con la alimentación

Aunque es un perro físicamente fuerte y que goza de buena salud, su estómago es sensible y delicado, motivo por el que debemos cuidar su alimentación en extremo. Un pienso de calidad y un control de las calorías consumidas es vital para el buen desarrollo.

El pastor alemán es uno de los mejores animales que podrás tener como mascota, y ya ves que solo tienes que seguir unos sencillos consejos para criarlo correctamente.