El león hispano, ese gran olvidado

Lo vemos en banderas históricas españolas, principalmente desde el reinado de los Reyes Católicos; se trata del león hispano, una figura que siempre ha infundido una mezcla de temor reverencial y de respeto entre los habitantes de la península ibérica

El león es un felino que está presente en la simbología de España desde la unión dinástica de los Reyes Católicos. Junto al toro, es la alegoría o personificación nacional zoomorfa del país ibérico. Esto puede parecer extraño, ya que en España no hay leones; sin embargo, no siempre fue así: los hubo y su presencia dejó huella en el imaginario colectivo.

El león, rey indiscutible de los animales, ha despertado desde el origen de los tiempos la admiración y el respeto de los seres humanos. Desde la época prehistórica el león generaba terror en nuestros antepasados. A continuación, veremos algunos elementos para entender mejor la historia del león hispano, ese gran olvidado.

Primeras representaciones del león en España

En la península ibérica, las primeras representaciones del león aparecen con las tribus íberas. En ese tiempo se usaba al rey de los felinos como inspiración para realizar las esculturas de piedra. Uno de los leones de piedra más famosos es el de Pozo Moro, en Albacete, que es parte de la esquina de un monumento funerario.

Entre las pruebas de la existencia física de leones en la península, está el descubrimiento de un esqueleto de león de las cavernas en excelente estado de conservación en la cueva de Arrikrutz (Guipúzcoa).

Existe también otro hallazgo insólito de los restos de un león devorado por un grupo de Homo heidelbergensis. En los huesos del animal se pueden ver claras señales de desollamiento y huellas de utensilios humanos; esto ocurrió hace aproximadamente 350 000 años.

El león en tiempos de griegos y romanos

El león siempre estuvo presente en los mitos y leyendas de los griegos. Se trata de una cuestión que parece muy natural si se toma en consideración que, en la época de Aristóteles (siglo IV a.C.), los rugidos de leones se escuchaban en la misma Atenas.

Los romanos fueron sin duda la civilización que más interactuó con los leones de la región mediterránea. Junto con otros animales salvajes, los leones eran protagonistas de los espectáculos que tenían lugar en los anfiteatros de la Antigua Roma.

León en Italia

El uso más ruin que se dio a estos felinos es el de ser instrumentos de ejecución. Los primeros cristianos siendo devorados por leones es una imagen que perdura en el imaginario colectivo.

Incluso cuando el león ya había desaparecido de Europa, tres siglos después de Aristóteles, los romanos seguían importándolos para satisfacer sus actividades de ocio. Una forma curiosa de utilizar leones consistía en amarrarlos a los carros de los vencedores.

El león hispano en los reinos cristianos

Cuando llegó la Edad Media, la imagen de los leones heredada de los romanos fue adoptada por varios reinos cristianos. Uno de los casos más representativos es el reino de León, con su felino color púrpura. Este león aparece por primera vez en las monedas acuñadas por el Emperador Alfonso VII, en 1126.

Este símbolo está considerado como uno de los primeros elementos heráldicos de Europa. Sin embargo, el uso del león hispano no fue exclusivo de los reyes cristianos. Una prueba de ello son los 12 leones tallados en la conocida fuente principal del patio de la Alhambra.

El ‘león de España’ en tiempos de Felipe II

Durante el reinado de Felipe II se extendió el uso del león como símbolo de la Monarquía Hispánica. En 1580, cuando Portugal fue anexado al Reino de León, este era el símbolo que volvía a unir a dos hermanos que habían sido separados de forma ilegal.

Uno de los episodios que se repitió mucho en la heráldica de esa época fue el de un enfrentamiento entre un león coronado y un dragón, este último símbolo de Portugal. El dragón evidentemente era vencido por el león, rey de los animales.

El león hispano como símbolo democrático

En la edad Contemporánea el león se transformó en el guardián de las instituciones democráticas. Prueba de ello son los dos leones situados en las puertas del Congreso de los Diputados en Madrid.

Animales: Congreso de los Diputados

Finalmente, después de la Guerra Civil el león quedó definitivamente apartado de la simbología española. Esto ocurrió debido a su asociación con el bando republicano. Actualmente el toro ibérico, entre otros animales, le ha robado el protagonismo al león en la representación icónica de España.