El kiwi ha sido rescatado de la extinción

Miguel Rodríguez · 7 julio, 2018
El ave nacional de Nueva Zelanda, una de las especies que no vuelan, estuvo a punto de desaparecer con la llegada de los británicos a la isla

El kiwi es una de las aves más particulares de nuestro planeta por diversos motivos. Al mismo tiempo, es la más simpática por su singular aspecto. Es lamentable que este animal haya sido cazado como trofeo a lo largo del siglo XIX y XX por los colonos ingleses, pero hoy podemos decir que el kiwi ha sido rescatado de una extinción segura.

Una isla particular

Como el título indica, este ave es uno de los emblemas de Nueva Zelanda, un pequeño país de Oceanía. Es mundialmente reconocido debido a que gran parte de la filmación de El señor de los anillos ocurrió allí.

Pero las curiosidades no quedan ahí. Se estima que hay más ovejas poblando la isla que personas en su tierra. Sin embargo, no hay nada que resalte más de este país que su fauna tan particular.

Como el país está aislado de gran parte del mundo, muchos de los animales que encontramos aquí son asombrosos, bien sea por la forma que tienen, o porque no han cambiado muchos a lo largo de los milenios.

Tal es el caso del kiwi, un ave de tamaño mediano con una forma bastante particular: de cuerpo ovalado, pico alargado, sin alas visibles, grandes patas, sin cola y plumas similares al pelo. En sus vestigios de alas, podemos encontrar algo muy peculiar: una especie de garra atrofiada.

Kiwi: animal de Nueva Zelanda

El ave nacional neozelandés

Hay cinco especies de kiwis habitando la isla en distintas partes: el marrón, rowi, tokoeka, roroa y enano moteado. Cada una de estas especies se encuentran en peligro al estar perdiendo sus espacios naturales. No solo esto sucede, pues los depredadores y la cacería han mermado los números de estas aves.

Los kiwis son animales nocturnos y omnívoros. Los insectos, su alimento favorito. De día suelen estar escondidos de sus depredadores naturales –el armiño– dentro de madrigueras bajo tierra. Un dato es que los kiwis tienen uno de los olfatos más desarrollados en todas las aves.

Además, los kiwis tienen la particularidad de empollar huevos tan grandes como su cuerpo. A veces, el huevo es tan grande dentro de la hembra que no permite que esta se alimente debido a que ocupa todo el espacio de su pequeño cuerpo.

Pero esto no queda aquí, los kiwis necesitan un mayor tiempo para empollar sus huevos. Esto es una ventaja y desventaja al mismo tiempo; es cierto que la población no aumentará en gran medida, pero el polluelo podrá defenderse más rápido en el entorno al salir del cascarón.

La situación con los kiwis es tan grave que se cree que en los años 90 solo habían 200 aves de cualquiera de las subespecies mencionadas. En la actualidad se estima que hay unas 68 000 aves viviendo en la isla, ya sea monitoreadas o no. Es lamentable decir que se están perdiendo un 2% de estas aves cada año, unas 20 aves por semana en promedio.

Kiwi: hábitat

Pese a la situación actual con su hábitat, hay diversas organizaciones en Nueva Zelanda que afirman que el kiwi ha sido rescatado de la extinción. Todo gracias a la educación en torno a estas aves en apoyo por el gobierno.

Cómo el kiwi ha sido rescatado de la extinción

Al ser el ave nacional del país, muchas personas están preocupadas por la población de esta. La cacería está penada y se monitorean los números de la población de forma constante. Incluso, la población indígena –los māori– consideran a este animal sagrado y protegido por el dios del bosque.

Para difundir mayor información acerca del cuidado de ellas, han aparecido grupos de conservación y educación sobre estas aves. Otorohanga kiwi house y Kiwis for kiwi son algunas de las organizaciones dedicadas a la preservación de estas aves.

El departamento de conservación –DOC por sus siglas en inglés– de Nueva Zelanda también tiene un programa en marcha para el rescate de kiwis. Tienen como meta controlar el número de depredadores en sus hábitats y un monitoreo de individuos; también buscan aumentar la cantidad de genes disponibles.

Kiwi: el ave que no vuela

Programas para el cuidado de kiwis

Desde el año 2000, el DOC ha designado diversas zonas denominadas ‘santuarios’ en los que los kiwis puedan vivir en paz. Existen tres en la isla del norte y otras dos en la isla del sur:

  • Whangarei Kiwi Sanctuary
  • Moehau Kiwi Sanctuary
  • Tongariro Forest Kiwi Sanctuary
  • Okarito Kiwi Sanctuary
  • Haast Tokoeka Kiwi Sanctuary

Estos santuarios, aparte de preservar la vida de estos animales, tienen como objetivo la ejecución de otros programas que el DOC controla junto a diversas organizaciones.

Tal es el caso de Operation nest egg, un programa en el que se recuperan los huevos de estas aves para criarlas en cautiverio hasta cierta edad. Una vez que el polluelo puede defenderse por su cuenta, se deja en libertad en alguno de estos sitios.

Gracias a ello, se puede decir que el kiwi ha sido rescatado, o al menos se encuentra en un proceso de recuperación. Solo queda poner de nuestra parte para evitar que vuelva a estar en peligro nuevamente.