El estrés de las ballenas en la Segunda Guerra Mundial

Eugenio Fernández · 3 diciembre, 2018
Un estudio a cargo de la Universidad de Texas ha investigado acerca del estrés de las ballenas del Atlántico y el Pacífico entre los años 1870 y 2016

El estrés de las ballenas y otros animales es algo que siempre ha preocupado cuando hablamos de animales en cautividad, pero cada vez más estudios se enfocan en preguntarse si los animales salvajes también sufren estrés de la mano del hombre.

Un estudio revela el estrés de las ballenas

Es sabido por muchos que las prospecciones sísmicas afectan a los cetáceos, pero un nuevo estudio señala que el estrés de las ballenas por parte de las actividades humanas comenzó mucho antes, en la Segunda Guerra Mundial.

El estudio liderado por la Universidad de Tejas, y publicado en Nature Communications, ha analizado el estrés de las ballenas del Pacífico y el Atlántico entre 1870 y 2016. En concreto, las especies estudiadas han sido la ballena azul, la ballena jorobada y el rorcual común, que son algunas de las ballenas más conocidas.

Estrés de las ballenas

¿Cómo se mide el estrés de las ballenas?

Esta clase de estudios suelen ser complicados de desarrollar, ya que requieren la toma de muestras de sangre que ya de por sí estresan a los animales. Sin embargo, en este caso se ha usado cerumen de ballena, el cual forma tapones en el oído con capas que permiten tanto estimar la edad de los animales como medir el cortisol.

Normalmente, estos tapones han sido usados para estimar la edad de los animales: de forma similar a los anillos de un árbol, cada capa de cera representa meses de vida de la ballena. Incluso se pueden distinguir períodos de alimentación de los de migración gracias a los colores de las capas, por lo que también se pueden entender muchos datos de la historia vital de estos enormes animales.

Gracias a la presencia de restos de ballena en museos de todo el mundo, ha sido posible realizar estudios de este tipo sin molestar a los grandes cetáceos en su hábitat natural, lo que supone un avance en este tipo de estudios con fauna silvestre.

El cortisol ha sido usado en cientos de estudios para medir el estrés, y en este caso se ha comprobado que los niveles de cortisol se elevaron en los 60, una de las décadas con mayor auge de balleneros. De igual manera, el estrés también se hizo patente entre los años 20 y 30, otra importante época de la caza de ballenas en la que sus censos descendieron de forma considerable.

Balleneros vascos: viaje

El estrés de las ballenas en la Segunda Guerra Mundial

Sin embargo, los investigadores se han visto especialmente sorprendidos al comprobar los niveles de estrés de las ballenas durante la Segunda Guerra Mundial. Las guerras afectan a los animales, aunque durante esa época se estuviese dando un descenso de la actividad ballenera.

Y es que parece que la presencia de batallas navales, submarinos o detonaciones bajo el agua también pudo causar estrés en estos animales. Otro de los datos que ha sorprendido a los investigadores es el hecho de que actualmente el estrés de las ballenas está en aumento, pese a que desde los 70 el descenso de la caza de ballenas ha sido enorme.

Los investigadores sospechan que uno de los motivos por los que las actividades humanas no ligadas a la caza de ballenas, como la presencia de buques de guerra o navíos mercantes, es el hecho de que las ballenas asociaban los barcos humanos con ataques a su especie.

Las ballenas son importantes animales para monitorizar las actividades humanas, y este estudio revela que seguimos causando un tremendo impacto en los cetáceos aunque apenas les estemos cazando.

Trumble, S. J., Norman, S. A., Crain, D. D., Mansouri, F., Winfield, Z. C., Sabin, R., ... & Usenko, S. (2018). Baleen whale cortisol levels reveal a physiological response to 20th century whaling. Nature communications9(1), 4587.