El delfín meridional

Laura Huelin · 24 febrero, 2018
Se trata de un cetáceo que es complicado de avistar por vivir en el polo sur y por su carácter huidizo; las características más destacadas de esta especie son su cuerpo bicolor y el hecho de que carece de aleta dorsal

El delfín meridional, también conocido como delfín liso, habita en el hemisferio sur, en las aguas cercanas a la Antártida. Pero esa no es su gran característica distintiva: te lo contamos todo sobre este mamífero marino.

Características del delfín meridional

El delfín meridional es un cetáceo ododento y carnívoro que vive en la parte más al sur de los océanos. No es fácil verlo y todavía desconocemos muchos datos de su vida y sus costumbres, ya que es un animal rápido y esquivo.

Sabemos que es un delfín de un tamaño mediano: miden entre dos y tres metros de largo y pesan un poco menos de 100 kilogramos. En cuanto a tamaño total, no se diferencian demasiado de los delfines mulares, los que solemos ver en fotos o delfinarios.

Sin embargo, tienen algunas grandes diferencias respecto a estos delfines: carecen de aleta dorsal. Esto es: no tienen la aleta que casi todos los cetáceos llevan sobre la espalda. Además, su morro es más chato, la cabeza un poco más pequeña y las aletas laterales son redondeadas.

En cuanto a colores, el delfín meridional también es llamativo: la parte inferior de su cuerpo, las aletas y la cabeza son de color blanco; la parte superior de su cuerpo y la aleta trasera son de color negro. Sus colores recuerdan a su lejano pariente, la orca.

Comportamiento del delfín meridional

El delfín meridional es un cetáceo ododento, es decir, que tiene dientes. Es un animal carnívoro que se alimenta sobre todo de calamares, peces y pulpos. Al igual que otros cetáceos, son animales inteligentes que pueden desarrollar estrategias para pescar en grupo.

Estos animales viven en grupos de todo tamaño. Se han visto viajando colonias de pocos ejemplares, pero también se conocen grupos de unos 1 000 individuos. Pero estos grupos no están formados únicamente por delfines lisos, sino que se llevan bien con otros animales, como calderones u otras especies de delfines.

Cada grupo tiene un carácter diferente. Hay algunos grupos tímidos que rehúsan acercarse a los barcos, mientras que otros son más extrovertidos y se dejan ver, cuando no se acercan a jugar.

Gracias a su cuerpo hidrodinámico son una de las especies de delfines que más velocidad pueden alcanzar nadando: se han llegado a registrar velocidades de 60 kilómetros a la hora.

Debido a su velocidad, cuando salen del agua no suelen dar saltos altos: en cambio, prefieren hacer un alarde de potencia y saltan a lo largo, y despegan un poco el cuerpo del agua y recorren una gran distancia.

Hábitat del delfín meridional

El delfín meridional vive en el hemisferio sur; tiene un pariente cercano, el delfín septentrional, que vive en la mitad norte de nuestro planeta. Se diferencian por su hábitat y sus colores, pero ambos carecen de aleta dorsal.

Delfín meridional sin aleta
Fuente: http://www.infogate.cl/

En el hemisferio sur, se le puede encontrar en las aguas más frías: su hábitat rodea la Antártida en su totalidad. Se producen avistamientos tanto en las costas de Argentina como en las de Nueva Zelanda, y también en Sudáfrica.

En Sudamérica pueden aparecer en las costas de Argentina, en las islas Malvinas y en algunas ocasiones suben hacia Chile. Sin embargo, suelen ser animales tímidos que pocas veces se acercan a la costa: la mayor parte de avistamientos los registran las embarcaciones balleneras.

Conservación del delfín meridional

No existen datos suficientes para poder calcular su población y la salud de esta: es decir, no se sabe si está en peligro de extinción o no. Por suerte, parece no haber grandes amenazas cerniéndose sobre el delfín meridional.

Sus depredadores naturales son los tiburones y apenas sufre caza por parte de los humanos. En ocasiones termina enredado en los aparejos de pesca, y su carne es apreciada para ser usada como cebo para cangrejos.

De todas maneras, se le ha tenido en cuenta y se le ha incluido en diferentes tratados internacionales sobre la conservación de las especies marinas. Cuando se haya podido estudiar más y se sepa cuántos delfines meridionales existen, se podrá decidir levantar la alerta o seguir protegiéndolo.

El delfín meridional es el único de su familia sin aleta dorsal que vive en el hemisferio sur. Tenemos pocos datos sobre su vida y el tamaño de sus poblaciones, pero gracias a que es un animal tímido y no se acerca a la costa no parece estar en peligro inminente.