El cerdo hormiguero: aliado silencioso de la biodiversidad

Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
14 junio, 2019
El cerdo hormiguero es un animal con un aspecto curioso y hábitos nocturnos y, como su nombre indica, se alimenta principalmente de hormigas y termitas, y pasa su tiempo excavando complejos ecosistemas en las madrigueras; descubre cómo estas madrigueras representan un refugio para muchos animales africanos

El cerdo hormiguero es un animal con un aspecto extremadamente inusual. ¿Puedes imaginar un animal con hocico porcino, orejas de conejo y el cuerpo rematado con cola de canguro? Aunque sea difícil de imaginar, esta clase de animal existe.

El nombre científico del cerdo hormiguero es Orycteropus afer. Al ser una especie nativa del continente africano, también se la conoce con otros nombres como aardvark. En este artículo descubrirás las características de este interesante animal.

Características principales del cerdo hormiguero

Para un observador casual, el cerdo hormiguero puede llegar a ser confundido con un cerdo doméstico. Sin embargo, es más pequeño, tiene una piel mas gruesa y no tiene grasa subcutánea.

El aardvark adulto pesa entre 60 y 80 kilos. Su rasgo característico es la extraña combinación de nariz larga, orejas de conejo y una cola de canguro. Tiene una piel gruesa, casi sin vello, que le protege del calor del sol y de ser dañados por las picaduras de los insectos que come.

A diferencia de otras especies, las extremidades anteriores de este cerdo tienen cuatro dedos y las posteriores cinco dedos. Mas allá del número de dedos, lo importante es que los cerdos hormigueros tienen fuertes garras en cada una de sus patas.

Cerdo hormiguero: características

La forma de pala de sus garras, junto con el hecho de que sus patas traseras son más largas que sus patas delanteras, le ayudan desplazarse dentro de la madriguera.

Tienen orejas tubulares, similares a las del conejo. Su forma le ayuda a tener un oído muy fino. Los aardvark pueden poner sus orejas de punta, pero también pueden plegarlas para evitar que la suciedad entre en ellas cuando están desplazándose bajo tierra.

Tiene un hocico parecido al del cerdo común. Su afilado hocico le proporciona un gran sentido del olfato y su larga lengua viscosa –de unos 45 centímetros– le permite alcanzar sus presas. La densa maraña de pelo de sus orificios nasales evita que le entre polvo mientras excava.

Hábitos del cerdo hormiguero

Son animales bastante tranquilos, de hábitos nocturnos, y es que pasan el día dentro de madrigueras subterráneas. Sale a la superficie por la noche y, entonces, se sirven de su agudo sentido del olfato para rastrear hormigas y termitas

Los cerdos hormigueros son mirmecófagos, lo que significa que comen hormigas y termitas. También se sabe que comen las pupas de escarabajos y otros insectos de vez en cuando. Estos mamíferos pasan casi todo el tiempo buscando alimento y deben alimentarse de muchos nidos de hormigas y termitas cada noche.

Cerdo hormiguero alimentándose

Su técnica de caza consiste en destrozar el hormiguero o termitero con las patas delanteras. Así, se dedica a excavar buscando hormigas que succiona con la lengua pegajosa.

Como puedes adivinar, el cerdo hormiguero es un excavador muy hábil, que puede hacer madrigueras con una amplia red de túneles. A veces, los túneles alcanzan hasta 10 metros de largo alrededor de su área de distribución. Otras veces son más cortos y suponen solo un refugio temporal.

Hábitat y distribución geográfica

El aardvark es originario de África y en la actualidad vive entre Egipto y el sur de Etiopía. Además, se encuentra ampliamente en el sur de África y el África subsahariana, pero se desconoce su densidad poblacional actual. Cabe señalar que habitan dondequiera que el suelo se adapte a su estilo de vida de madriguera.

Apareamiento y reproducción

Los cerdos hormigueros son animales solitarios y se comunican principalmente por el olor. En sus genitales tienen glándulas que secretan un poderoso almizcle, y también tienen glándulas aromáticas en sus codos y caderas.

Dan a luz a una cría al año y la gestación dura un periodo de unos siete meses, mientras que el periodo de lactancia se alarga hasta los tres meses de edad, cuando comienzan a comer insectos. Alrededor de los dos años, alcanzan la madurez sexual y pueden vivir un promedio de 18 años.

Estado de conservación

El cerdo hormiguero está clasificado como de menor preocupación por la Lista Roja de especies UICN de 2014. Sin embargo, su hábitat ha sido destruido en muchas áreas agrícolas.

Aardvark

Este animal tiene varios enemigos naturales. Entre ellos están los perros, guepardos, leopardos, leones y jabalíes, que se comen a los sujetos más jóvenes. Para protegerse contra tales enemigos, tienen varias líneas de defensa: pueden correr y esconderse, o defenderse con su cola y sus largas garras.

El hombre es su peor enemigo, pues los mata para comerlos, para aprovechar su piel dura o para usarlos como amuletos de buena suerte. A menudo, son cazados por granjeros y rancheros que encuentran incómoda o peligrosa su excavación de agujeros en sus tierras. Además, el cultivo y el uso de pesticidas ha resultado en la eliminación de su fuente de alimento en extensas áreas.

Amigos y enemigos

Los cerdos hormigueros reducen la población de termitas, lo que beneficia a los cultivos y la disponibilidad de la capa de hierba, lo que viene bien a otros herbívoros.

Aunque los cerdos hormigueros no interactúan directamente con otras especies, indirectamente sí tienen un impacto a través de la construcción de madrigueras. Las madrigueras que excavan proporcionan hábitats para otras especies animales que son sensibles a cambios de temperatura. Es así como los cerdos hormigueros desempeñan un papel crucial en el ecosistema en su conjunto.

Además, estas madrigueras brindan refugio para dormir a muchos otros animales que no pueden cavar. Esto incluye a jabalíes, puercoespines, chacales y felinos. Incluso se sabe que son usados como refugios por los murciélagos.

  • Taylor, A. & Lehmann, T. (2015) Orycteropus afer. The IUCN Red List of Threatened Species 2015: e.T41504A21286437.
  • Taylor, W.A. (2013) Orycteropus afer Aardvark. In: J.S. Kingdon, D.H.D. Happold, M. Hoffmann, T. Butynski, M. Happold and J. Kalina (eds), Mammals of Africa. Volume I. Introductory Chapters and Afrotheria, pp. 290-295. Bloomsbury Publishing, London.
  • Taylor, W.A. Skinner, J.D. (2003). Activity patterns, home ranges and burrow utilization of aardvark (Orycteropus after) in the Karoo. Journal of Zoology (London) 261: 291-297.
  • Van Aarde, R.J. (1984). Aardvark. In Macdonald, David, The Encyclopedia of Mammals. New York, NY: Facts on File Publications.
  • Whittington-Jones, G.M. (2006). The role of aardvarks (Orycteropus afer) as ecosystem engineers in arid and semi-arid landscapes of South Africa. Thesis, Rhodes University.