El bobtail japonés, el gato de la buena suerte

Francisco María García · 11 enero, 2019
En torno al bobtail japonés circulan una serie de leyendas de los nipones; llama la atención su cola con forma de pompón

El bobtail japonés, el gato de la buena suerte, está rodeado de muchas leyendas y tradiciones; es un animal amante de la diversión y da buena suerte a todo aquel que tiene contacto con él.

Estos felinos son venerados por los japoneses, que les adjudican el poder de atraer la buena fortuna. Realmente no se sabe a ciencia cierta cuándo y dónde se desarrolló el bobtail, pero esta raza lleva siglos formando parte de la cultura oriental.

Leyendas sobre el origen del bobtail japonés o gato de la buena suerte

Cuenta la leyenda que una pequeña gata de cola corta llamada Maneki-Neko saludaba a los transeúntes a su paso; estas personas aseguraban que, cuando esto ocurría, tendrían con seguridad un gran día.

Gracias a esta leyenda, una representación de Maneki-Neko saludando en señal de bienvenida está en la parte frontal del Templo Gotokuji en Tokio. La idea es garantizar buena suerte a todo aquel que la ve.

Otra versión conocida de su origen cuenta sobre un gato dormido cuya cola se incendió por la chispa de una fogata cercana. El gato corrió con su cola en llamas por toda la ciudad imperial e incendiando todo a su paso. El emperador decretó, muy molesto, que todos los gatos deberían tener sus colas cortadas y así evitar un nuevo desastre.

Bobtail japonés: características

Características distintivas del bobtail japonés

Los gatos domésticos fueron introducidos desde China y Corea al Japón en el siglo VI. Las peculiares características del bobtail japonés, gatos tricolores de colas de pompón, adornaban serigrafías y grabados de los palacios imperiales en el siglo XVII.

Su muñón de cola es muy similar a un pompón, y es el resultado de una mutación genética natural. Poseen una cabeza triangular, con pómulos altos, de nariz larga, con ojos ovalados.

Las patas traseras de este bello ejemplar son ligeramente más largas que las patas delanteras, lo que les da una singular y elegante forma de caminar.

El bobtail japonés, el gato de la buena suerte, es pequeño, con un peso aproximado entre 2,5 y 4,5 kilos. Su pelaje es muy suave y puede ser largo o corto. Posee una gran variedad de colores y patrones.

Bobtail japonés: cuidados

Razones para tener un bobtail japonés

Si te has animado a tener como mascota un bobtail japonés, estas razones terminarán de convencerte:

  • Es activo e inteligente.
  • Le encanta jugar.
  • Es muy curioso, audaz y siempre está alerta.
  • Se comunican a través de una amplia variedad de sonidos, chirridos y maullidos.
  • Son gatos extrovertidos que se llevan bien con los niños, y con otras mascotas, especialmente los perros.
  • Se adaptan con facilidad a nuevas personas y situaciones.
  • Son excelentes compañeras, pues desean involucrarse con sus compañeros humanos.

Algunas sugerencias para tener un bobtail japonés

El gato bobtail japonés de la buena suerte tiene una esperanza de vida de entre 9 y 15 años; puede incluso alcanzar los 18 años si está bien cuidado y con una alimentación adecuada.

Es recomendable cepillar su pelaje al menos dos veces por semana; en primavera y otoño habrá que hacerlo más a menudo. Es importante recortar sus uñas con regularidad.

Aunque no requiere cuidados especiales, es preciso tener en cuenta ciertas cosas: mantenerlo dentro de casa, para protegerlo de los coches, de enfermedades de otros gatos y ataques de animales cercanos.

Tips para cuidar un bobtail japonés

Con estos consejos podrás cuidar de forma adecuada a tu bobtail japonés:

  1. Es muy importante mantener limpia la caja de arena; eso evitará enfermedades comunes en los gatos como las alergias. Es recomendable limpiar la caja diariamente y cambiar la arena por completo una vez a la semana.
  2. Ubicar la caja de arena del gato es una elección difícil; lo más adecuado es en un lugar tranquilo, alejado del tránsito diario de la casa.
  3. El bobtail debe ser alimentado con comida de muy buena calidad. La comida seca para gatos debe contener al menos el 70 % de proteína; otra opción es la comida húmeda enlatada.
  4. Si la elección va por la comida natural, el pescado cocido sin espinas es muy bien recibido por el bobtail japonés.

Como dato anecdótico, recordemos que el bobtail japonés, el gato de la buena suerte, inspiró la creación de la popular Hello Kitty: un personaje cuya fama ha trascendido al paso del tiempo.