Draco volans: ¿un hijo perdido de Daenerys Targaryen?

26 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
El Draco volans también es conocido como el dragón volador. Este utiliza unas membranas patagiales en forma de alas que se sostienen a sus costillas torácicas alargadas.

Sin duda, corretear por el suelo del bosque, donde acechan los depredadores, puede ser peligroso. Por esta razón, durante miles de años, el Draco volans o dragón volador común ha superado este riesgo adaptando su cuerpo a la capacidad de vuelo.

El Draco volans es una especie de lagarto endémica del sudeste asiático. Al igual que otros miembros del género Draco, estos reptiles son famosos por planear magistralmente en el aire. Lo logran usando extensiones laterales de piel en forma de alas, llamadas patagias.

¿Qué rasgos hacen posible el vuelo del Draco volans?

En primer lugar, es necesario hacer mención de las «alas» que posee el animal a lo largo de los lados del cuerpo. Estos dragones voladores tienen un conjunto de costillas alargadas, que pueden extender y retraer. Entre estas costillas poseen una serie de pliegues de piel, que descansan planos contra el cuerpo cuando no están en uso.

Cuando el reptil emprende el vuelo —o mejor dicho, planeo—, estas membranas se despliegan y actúan como alas. El Draco volans usa su cola larga y delgada para dirigirse y cada salto al vacío puede transportarlo hasta 9 metros de distancia.

Un lagarto volador que va a saltar.

Pero no es esta no es la única estructura que ayuda al vuelo de este animal. Recientemente, un estudio determinó que el dragón une sus extremidades anteriores al borde delantero de la membrana patagio mientras está en el aire. Esta unión, en la práctica, forma un tipo de ala compuesta, hasta ahora desconocida.

Estas observaciones sugieren que el perfil aerodinámico del reptil se controla mediante los movimientos de las extremidades anteriores. Los dragones también tienen un colgajo de piel llamado papada, que se encuentra debajo de la cabeza. Los machos usan este tejido para espantar a otros machos y durante las exhibiciones de cortejo.

Coloración de la piel del Draco volans

La especie se distingue de otros Dracos por las hileras de manchas marrones rectangulares en la parte superior de las membranas del ala y las manchas negras en su parte inferior. Los machos tiene una papada larga y puntiaguda, de color amarillo brillante.

Otro carácter masculino típico en la especie es un color azulado en el lado ventral de las alas y marrón en el lado dorsal. Las hembras son ligeramente diferentes en que la papada es más pequeña y de color gris azulado. Además, el lado ventral de las alas es amarillo.

¿Qué tamaño tiene este dragón volador?

Este lagarto tiene su cuerpo particularmente alargado. El macho adulto mide aproximadamente 19,5 centímetros de longitud, mientras que la hembra alcanza los 21,2 centímetros. Esto incluye la longitud de la cola larga y delgada —de 11,4 y 13,2 centímetros en machos y hembras, respectivamente—.

¿Dónde habita el Draco volans?

Es fácil imaginar que este lagarto se desarrolló en selvas, que le proporcionaron una cantidad adecuada de árboles para practicar su vuelo. Así, el hábitat de esta especie se encuentra en las selvas tropicales del sur de la India y el sudeste asiático. Esto incluye las Islas Filipinas y Borneo.

Hábitos alimenticios del Draco volans

Este lagarto es generalmente un insectívoro, pues su dieta se basa principalmente en pequeñas hormigas y termitas. Además, se describe como un depredador de sentarse y esperar, lo que significa que generalmente se tumbará al lado del tronco de un árbol y aguardará a que las hormigas lleguen a él.

Cuando la hormiga o la termita está lo suficientemente cerca, la lagartija puede comérsela sin mover su propio cuerpo.

El comportamiento del dragón

Los machos son altamente territoriales y usan su capacidad de planear para perseguir a los rivales de los 2 o 3 árboles que reclaman como propios. Por lo demás, aunque los Dracos generalmente evitan ir al suelo, las hembras aún deben descender para depositar los huevos.

La hembra del Draco volans usa su hocico puntiagudo para crear un pequeño agujero en el suelo —donde pone unos 5 huevos— y luego lo cubre con tierra. Ella permanece en el suelo durante aproximadamente 24 horas, vigilando ferozmente el nido, y luego regresa a los árboles y deja los huevos a su suerte.

Un ejemplar de draco volans sobre una rama.

¿Está en peligro este dragón?

Afortunadamente, este lagarto es una especie común en el sudeste asiático y no figura en la Lista Roja de la Unión para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) como amenazada en este momento. Los humanos no comen la lagartija voladora pues, de hecho, muchas personas filipinas creen que esta especie es venenosa. Sin embargo, esto es falso.

Por lo tanto, el único beneficio para las personas que reporta este animal es el valor estético de ver a una especie tan colorida de lagarto tomar vuelo. Esperemos que se siga manteniendo lejos de la caza con motivos recreativos.

  • Dehling, J. M. (2017). How lizards fly: A novel type of wing in animals. PloS one, 12(12).
  • Quah, E., Grismer, L. & McGuire, J. (2018). Draco volans . The IUCN Red List of Threatened Species 2018: e.T99929352A99929358. Downloaded on 18 March 2020. https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2018-2.RLTS.T99929352A99929358.en
  • Card, Winston C. (1994). Draco Volans Reproduction. Herpetological Review 25(2) p.65.