¿Existen discotecas para perros?

En Nueva York, en pleno Manhattan, hay un local que funciona de día como guardería, con masajes, peluquería, sala de meditación, de cine… Pero lo mejor llega por la noche: la antigua fábrica de tabacos se convierte en una de las primeras discotecas perrunas.

Se puede disfrutar de bebidas de todo tipo, pero sin alcohol. Los humanos acompañantes pueden elegir entre quedarse en la sala de espera (donde hay máquina de café, periódicos del día y unos cuantos iPads para entretenerse), dejando las mascotas a cargo de varios cuidadores, o entrar dentro y participar del baile si estamos contentos.

El espacio del local es amplio para que los canes que están de fiesta lo pasen bien: 300 metros cuadrados. Para hacerse socio bastan unos 300 dólares al año.

El club-discoteca está abierto desde las siete de la tarde hasta la medianoche. Así, las mascotas pueden divertirse a sus anchas mientras sus dueños cumplen con su agenda social.

Buscando nuevos espacios y discotecas perrunas

Se ha calculado que en Manhattan hay al menos 500.000 perros y la mayoría viven en espacios demasiado reducidos para sus necesidades. Se trataba, por tanto, de encontrar un local que sirviera de diversión para ellos, de fomento de relaciones sociales para los propietarios, y todo ello al son de la música. Social, perruno y divertido. Es decir, las discotecas para canes.

Igual que ocurre en los clubs para personas, hay clientes VIP, que acuden varias veces a la semana y tienen el merecido reconocimiento de los propietarios del local.

En Londres, los zoos pueden ser discotecas

Algunos vecinos del zoológico de Londres se han molestado cuando se han ido enterando de los planes que tiene el lugar para hacer una “discoteca con animales”. Zoo Enterprises Ltd, que así se llama la empresa, ha solicitado al consejo de Westminster una licencia para servir alcohol y realizar conciertos, eventos deportivos y proyecciones de películas hasta las 2 de la madrugada, siete días a la semana, con un máximo de 15.000 asistentes.

A esta iniciativa han reaccionado más de 100 personas, vecinas de la zona, diciendo que esta propuesta supondría romper la tranquilidad del vecindario alrededor del zoo, Regent Park y Primrose Hill. La policía y el vecindario de Camden también han registrado preocupaciones.

Las voces que se han alzado en contra de esta iniciativa argumentan que puede alterarse el orden público y ello causará un gran impacto en la seguridad pública.

Incidencias en el zoo

Este zoo que quiere convertirse en discoteca nocturna ha sido fuente de diversos altercados, lo que supone una preocupación más en la gente de la zona. Entre los incidentes que han ido ocurriendo en el zoológico de Londres, está el caso de un hombre que vertió cerveza sobre un tigre. Otro, según informan, se quitó la ropa y trató de darse un baño en la piscina de los pingüinos.

Y eso sin contar la gran cantidad de mariposas aplastadas, además del estrés que sufren los animales por la falta de sueño debido a los sonidos fuertes y las luces del flash al tomar fotografías.

La propia Policía Metropolitana de Londres ha afirmado estar preocupada por este tipo de comportamientos molestos que alteran de forma grave la seguridad pública.

Sin embargo, para todas estas quejas, este Zoo ha fomentado la puesta en marcha de una línea telefónica de emergencia para hacer frente a los problemas de comportamiento antisocial.

En palabras del propio director del Zoo de Londres, Rich Storton,  “No hay intención alguna de modificar el uso actual de ZSL London Zoo o aumentar el número o la capacidad de los nocturnos eventos al aire libre”. “Hemos trabajado duro para asegurarnos de que nuestros vecinos estén tranquilos hasta la fecha, incluyendo la convocatoria de consulta pública para los residentes locales para que se reúnan con nosotros y hablar de la aplicación”.

“Tenemos una larga historia de albergar eventos privados como bodas y bar mitzvah, que proporcionan ingresos vitales para nuestro trabajo de conservación. Esto es simplemente una actualización de nuestros acuerdos de licencia existentes y los que sugieren que lo que estamos proponiendo equivale a una ‘discoteca al aire libre’ es totalmente incorrecta”.

¿Pueden los perros bailar?

La respuesta es sí. La música puede conseguir que nuestro amigo se relaje, calme su ansiedad y alegre su estado de ánimo. E incluso que haga algo parecido a bailar.

La música más apreciada por los perros es la música clásica, la cual tiene la capacidad, también en humanos, de despertar los cinco sentidos y mover emociones.

Categorías: Animales domésticos Etiquetas:
Te puede gustar