Diferencias entre canguro y wallaby

Los dientes premolares de ambos animales tiene una forma aplanada que les sirve para triturar su comida. Los canguros no suelen usar mucho estas estructuras, por lo que conforme crecen las pierden.
Diferencias entre canguro y wallaby
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 24 diciembre, 2021

Los marsupiales son un grupo peculiar que se caracteriza por presentar una bolsa con la que amamantan a sus crías. La mayoría de ellos se encuentran en Australia, por lo que se han convertido en las especies insignia del país. El canguro y el wallaby son los organismos más conocidos, aunque las diferencias entre ambos son muy pocas.

Los términos canguro y wallaby se usan de manera indistinta para describir a varias especies del grupo de los macropódidos. Esto significa que no representan una categoría taxonómica formal, lo cual crea conflictos al intentar diferenciar entre ambos. Sigue leyendo este espacio para que conozcas cómo identificar a cada uno de ellos.

¿Un canguro o un wallaby?

Ambos términos se refieren a varias especies de mamíferos que se caracterizan por presentar pies largos y pelajes frondosos. Las diferencias entre ellos no son tan grandes, por lo que puede ser confuso clasificar a cada uno de estos mamíferos marsupiales como wallaby o canguro sin antes conocerlos un poco.

La popularidad de estos organismos ha permitido generar ciertas reglas para distinguirlos. Sin embargo, a nivel taxonómico las diferencias entre el canguro y el wallaby suelen estar muy poco claras. Por ejemplo, el género Macropus tiene entre sus filas al canguro rojo, pero también agrupa al wallaby de cuello rojo. El uso de estos términos parece indicar que son especies distantes, cuando en realidad son parientes cercanos.

Un canguro gris oriental.
Un canguro madre con su hija.

¿Cómo puedo distinguir entre el canguro y el wallaby?

Las diferencias entre el wallaby y el canguro se basan casi por completo en la apariencia física de los organismos. Gracias a esto, es posible clasificarlos con solo observarlos a la distancia. Los puntos más importantes que se suelen tomar en cuenta son su tamaño, la forma de su cuerpo, el color, las características de sus dientes y su longevidad.

Tamaño

Esta es la diferencia más evidente entre ambos organismos, ya que los canguros pueden sobrepasar los 1,5 metros de altura y alcanzar pesos de 90 kilogramos. En el caso de los wallabies, su tamaño no rebasa el metro de altura y su peso apenas llega a los 20 kilogramos. Este es el rasgo más perceptible y permite identificarlos de manera sencilla.

Por ejemplo, el wallaby de bennet (Macropus rufogriseus) es la especie más grande de su grupo, mide cerca de 90 centímetros de altura y pesa alrededor de 20 kilogramos. En comparación, el canguro rojo (Macropus rufus) es el marsupial más grande que existe, puede superar los 2 metros de altura y sobre pasa los 90 kilos de peso.

Forma de su cuerpo

Aunque el aspecto de los 2 marsupiales es bastante parecido, la forma de sus extremidades tiene ciertas diferencias que van asociadas a su forma de vida. El canguro porta unas piernas grandes y alargadas que le sirven para recorrer grandes distancias con sus saltos. Por el contrario, el wallaby tiene pies más compactos que le permiten maniobrar entre los árboles.

Esto podría verse también como si los ualabíes estuvieran más “cerca del suelo”, mientras que los canguros tienen una apariencia más erguida y alta. La característica que se modifica para crear esta diferencia es la distancia que existe entre las rodillas y los tobillos.

Color

El pelaje de los macropódidos no es tan diferente entre los integrantes del grupo. Sin embargo, existen pequeñas diferencias que permiten identificar a los ejemplares. Los canguros exhiben una coloración gris o café uniforme, mientras que los ualabíes presentan tonalidades combinadas de dos o tres colores.

Dientes

Este aspecto es quizá uno de los más complicados de identificar, pues no se puede tomar al animal y abrirle la boca sin más para registrarlo. No obstante, la diferencia en su dieta provoca que estos animales tengan dentaduras un poco distintas entre sí. Esto ocasiona que los canguros se distingan por presentar dientes curvos y filosos, mientras que la dentadura de los ualabíes es más aplanada.

Los cambios en la forma de los dientes están determinados por la fuente de sus alimentos. El canguro prefiere alimentarse de pastizales y necesita dientes filosos para cortarlo. Los ualabíes comen las hojas que se encuentran en los bosques, por lo que precisan una dentadura plana para triturarlas.

Longevidad

Aunque esta característica no es fácil de observar a simple vista, también es algo que permite distinguir entre ambos marsupiales. La vida promedio del wallaby es de entre 11 y 14 años, lo cual contrasta con los 15 o 20 años que viven los canguros. Estos datos están muy asociados a las condiciones de su hábitat, ya que eventos como las sequías afectan de manera negativa la longevidad de los ejemplares.

Un wallaby sobre un fondo blanco.
Un wallaby.

Los canguros y los ualabíes son animales asombrosos que tienen pocas diferencias entre sí, pero se les puede reconocer con facilidad por su diferencia de tamaño. A pesar de esto, son parientes tan cercanos que a nivel taxonómico no suelen existir demasiadas distinciones. Esto no significa que esté mal llamarlos por estos términos, sino que son nombres coloquiales que sirven bien para identificarlos sin muchas complicaciones.

Te podría interesar...
¿Cómo nacen los canguros?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo nacen los canguros?

Los canguros y otros marsupiales nacen mediante un proceso muy diferente al del resto de mamíferos. El marsupio juega un papel importante.



  • Higginbottom, K. (1989). Macropod Studies at Wallaby Creek. Viil. Capture of Wild Red-Necked Wallabies by'blow-Darting'. Wildlife Research, 16(2), 173-178.
  • Caughley, G. (1964). Social organization and daily activity of the red kangaroo and the grey kangaroo. Journal of Mammalogy, 45(3), 429-436.
  • Bilton, A. D., & Croft, D. B. (2004). Lifetime reproductive success in a population of female red kangaroos Macropus rufus in the sheep rangelands of western New South Wales: Environmental effects and population dynamics. Australian Mammalogy, 26(1), 45-60.
  • Hume, I, Jarman, P., Renfree, M. & Temple-Smith, P. (1989) Fauna of Australia Macropodidae in Walton, D. & Richardson, Fauna of Australia (Volume 1B). AGPS Canberra.