Depresión en los loros: causas, síntomas y tratamiento

Francisco María García 23 octubre, 2017

Los animales también sufren de estrés emocional. El género de las aves es uno de los más vulnerables psicológicamente hablando. La depresión en los loros existe y es muy recurrente, aunque los propios dueños lo ignoren.

El mínimo cambio de dinámica puede ser suficiente para generar cuadros de ansiedad considerables en un loro. En ocasiones, el desconocimiento de esta exuberante especie hace que sus amos les coloquen en situaciones difíciles de soportar.

Son muchas las causas de este mal, contados los síntomas, y bastante limitados los tratamientos.

El loro triste: 3 tipos de causas

Los loros pueden sufrir de ansiedad por separación, lo cual los ubica como animales muy nostálgicos y apegados a quienes les rodean. Si su pareja muere o su dueño los abandona, el efecto más directo será la autodestrucción. Abandonarán su alimentación. Sacarlos de su ambiente natural puede ser letal.

Pero las razones de su sufrimiento no están relacionadas únicamente al apego. Otra causa que puede alterar a estas aves son los eventos traumáticos que experimentan de forma repentina. La necesidad de realizar un vuelo repentino o el simple hecho de escuchar un sonido estruendoso les estresa. El susto genera alteraciones en su sistema nervioso.

Loro rojo

Otro tipo de causas tiene que ver con su interacción con el exterior. Si son sometidos a ambientes extremadamente fríos, corrientes de viento repentinas o jaulas muy estrechas, también pueden sentirse depresivos y encerrados.

Los síntomas de la depresión

Un simple aleteo puede ser señal de que nuestra mascota necesita de atención y de que la pide. Hablamos de un estado de ánimo que no denota un estado avanzado de depresión en los loros. Pero debe significar una alerta inicial para sus dueños.

Las conductas repetitivas sin sentido alguno y la falta de apetito son claras evidencias de un mal estado emocional. Después de esto, se convertirá en una absoluta negación a comer. Y ello puede llevarlos a estados de salud peligrosos, o incluso a la muerte.

El síntoma más avanzado de una psiquis alterada en loros, cacatúas y cotorras, es el desplume. Bajo estados de tristeza exacerbada estas aves suelen arrancar sus plumas en lo que puede ser considerado un acto de autoflagelación. Algunos pueden quedar casi pelados, lo cual contribuirá a su desprotección frente al clima, empeorando aún más la situación.

3 realidades psicológicas que definen a los loros

Los loros son notablemente inteligentes y tienen la capacidad de entender algunas cosas que ocurren en su entorno. De hecho, algunos investigadores estiman que esta especie puede llegar a tener una inteligencia bastante similar a la de un niño humano de corta edad.

Además, esta es una especie que suele ser fiel con sus parejas reproductivas. Una vez que se emparejan dos ejemplares, es habitual que permanezcan unidos hasta la muerte incluso en estado salvaje. Evidentemente, para ellos la permanencia y el apego es un aspecto fundamental para su supervivencia y tranquilidad emocional.

Todo esto está afiliado a sus instintos y composición química. Hoy en día se sabe que el loro tiene un metabolismo muy rápido. El hecho de dejar de comer puede generar daños irreparables en muy poco tiempo.

Lo que debemos saber antes de adoptar a este tipo de ave

El mayor daño que podemos cometer frente a esta especie es adoptarlo en una edad temprana. Muchos comercios venden este tipo de mascotas en su edad adulta. Cuando se hace el cambio de la tienda al hogar, estas se deprimen.

Pero incluso cuando los adquirimos desde una edad bastante temprana, debemos ser bastantes cuidadosos y diseñar un ambiente agradable. Regular la temperatura y colocarlos en jaulas los suficientemente espaciosas es lo idóneo.

Y lo más importante es estar siempre atentos al lenguaje corporal de nuestra ave. El hecho de que repitan o canten todo el tiempo no siempre significa que estén felices en todo momento.

Loro en una rama

Tratamiento para la depresión en los loros

Básicamente, lo que podemos es crear condiciones para que este animal vuelva a sentir estados de ánimo positivos y placenteros. Sacarlos a pasear regularmente constituye una excelente forma de mantenerlos distraídos.

Existe mucha información en internet sobre el suministro de calmantes, como el prozac, para aliviar la depresión en los loros. No obstante, lo correcto es dirigirnos a nuestro veterinario para consultar la viabilidad de este tratamiento médico.

Además, no podemos olvidar que la mejor forma de prevenir y curar la depresión en los loros es a través del amor y la comunicación.

Te puede gustar