11 curiosidades sobre los pumas

El puma es un animal fascinante y lleno de sorpresas. Aquí te desvelamos unas cuantas para que te quedes sorprendido.
11 curiosidades sobre los pumas
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 07 abril, 2022

Los grandes felinos siempre son objeto de admiración por parte del ser humano, al menos de lejos. Nadie querría encontrarse con uno de ellos por sorpresa. No obstante, conocer curiosidades sobre los pumas siempre es interesante, pues son animales formidables.

En este espacio podrás explorar su naturaleza a través de varios puntos, pues todo en estos félidos puede suponer una sorpresa para quien lo lea. No te pierdas nada, porque conocerlos es aprender a respetarlos.

Curiosidades sobre los pumas

El puma, cuyo nombre científico es Puma concolor, también es conocido como león de montaña o león americano. Pertenece a la familia Felidae y cuenta con varias subespecies.

Puma de la Patagonia

1. El mamífero terrestre más extendido

El puma es nativo de América. Su área de distribución es enorme, pues va desde el Yukón, en Canadá, hasta el sur de la Cordillera de los Andes y la Patagonia. No obstante, su población está disgregada, pues necesitan amplias áreas para cada individuo.

2. Se adapta a todo

El secreto para la supervivencia de esta especie es ser altamente adaptable. Desde Canadá hasta la Patagonia hay diferentes biomas a los que el puma se adapta sin problema. Además, lleva una dieta generalista, por lo que es capaz de alimentarse de una gran variedad de presas, desde ungulados hasta camélidos.

3. Caza mediante emboscada

Otra de las curiosidades sobre los pumas es su manera de cazar. Gracias a su sigilo y su calma para esperar, son capaces de acercarse a una presa sin ser detectados, evitando así luchas continuadas en las que puedan salir heridos. Van directamente a la garganta.

4. Es territorial y solitario

Como se decía más arriba, los pumas están extendidos a lo largo de muchos kilómetros cuadrados, pero su densidad de población es baja. De hecho, la extensión del territorio de cada ejemplar dependerá de la abundancia de presas, por lo que estarán más separados a medida que estas se reduzcan.

En algunas zonas también compiten con otros depredadores, como el jaguar, que es más grande que los pumas.

5. No pueden rugir

A pesar de su tamaño, el puma está más emparentado con los pequeños felinos (como el gato doméstico), que con sus primos del género Panthera: el león, el tigre, el leopardo y el jaguar. Los pumas, por el contrario, maúllan y ronronean.

El rugido se genera por la vibración del hioides, un hueso flotante y semirrígido situado en la garganta del felino. Los pumas carecen de este hueso.

6. Es un superdepredador

La palabra superdepredador hace referencia a aquellos organismos que depredan a otros para sobrevivir, pero no están en la dieta de ninguna otra especie. El puma es uno de ellos, lo cual no quiere decir que no sufra amenazas, en su hábitat tiene que competir contra otros cazadores con los que podría enfrentarse y salir perdiendo.

7. Esconden su comida

Esta es otra de las curiosidades de los pumas, se esconden para comer, aunque ello suponga tener que arrastrar una presa enorme varios metros o incluso subirla a un árbol. Esto tiene una razón de ser, estos félidos consiguen una presa cada varios días y se dan un atracón, pues no saben cuándo podrán volver a comer. Por eso, antes de consumir la carne, la esconden para que ningún competidor se la robe.

8. Ágil y fuerte

Para trepar a los árboles con una presa a cuestas se necesitan músculos potentes. De hecho, los pumas son capaces de alcanzar los 64 kilómetros por hora a la carrera y saltar hasta 6 metros de altura, incluso 10 si saltan en longitud.

9. Protagonista de culturas y mitologías

Los humanos que vivían cerca de estos animales eran perfectamente conscientes de su enorme fuerza y gracia. Es por ello por lo que los pueblos indígenas de las Américas lo reconocieron en su cultura, la ciudad inca de Cuzco se diseñó con la forma de un puma y el lago Titicaca recibió su nombre a partir de la palabra aimara titi, “jaguar”.

En América del Norte también se encuentran referencias a este gran animal. Para los apaches y los walapai, el puma era una señal precursora de la muerte. Los cheyenes también referenciaron al puma en sus escritos antiguos.

10. Es raro que ataquen al humano

Si bien se han registrado algunos ataques a nuestra especie, por lo general estos felinos huyen de nosotros. Saben que somos peligrosos y solo atacan cuando se ven en serio peligro, pues no estamos dentro de su dieta.

11. Se trata de una especie amenazada

Hábitos del puma y costumbres

En la actualidad, el puma se encuentra en un estado de preocupación menor. La mayor amenaza a la que se enfrentan es a la pérdida del hábitat, pues la deforestación que se causa para el desarrollo industrial y residencial fragmenta su territorio y les obliga a competir en mayor medida.

Por otro lado, se le considera un felino peligroso desde que llegó la colonización europea a América, de forma que su caza indiscriminada se ha permitido y tolerado durante muchos años. Por suerte, la concienciación sobre la importancia de la fauna autóctona está cada vez más avanzada, por lo que no faltan personas preocupadas por los pumas. Poco a poco, entre todos, lograremos hacer ver la maravillosa naturaleza de estos felinos.

Te podría interesar...
Alimentación del puma
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Alimentación del puma

La alimentación del puma es un aspecto fundamental de esta especie, pues permite trabajar para su conservación. Es carnívoro estricto.



  • Nielsen, C., Thompson, D., Kelly, M. & Lopez-Gonzalez, C.A. 2015. Puma concolor (errata version published in 2016). The IUCN Red List of Threatened Species 2015: e.T18868A97216466. https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2015-4.RLTS.T18868A50663436.en. Accessed on 06 April 2022.
  • Scognamillo, D., Maxit, I. E., Sunquist, M., & Polisar, J. (2003). Coexistence of jaguar (Panthera onca) and puma (Puma concolor) in a mosaic landscape in the Venezuelan llanos. Journal of Zoology259(3), 269-279.