7 curiosidades sobre los manatíes

La especie manatí tiene una historia de curiosidades y sorpresas para descubrir. Conoce sus características.
7 curiosidades sobre los manatíes

Escrito por Celeste Cervera

Última actualización: 05 abril, 2022

Los manatíes son mamíferos acuáticos con un gran hábitat en el planeta y mucha historia. Pacíficos y de gran tamaño, estos gigantes en peligro de extinción se han convertido en todo un símbolo de la adaptación en aguas cálidas.

Estos mamíferos marinos de gran tamaño son generalmente de color gris y su cuerpo se estrecha en una superficie plana, poseen una cola que tiene la forma de una cuchara y dos brazos llamados aletas. Su cara presenta arrugas y también bigotes en el hocico.

Curiosidades de estos mamíferos

Estos gigantes acuáticos, conocidos también como vacas marinas, presentan muchos aspectos que los hacen ser animales espectaculares. En las siguientes líneas podrás conocer 7 curiosidades sobre los manatíes.

  1. Come gran cantidad de vegetales

Se ha ganado el apodo de “vaca de mar”, llega a ingerir el 10 % de su masa corporal por día.

Su dieta está basada íntegramente en vegetales como algas y hierbas de mar. Como un manatí puede pesar entre 300 y 500 kg, necesita comer grandes cantidades de vegetales.

Come hasta 50 kg al día y debido a esto se pasa gran parte de las horas en el proceso de masticación. Por ello se ha ganado el apodo de “vaca de mar”, ya que llega a ingerir el 10 % de su masa corporal.

El manatí antillano suele comer peces que encuentran atrapados en las redes, por lo que no es del todo vegetariano. Como característica física única tienen un labio superior partido y cada lado puede moverse con independencia uno de otro.

Manatí del Caribe: características

2. Habitan ecosistemas de agua dulce y de agua salada

El género de los manatíes está formado por cuatro especies:

  • Del Caribe o de Florida
  • Africano 
  • Amazónico (que habita toda la cuenca del Amazonas, desde Perú a Venezuela)
  • Manatí enano (está aún en discusión la inclusión de este ejemplar en la familia de los manatíes)

Todas estas especies habitan tanto en agua dulce como en agua salada. Para ello desarrollaron un sistema de regulación en sus riñones que les permite controlar, cuando están en el mar, los niveles de sal en su cuerpo. Pero siempre regresan a lugares con agua dulce para hidratarse.

Nunca dejan el agua, ni siquiera para parir, por lo que son totalmente acuáticos y no como focas y morsas.

3. Es el símbolo nacional de la fauna marina de un país

En el año 2014 el Congreso de Costa Rica declaró al manatí símbolo de la fauna marina del país, con el fin de estimular iniciativas para su conservación.

La reserva de manatíes en Costa Rica se encuentra en el Parque Nacional Tortuguero. Al tener una gran variedad de fauna, el manatí es vital para conservar el balance en su ecosistema.

4. Son primos lejanos del elefante

Debido a las similitudes encontradas entre ambas especies, los estudios sugieren que manatíes y elefantes descienden del mismo animal.

Hace 50 millones de años (eoceno temprano), los manatíes se convirtieron en la rama que se quedó en el agua y los elefantes en la rama que salió a tierra. Como similitud actual, podemos comentar el período de gestación, muy similar en tiempo en ambas especies.

5. Como los elefantes, los manatíes reponen sus dientes

Los manatíes cambiarán de manera constante los dientes como los elefantes.

Cuando los dientes frontales de estos animales se caen, son repuestos por posteriores. Y una nueva fila de dientes se formará a la espera de reemplazar a la actual. Así a lo largo de toda su vida.

De manera similar a los tiburones, solo que estos reponen los dientes que pierden por desgaste o rotura. Los manatíes cambiarán los dientes como los elefantes, de manera constante, puesto que sus dientes se cambian sin necesidad de que se rompan para ello.

6. Al principio se pensó que eran sirenas obesas

colonia de manatíes

Debido a la fatiga de los viajes en el mar en la época del descubrimiento de América, muchos navegantes (entre ellos el mismo Cristóbal Colón) aseguraron haber avistado sirenas. Las mismas que eran horrendas, según algunos diarios de viaje. Cuando lo que en realidad veían eran manatíes. Por ello otro término con el que se los nombra es “sirenios“, del griego “sirena”.

7. Tiene un solo depredador: el hombre

El hombre ha cazado al manatí a lo largo de siglos para aprovechar su carne y su grasa. Fuera del hombre, el manatí no tiene ningún otro depredador que se alimente de él. En la actualidad, y debido a que ciertas especies ya corren peligro de extinción, están protegidas. La protección incluye evitar desechos tóxicos en las zonas donde se alimentan.

Con un hábitat natural en retirada debido al avance humano, la supervivencia de la especie se reduce a la conservación de las reservas naturales donde puedan vivir las colonias con total seguridad. Estas tienen un lento crecimiento, ya que se reproducen cada 3 años y las gestaciones duran todo un año. Por lo que los nacimientos no son numerosos y cuesta estabilizar la población si un cazador furtivo provoca bajas.

Te podría interesar...
Mamíferos marinos inspiradores de leyendas
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Mamíferos marinos inspiradores de leyendas

Los sirenios son los mamíferos marinos considerados inspiradores de la leyenda de las sirenas. Creencia de la que participó el mismísimo Cristóbal ...