Curiosidades del perezoso

Eugenio Fernández · 1 mayo, 2018
Capaces de estar durmiendo prácticamente todo el día, debido a que el alimento que ingieren cuenta con escasas calorías, la temperatura corporal de esta especie se sitúa en 30ºC, lo que supone 6ºC menos que la mayoría de los mamíferos

Los perezosos son conocidos por ser animales muy lentos, pero lo cierto es que las curiosidades del perezoso se cuentan por decenas, por lo que vamos a hablar un poco de estos animales.

¿Qué es un perezoso?

Lo primero que debemos aclarar es que, aunque estos mamíferos son arborícolas, no podemos confundirlos con un primate. Y es que son familia directa de los osos hormigueros, y son clasificados como perezosos de dos dedos y de tres dedos.

Esta clasificación se debe a que los perezosos tienen o bien dos o bien tres dedos provistos de poderosas garras con forma de garfio, que les permiten colgarse de los árboles. Estas garras permiten que la cría permanezca colgada de la panza de su madre gracias a que nace con las garras prácticamente formadas.

Esta clasificación de la especie nos hace vislumbrar una de las mayores curiosidades del perezoso: son unos de los pocos mamíferos que no tienen siete vértebras cervicales. De hecho, cuentan con más vértebras que una jirafa, lo que hace que su cuello tenga una tremenda flexibilidad.

Curiosidades del perezoso: alimentación

Sus parientes más cercanos son insectívoros, lo cual no impide que los perezosos sean principalmente folívoros: es decir, que ingieren plantas. Curiosamente, algunos perezosos usan las algas de su pelaje como complemento alimenticio.

Y es que una de las mayores curiosidades del perezoso es su pelaje grueso y áspero, de colores grisáceos y pardos. Pero, aunque parezca increíble, en el pelo del perezoso pueden crecer estas algas que le dan un tono verdoso que le permite camuflarse.

Perezoso: alimentación

Las hojas dan muy poca energía, por lo que los perezosos cuentan con un estómago que ocupa un tercio de su cuerpo, y que puede llegar a realizar digestiones de varias semanas en sus múltiples cámaras, de forma similar a los gorilas.

Curiosidades del perezoso: ¿por qué son tan lentos?

Los perezosos son conocidos por su lentitud, y es que poseen muy poca masa muscular y un metabolismo muy lento, concretamente el más lento de todos los mamíferos, aunque algunas especies son superadas por el oso panda.

Tanto es así que los perezosos poseen una temperatura corporal de unos 30ºC, superada por al menos seis grados en la mayoría de mamíferos, que se morirían a esa temperatura corporal.

Debido a esa lentitud y metabolismo, los perezosos pasan días en los árboles y solo bajan a defecar o por extrema necesidad, como puede ser beber agua. En las ramas compensan su lentitud con una gran protección frente a depredadores como algunas aves rapaces.

Curiosidades del perezoso: importancia ecológica

Los perezosos no solo tienen algas en su pelaje, también unas polillas que tienen una relación simbiótica con estos animales. Cuando el perezoso baja a defecar, las polillas que viven en su pelo ponen huevos en sus heces.

Perezoso: horas de sueño

Cuando nacen, las larvas se alimentan de las heces del perezoso y, al transformarse en polillas, vuelven a su pelaje, donde morirán y alimentarán a las algas que el propio perezoso usa como nutriente suplementario.

Y es que los perezosos son vitales para los ecosistemas, pues esta especie es un importante dispensador de semillas, ya que consume cientos de especies de plantas cuyos frutos se mueven difícilmente.

Curiosidades del perezoso: peligro de extinción

Una buena parte de los perezosos se encuentran en peligro de extinción, principalmente debido a la destrucción de su hábitat natural. Dada su lentitud, se ven aún más afectados por estos cambios en los ecosistemas en los que viven.

Por desgracia, su apariencia simpática e inofensiva los ha convertido en víctimas del mascotismo y el tráfico ilegal, además de ser usados con fines turísticos. Debemos recordar que los animales salvajes no son mascotas ni pueden ser explotados para el turismo de formas poco éticas.