¿Cuántos tipos de conejos domésticos existen?

Yamila · 9 marzo, 2018
Es cierto que hay más de 50 especies diferentes, pero solo unas pocas de ellas pueden se adoptadas como mascotas; se adaptan fácilmente a vivir en viviendas pequeñas y son fáciles de alimentar a base de frutas y vegetales

Con sus orejas puntiagudas y su pequeña nariz, son una de las mascotas más tiernas que existen. En este artículo te contaremos cuántos tipos de conejos domésticos hay y cuáles son los más elegidos para llevar al hogar.

Cuidados de conejos domésticos

Dentro de las más de 50 especies de conejos a nivel mundial, solo un puñado de ellos son aptos como mascotas. Esto quiere decir que han sido domesticados por el hombre y pueden adaptarse a la vida en un piso o casa; por supuesto siempre y cuando se los cuide como corresponde.

Debes tener en cuenta por ejemplo que la dieta de los conejos está basada en vegetales, hierbas, cortezas y algunos frutos. En las tiendas de mascotas además se consigue alimento especial para ellos, que les brindan todos los nutrientes que necesitan.

A menudo los conejos domésticos duermen en jaulas, sin embargo también pueden andar libremente por el jardín o la sala. ¡Préstales atención porque pueden ser bastante traviesos! Al tener hábitos mayormente nocturnos, serán más activos cuando se oculte el sol.

No hay que olvidarse de la higiene y la salud del conejo; para ello se recomienda limpiar su jaula todos los días, darle alimentos ricos en fibra para que sus dientes se ‘limen’ y llevarle al veterinario para que lo vacune: esto evitará enfermedades mortales como la mixomatosis y la enfermedad hemorrágica.

Tipos de conejos domésticos

Entre los diferentes tipos de conejos domésticos destacamos a los siguientes, por ser los más elegidos como mascotas:

1. Holland lop

El conejo Holland lop -foto que abre este artículo- fue creado en 1950 en Holanda luego de ‘combinar’ las cualidades de los lop franceses y los dwarf holandeses. Su principal característica es que presenta orejas caídas. Además tiene un cuerpo compacto, es de pequeño tamaño y se acuesta sobre sus patas delanteras como los gatos.

El pelaje de este conejo es bastante denso y de longitud media; por lo cual requiere bastantes cuidados (cepillados semanales por ejemplo). El pelo puede ser de un solo color, de dos colores o con ‘manchas’ en blanco, gris, naranja y beige.

2. Cabeza de león

Como su nombre lo indica, este conejo presenta una especie de ‘melena’ en la cabeza, que en realidad se trata de pelo más largo y bufado que en el resto del cuerpo. Surgió tras la cruza de dos razas: belgian dwarf y swiss fox y está emparentado con los conejos enanos.

Conejo cabeza de león

Puede pesar hasta dos kilos, sus orejas son largas -de siete centímetros- y sus patas son más fuertes y gruesas que las de otros tipos de conejos domésticos. En cuánto a su temperamento, podríamos decir que es calmado y cariñoso, ideal para hogares con niños. Necesita peinados periódicos, algo de ejercicio y comida adecuada.

3. Rex

Grandes orejas puntiguadas, robustez, inteligencia y comportamiento ‘maternal’ podrían ser las principales características del conejo rex. Su pelaje suave como si fuese una gamusa es producto de una mutación genética de la raza.

Conejo rex

El rex es de origen francés, aunque en la actualidad es más común en Inglaterra. Se trata de un conejo de gran tamaño -unos 4 kilos de peso- con bigotes rizados y pelaje de diferentes colores: blanco, gris, atigrado, anaranjado, marrón, negro. El patrón de su cuerpo es variable.

4. Holandés enano

Gracias a su nombre podemos saber dos de sus principales características: ha sido creado en los Países Bajos y es de pequeño tamaño. Su pelaje puede ser de diferentes colores (gris, negro, naranja, marrón) y sus orejas son cortas, bien proporcionadas con su cuerpo redondo como si fuese una bola.

Conejo holandés enano

El holandés enano pesa aproximadamente un kilo y aunque no lo creas… ¡Come bastante! Deberás alimentarle con frutas, verduras, forraje verde y pienso específico. En cuanto a sus cuidados diarios no olvides cepillarle y sacarle al aire libre para que tome un poco de sol.