¿Cuántos años vivirá mi gato?

Francisco María García · 30 agosto, 2018
La raza, los cuidados recibidos o si se trata de un felino mestizo son algunos de los factores por los que se puede estimar longevidad de los mininos

Al adoptar a un minino, la pregunta que inevitablemente nos hacemos es: “¿cuántos años vivirá mi gato?”. Es evidente que, cuando decidimos acoger a un animal en nuestro hogar, queremos disfrutar largos años en su compañía.

Aunque sea complejo calcular cuánto tiempo puede vivir cada felino doméstico, es posible llegar a una esperanza de vida promedio. No obstante, este cálculo no es simple ni exacto, pues muchas variables influyen en la longevidad de un felino.

Además de las características inherentes al propio minino, también son claves su estilo de vida y los cuidados que recibe. A continuación, analizaremos cómo es posible estimar cuánto tiempo vivirá tu gato y qué podemos hacer para ayudar a mejorar su esperanza de vida.

¿Es posible calcular cuántos años vivirá mi gato?

La determinación de cuánto tiempo vivirá un minino es tan complejo como calcular su edad exacta en años humanos; por ello, nos referimos a un cálculo estimado. Algunos gatos podrán superar la longevidad promedio, mientras otros pueden fallecer más jóvenes de lo previsto.

Para este cálculo, se consideran algunas variables inherentes al propio organismo de cada gato. Las más importantes son: raza, herencia genética, linaje, tamaño y metabolismo. De esta forma, se establece la esperanza de vida promedio para los individuos de la misma raza, que comparten ciertas características genéticas y morfológicas.

Hay que recordar que también hay factores externos al organismo del gato que impactan directamente en su longevidad. La calidad de vida de un felino suele ser determinante al momento de contestar la pregunta: “¿cuántos años vivirá mi gato?”.

Gato se está haciendo mayor

En realidad, los gatos domésticos suelen tener una mejor esperanza de vida que los felinos callejeros. Desafortunadamente, los gatos que nacen o son abandonados en las calles se exponen a numerosos agentes patógenos y factores de riesgo para su salud. Además, su nutrición difícilmente será equilibrada y completa.

Por el contrario, los mininos que disfrutan una rutina hogareña están más ‘protegidos’ y pueden acompañar a sus familiares por largos años, siempre que reciban una adecuada medicina preventiva, una alimentación equilibrada y los cuidados apropiados para su bienestar físico y mental.

Cada gato es un mundo y su organismo es único

Los gatos son animales muy especiales y cada minino es un ser único, dotado de una personalidad propia y un organismo singular. Por esta razón, su longevidad también será única y es imposible definir con exactitud cuántos años vivirá tu gato.

Es cierto que podemos estimar su esperanza de vida si consideramos sus características genéticas, su raza, su linaje, su morfología y su metabolismo. Sin embargo, siempre debemos recalcar que este promedio suele variar según las condiciones de vida de cada animal.

En líneas generales, los felinos de raza suelen vivir entre 8 y 15 años, aunque algunos individuos puedan llegar a ser más longevos. No obstante, algunos gatos pueden superar todas las estimaciones respecto a su esperanza de vida.

¿Es cierto que viven más los gatos mestizos?

Es posible constatar que los gatos mestizos creados en óptimas condiciones difícilmente se enferman y pueden vivir hasta más de 20 años. Pero, ¿es realmente cierto que son más longevos por el hecho de ser mestizos?

Elegir un gato mestizo

Para criar y estandarizar las razas felinas, los criadores someten a los gatos pertenecientes a cada raza a una serie de cruces selectivos. Su principal objetivo es, básicamente, reforzar o exagerar ciertos atributos físicos y habilidades instintivas apreciadas en cada raza.

Cruzando a los gatos elegidos como ‘ejemplares’ pueden obtenerse ejemplares cada vez más ‘ideales’ según los patrones establecidos para su raza.

Desafortunadamente, muchos criadores han recurrido a cruces endogámicos –entre individuos emparentados genéticamente– para mejorar la ‘pureza’ del linaje.

A pesar de buenas técnicas en los cruces, la alta consanguinidad repercute muy negativamente en la salud de las crías: deformaciones congénitas, sistema inmunológico más débil, problemas de fertilidad, trastornos de comportamiento… Estas son solo algunas de las incidencias de endogamia en los animales.

Los gatos mestizos, a su vez, no han sido sometidos a cruces endogámicos o selectivos, por lo que cuentan con una mayor diversidad genética. Consecuentemente, demuestran una menor predisposición a las enfermedades hereditarias y degenerativas que afectan severamente a la mayoría de las razas felinas.

Cuida a tu minino, no importa su raza

Recuerda realizar visitas cada seis meses al veterinario, respetar su carta de vacunación y las desparasitaciones de tu minino. Con ello, tu mascota tendrá una vida feliz y más duradera.