Las 5 razas de gatos más grandes

Yamila 5 agosto, 2018
Entre los gatos más grandes destaca el hecho de que algunos nacieron de la cruza entre mininos domésticos y felinos salvajes; si se piensa en adoptar uno de ellos, hay que tener en cuenta sus requerimiento en cuanto a espacio y alimentación

Una de las razones por las cuales mucha gente elige un felino como mascota es por su tamaño, el cual se adapta a cualquier hogar. Sin embargo, existen razas enormes en comparación con el resto. En este artículo te contamos cuáles son los gatos más grandes.

¿Cuáles son los gatos más grandes?

Entre las decenas de razas que podemos encontrar en todo el mundo, algunas se caracterizan por su gran talla. Los gatos más grandes pertenecen a ellas:

1. Maine Coon

Con un peso de 11 kilos y un largo de 70 centímetros (machos adultos),este felino que surgió tras la cruza de gatos domésticos y salvajes de Estados Unidos llama mucho la atención.

Si bien el Maine Coon –foto que abre este artículo– es enorme, su temperamento es similar al de las demás razas, e incluso puede decirse que es más amistoso y cariñoso que el resto. Le gusta mucho jugar y tiene la capacidad de maullar en diferentes tonalidades. En cuanto a su pelaje, el más común es el atigrado marrón y blanco, aunque también hay negros, grises, naranjas y rojizos.

2. Savannah

Este es otro de los gatos más grandes que existen, el cual es famoso por su pelaje similar al de un leopardo. La raza surgió tras la cruza entre un felino doméstico y uno salvaje, de la raza Serval, oriunda de África.

Gato Savannah: comportamiento

Si bien el savannah puede pesar cerca de 11 kilos, su aspecto parece más estilizado debido a la longitud de su cuerpo. Además, se caracteriza por tener patas y cola bien larga. Una de las curiosidades de esta raza es que su carácter es muy dócil y afectuoso.

3. Ragdoll

No solo es uno de los más bonitos por parecer de peluche, sino que también está entre los gatos más grandes del mundo: un macho adulto puede pesar hasta nueve kilos y medir unos 90 centímetros. Las hembras no superan los siete kilos y los 60 centímetros.

Ragdoll

El ragdoll –que quiere decir ‘muñeca de trapo’ en inglés– surgió tras la cruza con varias razas, entre ellas la siamesa, la persa y la birmana. Es un gato muy tranquilo, dócil e inteligente. Su pelaje es mayormente blanco y abundante, y cuando lo tienes en brazos se relaja tanto que parece haberse ‘desarmado’, de ahí su nombre.

4. Van turco

Es una raza poco frecuente fuera de su zona de creación, el lago Van, en Turquía (por eso ese nombre). El pelaje es una de sus principales características: con varias capas para poder soportar el frío de alta montaña de donde nació. A pesar de ser grueso, también es bastante suave, como la piel de un conejo.

Van Turco: comportamiento

El gato Van turco puede pesar unos siete kilos y medir hasta un metro de largo entre el hocico y la punta de la cola; es fuerte y musculoso, su cuello es corto y sus patas traseras más largas que las delanteras. Es bastante temperamental, curioso, activo y no tiene problema en vivir con otros gatos, siempre y cuando sea el líder. Además necesita una dedicación incondicional, pues no le gusta quedarse solo.

5. Bosque de Noruega

Con un nombre más que curioso, este es otro de los gatos más grandes que existen: los machos llegan a los nueve kilos de peso. Ya que tiene mucho pelo, parece aún de mayor tamaño. El manto puede variar de color, aunque siempre cuenta con algo de blanco en su composición.

Bosque de Noruega

El bosque de Noruega es originario de Escandinavia, aunque se ha convertido en una mascota muy común en toda Europa. En cuanto a su comportamiento, esta raza es muy activa en exteriores –le encanta trepar a los árboles– y tranquila en interiores; también se caracteriza por ser curiosa, inteligente y cariñosa.

En el caso de que quieras adoptar a cualquiera de los gatos más grandes de este listado, te recomendamos que tengas en cuenta sus requisitos en cuanto a espacio y alimentación.

Te puede gustar