Criptococosis en gatos: síntomas, causas y tratamiento

Al igual que otros microorganismos, los hongos también pueden causar severos daños en organismo de tu mascota, perjudicar su salud y disminuir su calidad de vida.
Criptococosis en gatos: síntomas, causas y tratamiento
Daniel Aguilar

Escrito y verificado por el veterinario Daniel Aguilar.

Última actualización: 15 abril, 2022

Las enfermedades a la que tu mascota está expuesta se encuentran a la orden del día. Unas cuantas tienen preferencia por ciertos tipos de climas y algunas especies en específico. Hoy te hablaremos acerca de una patología que afecta principalmente a los felinos y cuyo nombre resulta ser muy peculiar, la criptococosis en gatos.

¿Habías escuchado hablar de ella? Si bien es una enfermedad que puede presentarse de muchas maneras, en este artículo te daremos las herramientas necesarias para que seas capaz de identificarla a tiempo. Sigue leyendo y conoce un poco más sobre esta interesante situación por la que puede atravesar tu mascota.

¿Qué es la criptococosis en gatos?

A pesar de ser una enfermedad de baja incidencia, la criptococosis en gatos es la patología sistémica causada por hongos más frecuente en los felinos. Las temperaturas cálidas y el clima húmedo de regiones tropicales y subtropicales son ideales para su proliferación.

La criptococosis en gatos no tiene una predisposición por alguna raza o sexo en las víctimas que ataca, sin embargo, se estima que la edad promedio de los felinos afectados ronda los cinco años.

El agente etiológico protagonista de la criptococosis en gatos es Cryptococcus neoformans, el cual suele encontrarse en las heces de las aves, principalmente de las palomas. En menor proporción, los felinos también pueden contraer esta enfermedad por otro agente llamado Cryptococcus gattii. 

Este hongo posee una fuerte cápsula de heteropolisacáridos, la cual le brinda protección, lo protege del medio ambiente y le permite invadir fácilmente el organismo. La criptococosis en gatos afecta principalmente la zona nasal, aunque también puede invadir los ojos, pulmones, sistema nervioso e incluso, tiene la capacidad de provocar un daño sistémico.

Mi gato me roba cosas: ¿por qué?

¿Cómo se produce la infección?

La principal vía de acceso de las levaduras del Cryptococcus neoformans es por las vías respiratorias mediante la inhalación. Su presencia provoca la proliferación de granulomas nasales.

En ocasiones, los hongos causantes de la criptococosis en gatos pueden llegar más allá de la nariz e invadir los pulmones, lugar en donde también traerán consigo la generación de granulomas. Pero aquí no termina su viaje, en algunos pacientes las levaduras logran alcanzar el torrente sanguíneo y las vías linfáticas, diseminándose hacia el sistema nervioso, donde también traerán repercusiones.

Una vez que las levaduras han conseguido provocar una enfermedad sistémica grave, órganos como el bazo, los ojos, los riñones, el corazón, los músculos y el tubo digestivo, podrán verse con alteraciones a causa de la criptococosis en gatos.

¿Cómo diagnosticar la enfermedad?

Con el objetivo de obtener un diagnóstico médico certero, en ocasiones no basta con observar los signos clínicos que presenta el paciente. El empleo de distintas herramientas diagnósticas será de gran ayuda para que el médico veterinario determine si tu mascota presenta criptococosis.

A continuación te presentamos las pruebas complementarias más usadas para el diagnóstico en los gatos.

Cultivo bacteriano

Tomando una muestra de líquido cefalorraquídeo o líquido sinovial se comienza el proceso de aislamiento bacteriano en un agar glucosado de Sabouraud o un agar sangre. Te recomendamos trabajar a una temperatura que se encuentre entre los 25 y 35 grados centígrados.

Es necesario dejar reposar la muestra entre 36 y 72 horas para posteriormente observar cambios. En el caso de resultar positiva podrás observar la presencia de colonias brillantes color blanquecino cremoso sobre el agar.  

Citología

Para el examen citológico se requiere obtener una muestra de exudado, ya sea nasal o cutáneo. También se pueden analizar muestras de ganglios linfáticos inflamados, biopsias o alguna estructura que haya sido afectada. Posteriormente se procede a teñir dicha muestra. El objetivo es lograr visualizar la cápsula característica de esta levadura.

Para la tinción se pueden utilizar distintas técnicas, tales como son la de azul de metileno, Gram, Wright y tinta china. Los resultados se obtienen de manera rápida y se consideran fiables; sin embargo, un resultado negativo en la citología no elimina por completo la presencia de criptococosis en gatos. Se recomienda emplear más de una prueba diagnóstica.

Aglutinación en látex y Elisa

A partir del suero de animales con sintomatología respiratoria, cutánea, muestras de orina y líquido cefalorraquídeo, es posible determinar el antígeno capsular de las dos variantes de Cryptococcus que provocan la criptococosis. Actualmente, existen kits en el mercado que alcanzan una especificidad y sensibilidad de más del 95 %, por lo que su uso suele ser una buena opción.

Síntomas de la criptococosis

La signología de esta enfermedad es muy variada. Los signos que tu mascota puede presentar dependerán de la región que haya sido invadida por las levaduras. A continuación te compartimos las principales zonas por las que tiene predilección este hongo, junto con la sintomatología más frecuente que se manifiesta.

Criptococosis pulmonar

Tu gato puede comenzar a presentar cuadros de neumonía y granulomas. La tos, dificultad respiratoria y fiebre son signos que aparecen con frecuencia cuando las levaduras han conseguido alcanzar las vías respiratorias bajas.

Criptococosis ocular

Si el hongo de la criptococosis llega a los ojos, su pupila se encontrará dilatada (midriasis), además aparecerán signos como coriorretinitis y en algunos casos, el nervio óptico del ojo podría mostrarse inflamado.

Criptococosis nasal

Cuando las levaduras de Cryptococcus neoformans han invadido las vías respiratorias altas, los signos más frecuentes son:

  • Rinitis.
  • Estornudos.
  • Hinchazón de la nariz.
  • Granulomas locales.
  • Secreción nasal mucopurulenta (en ocasiones con presencia de sangre).
  • Dolor y dificultad respiratoria.

Criptococosis nerviosa

Una vez que el hongo ha conseguido alcanzar el sistema nervioso se comenzará a presentar diversa signología nerviosa. Desde procesos graves de meningitis, encefalitis, ceguera total o parcial, hasta signos como midriasis e incoordinación, que deberán ser notificados al médico veterinario para una pronta valoración médica.

Criptococosis sistémica

Debido a que este tipo de criptococosis en gatos afecta a todo el organismo de tu mascota es el que más signos presenta y también es el más peligroso. En pacientes con el virus de la inmunodeficiencia felina o virus de la leucemia aumenta la posibilidad de presentar criptococosis sistémica, debido a los daños que han causado en su sistema inmune.

Algunos de los signos que puedes observar en el felino son:

  • Debilidad.
  • Cojeras.
  • Vómitos.
  • Pérdida de peso.
  • Nodos linfáticos inflamados.
  • Diarrea.
  • Tos.
  • Granulomas generalizados.

Tratamiento de la criptococosis en gatos

Una vez que tu mascota haya sido diagnosticada con esta enfermedad es hora de comenzar su tratamiento. De todas las opciones terapéuticas que tiene el médico veterinario, sobresales dos: la eliminación de los granulomas nasales mediante una intervención quirúrgica y la administración de medicamentos antifúngicos.

El objetivo de este grupo de fármacos es eliminar las levaduras de Cryptococcus. Los antifúngicos más usados son los siguientes:

  • Anfotericina B con 5-fluorocitosina: medicamento de elección en casos de criptococosis nerviosa.
  • Fluconazol: se administra un tratamiento a razón de 50 mg cada 12 horas vía oral. Tiene una gran ventaja que es atravesar la barrera hematoencefálica, por lo que también es útil cuando se presenten signos nerviosos. Su alta efectividad y bajo porcentaje de reacciones adversas lo posiciona como el medicamento de elección para tratar la criptococosis en gatos.
  • Itraconazol: presenta características muy parecidas al fluconazol, salvo su seguridad. Es necesario tener cuidado en su administración, debido a que puede causar una intoxicación hepática.
  • Ketoconazol: su empleo es útil en la criptococosis nerviosa, en la cual ha demostrado una alta efectividad. No obstante, los felinos pueden presentar reacciones adversas como el vómito y la inapetencia.
Conoce las cosas que hacen los gatos antes de partir.
Conoce las cosas que hacen los gatos antes de partir.

Ya sea un hongo, parásito, bacteria o virus el causante de una enfermedad en tu mascota, su calidad de vida se verá perjudicada. Al igual que en artículos anteriores, te recomendamos acudir con el médico veterinario para que tu amigo bigotudo tenga un acompañamiento cercano durante el curso de la enfermedad. El diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado serán la clave en la resolución del problema.

Te podría interesar...
Infecciones por hongos en perros y gatos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Infecciones por hongos en perros y gatos

Las infecciones por hongos en perros y gatos pueden llegar a ser un problema muy serio, ya que algunas terminan con la vida del animal.