15 cosas comunes que podrían matar a tu gato

¿Sabías que hay ciertas cosas de uso cotidiano o muy habituales en los hogares que pueden matar a un gato? Te mostramos 15 de esos peligros.
15 cosas comunes que podrían matar a tu gato
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 26 septiembre, 2021.

Escrito por Laura Morales Negrin, 26 septiembre, 2021

Última actualización: 26 septiembre, 2021

En muchas ocasiones se ignora que en el hogar existen ciertos elementos que para los humanos son inofensivos, pero que para las mascotas pueden resultar muy dañinos. Por ejemplo, hay cosas que podrían matar a tu gato que están más cerca de él de lo que crees.

Cuando te pares a analizar la lista que te mostramos a continuación, comprobarás que algunas cosas de uso rutinario son un peligro evidente para el felino. Sigue leyendo para conocer más sobre el tema.

Cosas que podrían matar a tu gato

La curiosidad puede hacer que un animal se lleve a la boca ciertos productos que dañan gravemente su salud. Descubre qué cosas tienes en casa que podrían matar a tu gato y aléjalas inmediatamente de él.

1. Chocolate

El chocolate está presente en la lista de alimentos prohibidos para gatos y con mucha razón. Esta chuchería (que para muchas personas es un manjar) contiene teobromina, una sustancia tóxica para el felino. Al no poder eliminarla de su organismo, tan solo 6 gramos de chocolate por kilo del gato pueden matarlo.

Un gato huele chocolate.

2. Bolas de naftalina

Quizás hayas adquirido bolas de naftalina para mantener alejadas a las polillas de tu ropa o para perfumar los armarios. Un gato puede sentirse muy atraído por ellas y acabar ingiriéndolas. Si eso sucede, su sistema nervioso se verá alterado y experimentará convulsiones.

3. Pintura

Quien sea amante de la pintura o esté de reformas en casa debe esconder los productos que utilice de su gato. Las pinturas están compuestas por muchos elementos tóxicos para el animal. El disolvente es uno de los que peores consecuencias pueden tener para él en caso de ingesta.

4. Agua con lejía

Los días de limpieza del hogar pueden acabar con un buen susto si se deja a disposición del felino un cubo de agua con lejía. Estos animales tienen tendencia a meter la pata en el agua para jugar con ella o, incluso, beberla.

La lejía en pequeñas cantidades puede provocar vómitos, salivación excesiva y dolor, pero también es una de las cosas que podrían matar a tu gato. Huelga decir que es altamente tóxica y corrosiva (aunque su letalidad depende de la marca y la concentración).

5. Acetona y laca de uñas

Quienes tengan un gato en casa deben ser muy cuidadosos si se van a realizar la manicura o la pedicura. El fuerte olor que desprende la acetona y la laca de uñas ya es bastante dañino para el felino. Si por descuido humano el gato ingiere alguno de estos elementos, las consecuencias pueden ser mortales.

6. Flor de pascua

Hay ciertas plantas que son tóxicas para los gatos y la flor de pascua es una de ellas. Dado que los felinos son amantes de mordisquear la vegetación que encuentran en casa, se debe evitar que lo hagan con estas plantas, pues su savia lechosa es muy nociva para ellos.

Una de las cosas que pueden matar a tu gato.

7. Humo del tabaco

El humo del tabaco puede ocasionar problemas respiratorios graves en el gato, alergias e, incluso, a veces se asocia con la aparición de cáncer en el animal. Por estos motivos, aquellas personas fumadoras que tengan mascota no deberían fumar nunca cerca de ella.

8. Pasta de dientes de uso humano

Lavar los dientes del gato forma parte de sus rutinas higiénicas. Sin embargo, es importante saber que no se puede emplear para tal actividad pasta de dientes para humanos. Esta es otra de las cosas que pueden matar a tu gato, ya que el flúor es muy tóxico para él.

9. Matarratas

Hay que tener especial cuidado si alguna plaga ha hecho aparición en el hogar. En esta ocasión se menciona el matarratas, pero cualquier veneno puede provocar la muerte de tu mascota en caso de ingesta accidental.

10. Pescado crudo

Consumir este ingrediente crudo es algo bastante habitual para muchos. El pescado es bueno para los gatos, pero si se ofrece crudo, hay que tener en cuenta que la mascota podría ingerir ciertos microorganismos nocivos que le perjudicarían gravemente. El Anisakis es uno de los más comunes.

Del mismo modo, ofrecerle un pescado entero (crudo o no) al gato es peligroso también por sus espinas. Estas pueden causarle una perforación intestinal al animal o un bloqueo esofágico si son demasiado grandes.

11. Aspirina e ibuprofeno

La aspirina y el ibuprofeno son dos medicamentos muy comunes en los botiquines de las casas. Ahí es donde deben permanecer, pues dejar estos fármacos al alcance del gato podía ser lo que cause su muerte prematura.

12. Alcohol

Algunos malos tutores encuentran gracioso el hecho de dar a probar bebidas alcohólicas a sus mascotas. Eso que para ellos resulta simpático podría acabar con la vida de un felino, ya que este es incapaz de metabolizar el alcohol.

13. Detergente y suavizante

Si por accidente se derrama detergente o suavizante en una zona de acceso para el gato, hay que limpiarlo inmediatamente. El animal puede verse atraído por este líquido y por su textura. Puede que no lo lama de forma directa, pero si moja sus patas en él, lo más probable es que acabe dentro de su organismo tarde o temprano.

14. Pilas

Las pilas son otras de las cosas que podrían matar a tu gato. Estas contienen compuestos ácidos y alcalinos que causan graves lesiones corrosivas en el animal.

15. Gasolina

Dependiendo de la cantidad de gasolina que ingiera un gato, los síntomas pueden ser ardor, inflamación de garganta, daños en estómago y esófago, irritación, delirios, vómitos y muerte. Hay que mantener este producto y cualquier otro relacionado con el automóvil (como el descongelante, por ejemplo) lejos de los animales.

Señales de que mi gato puede haberse envenenado

Como dicen los expertos, algunos de los signos clínicos que indican que un gato puede haberse envenenado son los siguientes:

  • Signos cutáneos: enrojecimiento, hinchazón e inflamación.
  • Síntomas gastrointestinales: babeo, vómitos, diarrea y falta de apetito.
  • Signos respiratorios: tos, estornudos o dificultad para respirar.
  • Insuficiencia renal: puede manifestarse con un aumento o disminución de la bebida y la micción, pérdida de peso, falta de apetito, vómitos y halitosis.
  • Insuficiencia hepática: esta causa vómitos, ictericia, diarrea, falta de apetito, deshidratación y pérdida de peso.
Un gato en el veterinario por leucemia felina.

Es importante estar pendiente de cualquiera de estos síntomas y acudir a un centro veterinario en caso de detectarlos. Del mismo modo, no hay que perder de vista ninguno de los elementos mencionados cuando se comparte ambiente con un felino. Su vida podría correr peligro por un descuido muy absurdo.

Te podría interesar...
7 enfermedades mortales en gatos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
7 enfermedades mortales en gatos

Por mucho que las adoremos, la vida de nuestras mascotas no es infinita. Descubre las 7 enfermedades más mortales en gatos aquí.