Conservación del orangután de Borneo

María Eugenia Thomas · 25 febrero, 2019
La destrucción de los bosques tropicales lluviosos, particularmente el bosque de tierras bajas en Borneo y Sumatra, es la principal razón por la que los orangutanes están en peligro de extinción

El orangután de Borneo ha sido declarado en potencial peligro de extinción según un informe de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). Esto significa que los esfuerzos para la conservación durante los últimos 50 años han sido incapaces de evitar este hecho.

Los datos más recientes publicados por un equipo de 38 instituciones internacionales sugieren que, entre 1999 y 2015, el número total de orangutanes se redujo en más de 100 000 animales. Esto significa que la especie está desapareciendo más rápido de lo que habían previsto los expertos.

Independientemente de los resultados positivos de los esfuerzos de conservación anteriores, no se ha logrado el único objetivo significativo: una población estable o en aumento. La triste realidad es que hay muy poco por hacer para alterar el declive de la trayectoria.

Principales causas de la extinción del orangután de Borneo

Según estudios realizados por la UICN, en 2010 solo el 59,6 % de los bosques de Borneo eran aptos para los orangutanes. Y, si bien gran parte de esta tierra está técnicamente protegida por los gobiernos de Indonesia, Malasia y Brunei, siguen existiendo amenazas continuas.

Esto se debe en gran medida a la actividad humana. La tala ilegal intensa, la conversión de bosques en plantaciones extensas de palma aceitera, la minería y la tala de algunos bosques para la construcción de carreteras son solo algunos ejemplos.

Conservación del orangután de Borneo

También se ve perjudicado el hábitat por incendios a gran escala facilitados por el fenómeno meteorológico de El Niño. Además, el comercio ilegal de animales influye en el declive de las poblaciones de esta especie. Finalmente, estos ejemplares también son cazados para comerlos por algunos pueblos indígenas.

Estimaciones alarmantes

En un momento dado, las poblaciones del orangután de Borneo incluían cientos de miles de individuos. Según las estimaciones actuales, el número total disminuyó en un 50 %. Las cifras más recientes y exactas se pueden encontrar en el sitio web de la UICN.

La Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN muestra que unos 14 600 orangutanes de Sumatra permanecen en libertad. El orangután de Borneo, por su parte, se estima en alrededor de 104 700 individuos.

La pérdida sustancial de los hábitats en ambas islas hace inferir que las cifras actuales están realmente por debajo de los números que figuran en la Lista Roja de la UICN. Aproximadamente, entre 2 000 y 3 000 orangutanes de Borneo fueron asesinados cada año, solo en las últimas cuatro décadas.

El orangután de Borneo es una especie adaptativa

Los orangutanes, en general, se han descrito como una especie altamente sensible que puede sobrevivir solo en las condiciones ecológicas más vírgenes. Sin embargo, cuanto más aprenden los investigadores sobre esta especie, más encuentran que es capaz de adaptarse a los nuevos desafíos.

Orangután de Borneo en peligro de extinción

Por ejemplo, se ha visto que el orangután de Borneo camina en el suelo más a menudo de lo que se pensaba anteriormente. Asimismo, pueden alimentarse de plantas que no forman parte de su dieta natural, como la acacia o la palma aceitera.

Estos comportamientos podrían permitirles sobrevivir en paisajes fragmentados y en locaciones de bosques mucho más pequeños de los que se creía posible. Sin embargo, no pueden hacer frente a la alta tasa de muertes que se observa en la actualidad.

El orangután de Borneo es una especie de reproducción muy lenta. Las hembras solamente se reproducen una vez cada seis u ocho años. Este es el intervalo de nacimiento más largo de cualquier mamífero terrestre, por lo que la recuperación de la población es muy poco significativa.

Se pronostica un nuevo descenso

Existen poblaciones protegidas en partes Borneo de Malasia y algunos parques nacionales más grandes en Borneo de Indonesia. Esto podría hacer ver que parezca improbable que el orangután de Borneo se extinga en el futuro cercano. Aun así, hay una necesidad urgente de prevenir más muertes.

Hoy en día, alrededor de 10 000 orangutanes habitan en áreas asignadas al desarrollo de la palma aceitera, que aún están cubiertas de bosques. La caza, la matanza en situaciones de conflicto entre nativos y la recolección de individuos como mascotas deben abordarse a través de la divulgación pública.

Esto facilitaría la resolución de conflictos en las comunidades y la aplicación de la ley. En términos de conservación es clave desarrollar estrategias adecuadas que realmente aborden el declive de la población actual. Además, se debe investigar más profundamente sobre por qué las personas matan a los orangutanes.