Animales y plantas que nunca mueren

Virginia Duque Mirón · 6 agosto, 2018
Estas especies gozan de una longevidad de miles de años, y nunca desaparecerán salvo causas externas que las aniquilen

Que busquemos vivir eternamente no es algo que hay salido de nuestra imaginación ni que nos hayamos inventado. La naturaleza ya nos ha enseñado que hay animales y plantas que nunca mueren y nosotros, en cierta medida, queremos imitarlos. Te hablamos de ellas y, a lo mejor, descubres algo que nos ayude.

¿De verdad hay animales y plantas que nunca mueren?

Hay cientos de leyendas y mitos sobre la juventud, la eternidad y la vida sin fin. ¿De dónde sacó el ser humano tales ideas? Sin duda, de la naturaleza. Se han descubierto animales y plantas que son inmortales. Bueno, inmortales biológicamente hablando.

Decimos esto porque un animal o planta que sea inmortal no está exento de perder la vida en un accidente o por un depredador o una sierra, en el caso de los árboles. Aun así, es sorprendente que estas especies nunca envejezcan ni mueran. Estos son algunos:

Pino longevo

Esta especie de árbol –foto que abre este artículo– se encuentra en Norteamérica y se estima que tienen más de 5 000 años de antigüedad. A pesar de que las inclemencias del tiempo han hecho estragos en ellos, y se les nota en su apariencia, siguen en pie, intactos e impasibles a lo que venga.

Estudios que analizaron sus células demostraron que estas no habían envejecido y que seguían tan bien como cuando comenzaron a existir hace 5 000 años. Se cree que guarda en las raíces células madre que provocan el crecimiento de otras nuevas, lo que permite que su nivel celular siga intacto.

Anémonas

Las anémonas son animales marinos que sobreviven gracias al veneno que disparan hacia sus presas, que suelen ser pequeños peces y moluscos, los cuales les sirven de alimento. Parece que estudios realizados en estos animales demuestran que el único signo de envejecimiento es su tamaño.

Anémona marina: características

Cuando van avanzando en años, su tamaño aumenta, pero no se ha dado el caso de que ninguna muera en ningún momento. De hecho, se sabe con certeza que cualquier parte que le falte o se le ampute vuelve a crecer, así que tienen una capacidad de regeneración impresionante.

Aunque claro, sucede como lo que mencionamos al principio, esta inmortalidad es biológica. Es decir, las anémonas son presas para otros animales, así que si sirven de alimento morirán.

Se cree que este animal tiene el secreto de la inmortalidad y que tiene mucho en común con el ser humano. Por ello, se están llevando a cabo investigaciones gracias a becas millonarias, con el fin de descubrir algo que nos pudiera llevar a ser inmortales. En el fondo, nuestro cuerpo también se regenera en cierta forma como sucede con el suyo. Por ejemplo, el pelo, nuestras uñas o nuestras células.

Secuoya

Son los árboles más altos del mundo y muchos llevan milenios en pie. Aunque se conoce de casos de muchos que han muerto, la causa siempre ha estado vinculada a agentes externos como incendios o inclemencias del tiempo.

Secuoya

Estos árboles, que nacen de una semilla minúscula, llegan a alcanzar alturas impresionantes y se cree que muchos de ellos llevan más de 5 000 años en pie, y aún siguen. ¿Serán ellas las que tengan el secreto de la inmortalidad?

Medusas

Es posible que te extrañe ver este nombre en la lista de animales y plantas que nunca mueren, pues probablemente más de una vez has visto medusas muertas en las playas donde veraneas. No todas las medusas lo son, pero hay diversas especies que al haber sido analizadas han demostrado ser inmortales biológicamente hablando.

Medusas venenosas

Pueden dar marcha atrás en su propio desarrollo, por lo que son capaces de ser jóvenes siempre que quieran. Interesante, ¿no te parece?

Cuanto más aprendemos de la naturaleza y de los seres que la componen más cuenta nos damos de que es una desconocida para nosotros. ¿Quién sabe si algún podremos vivir eternamente gracias a lo que aprendamos de ella? Habrá que esperar…