5 consejos para cuidar de un escorpión

Los escorpiones son seres fascinantes y letales a partes iguales. De todas formas, no todos los tutores están preparados para mantener uno de estos invertebrados en su hogar.
5 consejos para cuidar de un escorpión
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 27 octubre, 2021

El orden de los escorpiones (Scorpiones) contiene más de 2500 especies descritas, las cuales se distribuyen en 22 familias biológicas diferentes. La adaptabilidad de estos artrópodos y su éxito a la hora de cazar han permitido que se adapten a diversos ecosistemas templados y cálidos, por lo que están en contacto estrecho con el ser humano en algunas regiones.

Cuidar de un escorpión es sencillo, pero debes tener en cuenta una serie de condiciones a nivel tanto de especie como de ecosistema a la hora de hacerte con uno de ellos. Lee estos consejos que te mostramos y aprende a mantener uno de estos artrópodos arácnidos de la forma más adecuada posible.

1. No cojas al escorpión del campo

El primer error que cometen muchos tutores no experimentados en la terrariofilia es coger un animal salvaje para mantenerlo en cautiverio. Esto es poco ético y puede llegar a dañar gravemente a los ecosistemas, pues está demostrado que la sustracción de seres vivos con fines comerciales o recreativos favorece la disminución de sus poblaciones (y por ende su extinción).

Un escorpión capturado no se adaptará bien al ecosistema doméstico en casi ningún caso. Además, es probable que esté viejo, que porte ácaros parásitos o que tenga algún otro problema de salud previo. Por eso, morirá a los pocos días casi siempre.

Coger animales de su entorno natural es dañino en todos los sentidos. 

2. Elige la especie adecuada

Decenas de especies de escorpiones se mantienen y se crían en cautiverio a día de hoy y se pueden adquirir en tiendas profesionales. Algunas son más caras que otras, pero en general un ejemplar juvenil de una especie típica (género Heterometrus sobre todo) no suele ser nada costoso.

Todos los escorpiones son venenosos, pues tienen un telson o aguijón en la punta de su cola que conecta directamente con una glándula productora de toxinas. De todas formas, algunos ejemplares son muchísimo más letales y agresivos que otros.

Por ejemplo, la mayoría de escorpiones del género Heterometrus (longimanus, laoticus, petersii y más) tienen un veneno muy poco potente. Algo similar ocurre con Scorpio maurus y otros escorpiónidos grandes con pinzas muy evidentes. Por otro lado, los representantes de los géneros Tytius, Androctonus y Hottentotta pueden llegar incluso a matar a un ser humano con su picadura.

La tenencia de escorpiones letales requiere la adquisición de una licencia e instalaciones especiales. 

Un escorpión mauro.

3. Mantén el terrario simple y utilitario

El terrario siempre deberá diseñarse con los requerimientos del invertebrado en mente. Un escorpión tropical del género Heterometrus requiere una humedad ambiental del 70-80  % y un sustrato terroso, además de musgo, cortezas de troncos y quizá alguna planta bajo la que pueda esconderse. Este s etup general se aplica a las especies de climas húmedos.

Por otro lado, un escorpión desértico requerirá un aporte de humedad mínimo, temperaturas muy altas (casi siempre por encima de los 25 °C durante el día), sustrato arenoso y piedras grandes bajo las que pueda refugiarse. Lo más adecuado siempre será simular el ambiente natural de la especie, ya sea árido o selvático.

Los escorpiones se benefician de terrarios simples, pues demasiadas ramas o rocas aumentan las probabilidades de caídas o aplastamientos innecesarios. La regla general es que la instalación sea de 2 a 3 veces la longitud del animal a lo largo, 2 veces a lo ancho y unos 20 centímetros de alto y que cuente con un par de refugios (uno en la zona más fría y otro en la más caliente).

Estos invertebrados no escalan, pero deberás llenar más o menos la mitad del terrario con sustrato para que se entierren.

4. Necesitarás alimento vivo

Los escorpiones son cazadores de tipo sit and wait, es decir, esperan dentro de su guarida hasta que aparezca una presa desprevenida y acaban con su vida con ayuda del aguijón. Al ser depredadores, solo consumirán presas (nada de vegetales) y estas tienen que estar vivas. De todas formas, son animales poco activos y con un metabolismo lento.

El mantenimiento de insectos como alimento vivo puede complicarse para muchos tutores, así que hay que tener este punto muy en cuenta. La mayoría de ejemplares se saciarán con un grillo, cucaracha o gusano mediano a la semana. De todas formas, es muy común que los adultos dejen de comer por intervalos prolongados antes de la muda.

Cuidar a un escorpión siempre requiere la cría de insectos presa en cautiverio.

5. No bajes la guardia y utiliza siempre pinzas

Las pinzas quirúrgicas o de cocina (mejor si tienen 10 o 20 centímetros de longitud) serán tus mejores aliadas a la hora de manipular el entorno del escorpión. Siempre que quieras retirarle la comida muerta, las heces o agregar presas nuevas al terrario, hazlo con las pinzas habilitadas para ello. No importa cuánto creas conocer a tu mascota o lo tranquila que esté.

Los escorpiones son muy malos escalando, pero destacan por su velocidad a la hora de perseguir a sus presas en cortos periodos de tiempo y pueden llegar a inyectar sus toxinas en la piel del tutor en cuestión de segundos. Es necesario no bajar nunca la guardia y mantener una distancia de 15 centímetros o más siempre que interactúes con el entorno del animal.

Los escorpiones son impredecibles. No metas nunca la mano desnuda en su terrario, menos aún si no has localizado al animal. 

¿Sabes qué comen los escorpiones?

Recomendaciones finales

Los escorpiones mudan su exoesqueleto para crecer en un proceso conocido como ecdisis varias veces a lo largo de su vida. En esta época son muy vulnerables y es cuando más muertes se producen, sobre todo si se mantienen individuos juveniles en malas condiciones. Es necesario subir la humedad y retirar toda presa viva del terrario para evitar percances en este momento.

Por último, también hay que destacar que los escorpiones son relativamente longevos, pues viven de 3 a 5 años (o mucho más). Asegúrate de poder hacerte cargo de tu invertebrado hasta su fallecimiento natural, pues soltarlo en el entorno salvaje nunca es una opción y además se considera ilegal. Cuidar de un escorpión es sencillo, pero no deja de suponer una responsabilidad a largo plazo.

Te podría interesar...
México: uno de los países con más picaduras de escorpiones
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
México: uno de los países con más picaduras de escorpiones

México es uno de los países con más picaduras de escorpiones del mundo entero. ¿Quieres saber por qué? El clima tiene mucho que ver.



  • Marshall, B. M., Strine, C., & Hughes, A. C. (2020). Thousands of reptile species threatened by under-regulated global trade. Nature communications, 11(1), 1-12.
  • Nirthanan, S., Joseph, J. S., Gopalakrishnakone, P., Khoo, H. E., Cheah, L. S., & Gwee, M. C. (2002). Biochemical and pharmacological characterization of the venom of the black scorpion Heterometrus spinifer. Biochemical pharmacology, 63(1), 49-55.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.