Conoce al milano negro

Eugenio Fernández · 15 junio, 2018
Se trata de un ave rapaz que también se aprovecha de la carroña que encuentra y, además, es capaz de robarle comida a congéneres u otras especies

El milano negro es una de las rapaces más abundantes que tenemos en la península ibérica, dado que es un ave rapaz muy adaptativa que vive en multitud de ecosistemas.

Características del milano negro

Los milanos forman parte de uno de los grupos de aves rapaces diurnas que tenemos en Europa, caracterizados por una cola ahorquillada muy característica. Por lo demás, el milano negro es un ave rapaz de tamaño medio y tonalidades parduzcas, con la cabeza gris en los ejemplares adultos.

Esta cola le sirve al milano de timón, por lo que a la hora de distinguir a un milano de otras aves debemos detenernos a observarle para ver bien la cola, ya que esta puede estar más cerrada o más abierta.

En España tenemos dos especies de milanos, que son sencillas de diferenciar: el milano real (Milvus milvus) tiene grandes manchas blancas en la parte baja de las alas, mientras que el milano negro (Milvus migrans) es pardo completamente, de forma similar al busardo ratonero.

Milano negro: comportamiento

Comportamiento del milano negro

Se trata de una especie gregaria, que no es raro ver en grupos. Esta rapaz es un animal oportunista que se alimenta de todo y se adapta a la disponibilidad de alimento.

Así, el milano negro puede cazar pequeños mamíferos, alimentarse de insectos durante plagas o depender de vertederos o atropellos. El milano real, su pariente cercano, depende mucho más de la carroña que el milano negro.

El milano negro llega incluso a aprovechar los virus del conejo como la mixomatosis o la enfermedad vírica hemorrágica para cazar a este animal cuando está débil, y es donde se suelen congregar grupos grandes de este ave rapaz.

Esta especie también es conocida por practicar el cleptoparasitismo. Es decir, el robo de presas a otros depredadores de su especie o de otras.

Hábitat del milano negro

El milano negro es una especie migrante; a España viene a criar durante los meses más cálidos mientras que pasa el invierno en África. Sin embargo, el milano real suele venir en los meses más fríos, aunque cada vez son más milanos reales los que pasan en España todo el año.

Milano negro: hábitat

Así, el milano negro se encuentra por toda Europa, pero en España no aparece en algunas zonas del litoral mediterráneo. Aunque muy adaptable, prefiere áreas cercanas al agua, como pueden ser bosques cercanos a lagos o ríos.

Las diferentes subespecies de milano hacen que sea un ave rapaz con una enorme distribución: el milano negro se puede encontrar en todos los continentes salvo en América. 

Durante la cría se establece en dehesas, sotos pinares o grandes bosques para criar, mientras que para la caza prefiere pastizales y paisajes en mosaico moldeados por la ganadería.

Conservación del milano negro

En cuanto a su conservación, el uso ilegal de venenos ha hecho que los milanos negros peligren. También han sido afectados por los choques contra los tendidos eléctricos e incluso su persecución directa.

El atropello tampoco es raro, al poder encontrarse a los milanos en carreteras consumiendo carroña y cazando, de forma similar a lo que ocurre con zorros y carreteras.

Sin embargo, la capacidad de adaptación de esta rapaz ha hecho que pueda tener éxito en prácticamente cualquier situación, por lo que sus poblaciones se encuentran en buen estado de salud.