Conoce a los animales celtas

Yamila 31 mayo, 2018
Presentes en mitos y leyendas, estas especies estaban relacionadas a una deidad y gozaban de habilidades, de ahí que fueran tallados en cascos y armaduras de los guerreros

Cada cultura o civilización ha considerado a las especies salvajes de una manera diferente. En el siguiente artículo te contamos sobre los animales celtas, aquellos que eran venerados o elegidos por este conjunto de pueblos distribuidos por Europa y relacionados con la historia de Gran Bretaña.

¿Cuáles eran los animales celtas?

Así como sucedía con otras culturas, los celtas también dependían de los animales para poder vivir; algunos eran cazados como alimento y otros domesticados para las actividades cotidianas. Además, había especies que se empleaban en sacrificios o rituales y estaban los que tenían una simbología muy fuerte, relacionada a una deidad.

Los animales celtas han sido elegidos por sus cualidades, ya que a cada uno se le dotaba de una habilidad específica. De esta manera se los reconocía y se los ‘adoptaba’ como propios con el fin de que una persona pudiera aprovechar esos dones.

Es así como los guerreros celtas tallaban siluetas de animales en sus armaduras y cascos. Y, por supuesto, no faltaban las leyendas y los mitos en torno a ciertas especies. Entre los animales celtas sagrados podemos destacar:

1. Ciervo

Uno de los más importantes por considerarse ‘el señor del bosque’ y el guía del hombre por tratarse del animal más antiguo. Asociado al dios de la caza, suele estar acompañado en las representaciones por toros, serpientes, perros o leones.

En una cueva francesa se ha descubierto una pintura rupestre donde se ve un hombre-animal con astas de ciervo (foto que abre este artículo). Los celtas creían que este mamífero daba buena suerte y les ayudaba a cazar. También era un símbolo del renacimiento en primavera, cuando le crecen nuevamente las cornamentas, su principal fortaleza.

2. Caballo

Se asocia a este animal con la Diosa Epona, de la naturaleza, la fertilidad, el agua y la curación. Para los celtas, el caballo es un gran guerrero y protector de los males; un aliado fiel en las batallas y sagrado hasta un punto tal que no podía comerse su carne ni hacerle daño.

Caballo

Las yeguas de color blanco eran aún más veneradas por su relación con la abundancia. También representaba a la soberanía del rey y su poderío frente al pueblo.

3. Serpiente

Quizás sientas temor al ver una serpiente, pero para los celtas este ofidio era sinónimo de astucia, sabiduría y reencarnación. Si bien en algunos países donde vivían estas culturas no habían víboras, sabían de ellas por sus pares de la Europa continental.

Muda de las serpientes

Es uno de los animales celtas más importantes por lo que simboliza; se decía que al introducirse en la tierra conocía todos sus secretos y se alimentaba de su fuerza vital. A su vez, representaba la naturaleza cíclica de la vida.

4. Salmón

Los peces en general, y el salmón en particular, se asociaban al saber. Además, se lo vincula con los árboles de avellano –sus frutos están incluidos en la dieta del pez– gracias a una leyenda.

Salmón

Se decía que un salmón había comido nueve avellanas de la sabiduría, las cuales habían caído del árbol del conocimiento. Y quien fuese capaz de pescarle y comerle, podría alcanzar todo el saber del mundo.

5. Jabalí

Es fuerte, indomable, salvaje y poderoso. Por ello, es uno de los animales celtas más usados en la guerra como símbolo de coraje y valentía. Los guerreros llevaban estandartes con la figura del jabalí, la cual también aparece en monedas y escudos.

Jabalí: características

Según la mitología local, el gran héroe del mundo toma su forma para poder liberarse de quienes le habían capturado y luego exterminarles a través de una maldición. Por este motivo, lo veneraban en diferentes eventos sociales y tras el éxito en las campañas militares.

Te puede gustar