10 conductas que los perros llevan a cabo por instinto

Algunos comportamientos de los canes no son aprendidos, sino que responden a un instinto determinado por sus genes. Aquí tienes varios ejemplos de ello.
10 conductas que los perros llevan a cabo por instinto
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 27 enero, 2022

El comportamiento general de un animal tiene parte influenciada por el medio y parte dictaminada por su carga genética. Estas dos variables contienen multitud de factores que interaccionan de forma compleja, por lo que resulta difícil hacer afirmaciones absolutas. No obstante, existen una serie de conductas que los perros llevan a cabo por instinto que son fáciles de reconocer.

En este espacio vas a conocer los más básicos de ellos. Algunos los comparten con todos los animales, como el de supervivencia, pero otros son específicos de la especie y responden a las necesidades de los canes. No te pierdas nada, pues se trata de un tema muy útil para conocer mejor a estos animales.

¿Qué es el instinto?

El instinto tiene muchas definiciones, pero la más sencilla es esta: se trata de un impulso interior e irracional que provoca una conducta específica y dictaminada por la carga genética del ser vivo. De esta manera, animales de la misma especie se comportan igual ante estímulos específicos, y esta conducta se hereda a través de las generaciones.

Que el comportamiento instintivo esté determinado por la herencia genética no quiere decir, en ningún caso, que no se pueda modificar. Dicho de otro modo, un perro con instintos de pastoreo es capaz de no pastorear si ha aprendido a controlarse. Por tanto, no te tomes los siguientes ejemplos de comportamiento instintivo como algo inevitable, sino como tendencias innatas ligadas a la supervivencia.

Los ojos de un lobo.

10 conductas que los perros llevan a cabo por instinto

Todos los seres vivos tienen instintos básicos relacionados con la supervivencia del individuo y la continuidad de la especie. Por otro lado, cada uno de ellos debe llevar a cabo estas dos tareas en unas condiciones ambientales determinadas, por lo que existen instintos concretos para cada especie. Vamos a ver algunos correspondientes a los cánidos.

1. Instinto de supervivencia

Este instinto engloba varias conductas básicas de los perros: comer, beber, huir, luchar y todas aquellas destinadas a satisfacer las necesidades básicas del organismo. Sin estas reacciones instintivas, los canes no serían capaces de mantenerse con vida. Solo dejan de llevarse a cabo cuando el animal está muy enfermo o cerca de fallecer debido a su vejez.

2. Comportamiento gregario

Otra de las necesidades de los perros es la de socializar, ya que es una especie que se organiza en grupos. La unión de esfuerzos da lugar a mejoras en la obtención de recursos y la protección del conjunto de individuos. Por eso, los canes siempre buscarán, en mayor o menor medida, la interacción con aquellos a los que consideren de su grupo social.

3. Conducta sexual

El impulso sexual está destinado a la perpetuación de la especie. Sería raro que hubiese que enseñar a un macho a cortejar a una hembra o contarle cuándo es su época propicia para procrear. La conducta sexual está mediada por diversos mecanismos fisiológicos que crean el impulso del cortejo y la cópula. Se trata de un baile de hormonas muy bien estudiado.

Algunos ejemplos de eso son los cambios en el carácter de las hembras durante el estro o la conducta de monta de los machos.

4. Instinto jerárquico

Dentro del comportamiento social, el instinto de jerarquía es básico para organizar los grupos. Por eso, todos los perros tienen actitudes específicas para demostrar dominancia y sumisión, aunque cada individuo tienda hacia uno u otro estilo.

Un ejemplo claro de dominancia son comportamientos como tratar de ir delante de todos los miembros del grupo, querer comer en primer lugar o la conducta de monta. Por el contrario, los comportamientos de sumisión se orientan a impedir la escalada de un conflicto y se ven representados cuando el animal hace señales de calma o muestra el vientre durante una pelea.

5. Conductas de caza

Otra de las conductas que los perros llevan a cabo por instinto es la de cazar. Aunque esta tendencia se ve más claramente en unas razas que en otras debido a la selección genética que el hombre ha ejercido sobre esta especie, todas la poseen en mayor o menor medida.

Todo perro es capaz de seguir un rastro, perseguir a otros animales y atrapar objetos con sus dientes. Nadie tiene que enseñarle este comportamiento a un cachorro: forma parte de su juego y lo desarrollará mucho más y mejor si la madre lo lleva de caza.

6. Pastoreo

La conducta de pastoreo es otra de esas que se han desarrollado a través del proceso de domesticación. No está claro si proviene del impulso de mantener al grupo unido durante los desplazamientos o deriva del comportamiento de depredación, pero en algunos canes aparece de manera instintiva, aunque se debe moldear mediante la educación.

7. Conducta de excavación

La excavación es un comportamiento muy útil para descubrir presas que viajan bajo tierra, como los ratones o los topos. Los perros también entierran objetos y presas para volver más tarde a buscarlos (aunque a veces luego no los encuentren).

8. Nadar

Otra de las conductas que los perros llevan a cabo por instinto es nadar. Si bien no son animales que hagan vida dentro del agua, los movimientos de pataleo que hacen dentro de ella responden a la necesidad de supervivencia. Es decir, se trata de una manera de mantenerse a flote y no ahogarse.

9. Preparar la zona de descanso

Uno de los comportamientos que más llama la atención de los canes es el momento en el que dan vueltas sobre sí mismos antes de tumbarse a dormir. Esta conducta, además de aplanar y acomodar el lugar donde se va a tender, le permite al perro dar un último vistazo a sus alrededores antes de dormir para asegurarse de que no hay peligro.

10. Territorialidad

Si bien cada ejemplar tiene su espacio personal y lo defiende de los demás miembros de su manada, la territorialidad responde a la defensa de un terreno en el que el grupo se siente seguro. Para ello se sirven, sobre todo, de olores específicos, como los de las feromonas presentes en la orina. También es fácil ver jaurías de perros salvajes que patrullan los límites de su área para protegerla.

Un perro territorial que gruñe.

Seguro que te suenan todos estos comportamientos instintivos. De todas maneras, algunos canes los presentan en mayor medida que otros: se trata de una especie que ha pasado por un largo proceso de domesticación que ha potenciado ciertos comportamientos según para qué se utilizara la raza.

Es útil tener en consideración estos aspectos del comportamiento del perro, pues te ayudarán a darle una educación que le permita vivir en un mundo humano. No obstante, recuerda que no llevar a cabo ciertas conductas producirá frustración en el can, así que debes aprender a redirigirlas hacia objetos y actividades no dañinas.

Te podría interesar...
¿Qué son y para qué sirven las feromonas en el mundo animal?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Qué son y para qué sirven las feromonas en el mundo animal?

¿Quieres saber para qué sirven las feromonas? Son sustancias segregadas por los animales que influyen en los hábitos reproductivos. Te contamos cóm...



  • Hermiston, C., Montrose, V. T., & Taylor, S. (2018). The effects of dog-appeasing pheromone spray upon canine vocalizations and stress-related behaviors in a rescue shelter. Journal of Veterinary Behavior26, 11-16.
  • Howell, T. J., & Bennett, P. C. (2020). Preventing predatory behaviour in greyhounds retired from the racing industry: Expert opinions collected using a survey and interviews. Applied Animal Behaviour Science226, 104988.