Todo lo que debes saber sobre genética animal

19 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Miguel Mata Gallego
La genética es una ciencia relativamente compleja, pero es indispensable comprender ciertos términos para entender por qué los animales son como son.

La genética es fundamental para entender a los animales. Hablamos de una ciencia fascinante y compleja, que se encarga de estudiar las propiedades hereditarias de los seres vivos. Sin la genética, habría sido imposible descifrar conceptos tan importantes como la evolución.

¿Cómo se heredan los caracteres de generación en generación? ¿Qué son los genes y como se expresan? En las siguientes líneas respondemos a estas preguntas y muchas más.

El ADN: la molécula base de la vida

Como ya hemos dicho en líneas previas, la genética es la ciencia que describe cómo se transmite la herencia biológica de generación en generación mediante el ADN.

El ADN es la molécula considerada la base de la herencia genética y, por lo tanto, de la propia vida. Se trata de una larguísima doble cadena de ácidos nucleicos, la cual está presente en toda célula animal y que determina su función y propiedades.

El ADN contiene la información necesaria para la posterior expresión génica. La expresión génica en animales puede ser cualquier característica de los mismos: la presencia de estructuras como los cuernos, el pelo, los ojos y otros muchos rasgos morfológicos.

¿Cómo expresa el ADN su información genética en animales?

Como hemos explicado, el ADN está formado por largas cadenas de ácidos nucleicos. Estos son iguales salvo por una región, denominada base nitrogenada, que puede ser adenina (A), guanina (G), timina (T) o citosina (C). El orden de las bases nitrogenadas da lugar al denominado código genético, que determina las características de los animales.

Cada tres pares de bases nitrogenadas —conocidos como codones— codifican para un aminoácido diferente. Los aminoácidos son los «ladrillos» con los que se fabrican las proteínas. Las proteínas, por tanto, son el fin último de la expresión génica y también la base de los caracteres externos de los animales.

Esquema de la formación de las proteínas.
Esquema de la formación de una proteína en el ribosoma. Cada codón codifica un aminoácido diferente.

Los cromosomas

Pero, entonces ¿qué son los famosos cromosomas? Un cromosoma no es más que una de las moléculas de ADN condensadas que se hallan en el núcleo de cada célula. En los humanos hay 23 pares, es decir, un total de 46. Tener más o menos cromosomas puede ser fuente de enfermedades, como por ejemplo, el famoso síndrome de Down.

Como ya hemos dicho en previas ocasiones, la mayoría de animales somos diploides, es decir, tenemos dos copias de material genético en el núcleo de cada célula —dos juegos de cromosomas homólogos—. Estas copias son heredadas una de la madre y otra del padre.

Esto es importante ya que, según como sean estas copias para un alelo concreto —cada una de las manifestaciones que puede adquirir un gen—, el individuo puede ser:

  • Homocigoto, si ambas copias son la misma.
  • Heterocigoto, si cada alelo es diferente. En este caso, se expresará en el animal aquel alelo que sea dominante, como explicaremos en el siguiente apartado.
Homocigoto y heterocigoto

El comienzo de la Genética: los guisantes de Mendel

Hasta el siglo XIX, la concepción de que los caracteres de los seres vivos eran hereditarios era algo que se intuía, pero no se tenía claro por qué ni cómo funcionaba. Se sabía que, por ejemplo, los animales domésticos heredaban ciertas características, como el color del pelo o el tamaño de ciertas estructuras.

En 1865, el monje checo Gregor Mendel comenzó a realizar experimentos con variedades de guisante para estudiar la manera en que se transmitían los caracteres. Esto supuso, sin duda, la base primigenia del estudio genético.

Cuando cruzó guisantes amarillos con guisantes verdes, esperaba obtener guisantes con una mezcla de colores verdeamarillentos. Sin embargo, para su sorpresa, observó cierta proporción de guisantes verdes y cierta proporción de amarillos a lo largo de las generaciones descendientes.

Gracias a estos experimentos, el monje formuló las conocidas como leyes de Mendel, bases de la genética clásica, las cuáles expondremos en el siguiente apartado.

Las leyes de Mendel

Las leyes de Mendel explican de manera muy simple pero veraz la herencia de los carcateres en seres vivos. Te las contamos en unas pocas líneas:

  • Primera ley o principio de la uniformidad: «cuando se cruzan dos individuos de raza pura, los híbridos resultantes son todos iguales». El cruce de dos individuos homocigotos, uno de ellos dominante (AA) y el otro recesivo (aa), origina solo individuos heterocigotos (Aa) con el mismo fenotipo —apariencia externa del carácter—.

En animales, podemos pensar en un caballo color crema (AA) y otro color negro (aa) que sean homocigotos. Al cruzarlos, toda su descendencia será Aa, que por dominancia del carácter mostrará un color crema. Esta información es muy importante para, por ejemplo, seleccionar la cría de ciertas razas de perros.

  • Segunda ley o principio de la segregación: «Ciertos individuos son capaces de transmitir un carácter aunque en ellos no se manifieste».

En esta ocasión cruzamos una yegua y un caballo de color crema, pero ambos heterocigotos (Aa). La descendencia resultante serán potros de color crema y color negro, con una proporción de tres a uno, ya que algunos potros heredarán ambas copias recesivas con una probabilidad del 25 %.

Así pues, 3/4 de los descendientes serán crema y 1/4 restante presentarán coloración negra. En este caso, podemos ver como los padres no expresaban el gen del color negro, pero ambos eran portadores del mismo.

  • Tercera ley o principio de la combinación independiente: cuando se consideran dos caracteres, estos se transmiten a la descendencia de forma independiente, sin estar ligados.
Genética y leyes de Mendel.
Las dos primeras leyes de Mendel resumidas en un diagrama.

Como hemos podido ver en el artículo, la genética es una importantísima ciencia que nos permite conocer a los seres vivos y explicar la transmisión de los caracteres a lo largo de la historia evolutiva de las especies. Cada carácter morfológico presente en un animal está condicionado por el ambiente y su genotipo.

Mayor, C. E.-I. C. M. G. (2008). Genética y las Leyes de Mendel: Gregor Johann Mendel. Museo Virtual de la Ciencia del CSIC. CSIC. http://museovirtual.csic.es/salas/mendel/m8.htm Genética. (2020, 5 de noviembre). Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: 12:58, noviembre 10, 2020 desde https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Gen%C3%A9tica&oldid=130658764. ADN (Ácido Desoxirribonucleico) | NHGRI. (2019). Genome.gov. https://www.genome.gov/es/genetics-glossary/ADN-acido-Desoxirribonucleico