Cómo tratar la sequedad en la nariz del perro

Miguel Rodríguez 27 marzo, 2018
Siempre hay que estar atentos a la humedad de la nariz de los canes, pues una trufa seca es señal, en la mayoría de los casos, de deshidratación o exceso de sol

La nariz de un perro es muy singular por estar siempre húmeda. Su nariz es la herramienta principal que tienen para ver el mundo por lo que una nariz húmeda es señal de un bienestar. Sin embargo, debemos empezar a preocuparnos cuando empecemos a notar la sequedad en la nariz del perro.

Un órgano que siente el mundo

Los perros son muy dependientes de su olfato para descubrir el mundo que le rodea y moverse e interactuar con él. De hecho, el olfato de los perros puede llegar a ser hasta 5 veces superior al contrastarla con la del ser humano, por lo que es fundamental que esté saludable.

Una nariz seca puede significar una señal de alarma para su dueño, pero no se se preocupen; una nariz seca no es motivo para alarmarse en la mayoría de los casos. Es muy común que la sequedad en la nariz del perro se deba a otros factores, como la deshidratación o el exceso de sol.

Los problemas que trae consigo una nariz seca en los canes son variados: la más directa es la perdida del olfato en cierto grado dado que ya no pueden oler de forma apropiada. Otra de ellas son problemas de irritación y en algunos casos dolor moderado o grave según sea el caso.

Existen diversas enfermedades que pueden llegar a manifestarse en una nariz seca, como el moquillo e hiperqueratosis. Esta última es un poco más grave debido a que la piel de la nariz se vuelve escamosa y puede llegar a sangrar en abundancia si no se trata adecuadamente.

Hocico de un perro

Si se trata de esta ultima o sospechas de alguna otra enfermedad, lo mejor es consultar con el veterinario de inmediato para evitar que se agrave la situación. Dicho esto, les hablaremos un poco acerca de como tratar la sequedad en la nariz del perro.

Tratamiento de la sequedad en la nariz del perro

Manejar esta situación es más sencillo de lo que muchos creen, siempre y cuando no se trate de alguna enfermedad más grave. Una vez que estemos seguros que no se trata de nada alarmante, pues es hora de cuidar de su nariz.

Una de las principales acciones para prevenir la sequedad en la nariz del perro es manteniéndole hidratado. Para ello, necesitamos propiciarle agua fresca varias veces durante el día, además, es una buena idea que no se sobrepase con el tiempo mientras se asolea.

Si no se soluciona el problema, pues tendremos que ser un poco más físicos con él en el buen sentido. Para ello necesitamos un jabón especial para mascotas; los jabones para humanos poseen químicos muy fuertes que causan más daño en vez de cuidarle.

Limpia la nariz del animal con agua y el jabón antes mencionado, esto matará las bacterias que puedan estar habitando en la zona y lo resfrescará. Procura que el animal no inhale de la espuma para que no se convierta en un problema más grave.

Baño a un perro

Aplica vaselina o algún producto parecido sobre la nariz del animal; la crema ayudará a que vuelva a su estado natural, pero procura no excederte con la cantidad; el can se lamerá la nariz a lo largo del día y corre el riesgo que se la trague. Una vez hecho esto solo queda estar pendiente sobre como evoluciona el animal durante el día.

Otro método

Es similar al anterior, pero en vez de usar un jabón especial, se requiere de una loción pensada para el cuidado de la piel de los perros. La marca la dejamos a tu discreción, pero nosotros recomendamos Dermozyn de Virbac dado a que no presenta complicaciones en la mayoría de los casos.

Solo basta con aplicar dos veces al día la loción en la zona de la nariz evitando aplicar grandes cantidades para que el animal no ingiera el producto durante el día. De igual forma se debe vigilar su evolución durante los próximos días.

En estos casos en donde se deba aplicar un producto, lo mejor es consultar con el veterinario, ya que él nos puede indicar con mayor exactitud el producto indicado para cada situación. Además, nos ayudará a descartar si se trata o no de algo más grave.

Te puede gustar