Cómo evitar insectos en tu piscina de casa

Con la llegada del verano es más que probable que aparezcan numerosos insectos en el agua como las avispas y las abejas; para solucionar este problema, hay que tener a mano una serie de productos y una eficaz depuradora

El verano ya está aquí y con él las ganas de disfrutar de la piscina en casa. Sin embargo, la estación también es propicia para la aparición de toda clase de insectos que pueden hacer más desagradable la experiencia.

Una gran variedad de insectos caerá en nuestra piscina y puede transformarse en un verdadero dolor de cabeza. ¿Cómo evitar los insectos en tu piscina? A continuación, veremos algunas recomendaciones para que el verano en la piscina sea agradable y libre de plagas.

¿Por qué a los insectos les gusta la piscina?

Durante el verano, el agua de la piscina se mantiene siempre en una temperatura templada. Los insectos, por tener sangre fría, son atraídos naturalmente a ella. Por esta razón, es muy común encontrar una gran variedad de invertebrados  bañándose o muertos en la piscina.

Los insectos que se encuentran con mayor frecuencia en la piscina son las chinches, las avispas y las abejas, entre muchos otros. Algunos de ellos mueren rápidamente minutos después de entrar en contacto con el agua. Este es el caso, por ejemplo, de las avispas y las abejas.

Sin embargo, otros pueden estar horas debajo del agua sin respirar. Estos ‘insectos acuáticos’ permanecerán vivos y seguirán disfrutando de la piscina durante mucho tiempo.

Piscina llena de insectos

El mantenimiento: un aspecto clave

Tener una piscina en casa es una excelente forma de aliviar el calor y disfrutar de los días de verano. Sin embargo, se requiere la instalación de ciertos equipos y accesorios para su correcto funcionamiento. También es indispensable realizar un trabajo de mantenimiento riguroso; en el caso de los insectos, este mantenimiento es clave a la hora de combatirlos.

Si hay una invasión de insectos en tu piscina, existen algunos productos que permiten combatirlos, regulando el contenido de pH del agua. El tipo de producto dependerá de los insectos que se busque eliminar. Después de aplicarlos, se recomienda realizar un tratamiento con productos clorados, que también se encuentran en el mercado.

Finalmente, se deberá utilizar la depuradora y el sistema de filtración para eliminar los insectos muertos. Después de estas operaciones será necesario hacer recircular la bomba durante 48 horas y efectuar después un enjuague de filtros.

Una vez realizado este tratamiento intensivo, será necesario mantener la piscina en estas condiciones óptimas. El mantenimiento incluye la revisión regular del equipo de cloración, la bomba, los filtros y demás accesorios para que estén funcionando de forma correcta.

También es necesario realizar pruebas de agua permanentemente para verificar el nivel de pH, que debe permanecer entre 7,2 y 7,6. Asimismo, el nivel de cloro deberá ser el adecuado.

Piscina en casa

Medidas para evitar insectos en tu piscina

Además del mantenimiento profesional, existen algunas medidas sencillas que se pueden aplicar para evitar la desagradable visita de insectos en tu piscina. Se puede, por ejemplo, añadir un poquito de detergente lavavajillas al agua; esto hará que no puedan asentarse en la superficie del agua.

Otro secreto es añadir un poco más de cloro en los días de mucho calor o de mayor uso. Del mismo modo, es muy recomendable cubrir la piscina los días en los que no se la vaya a utilizar. Esta medida puede parecer complicada al inicio, pero es solo una cuestión de costumbre.

Una medida muy simple, pero también muy efectiva, es barrer manualmente los insectos con una red. También es muy útil colocar trampas para insectos; en el mercado existen varios tipos y modelos.

Las plantas: grandes aliados anti-insectos

Colocar plantas alrededor de la piscina puede ser una excelente opción para ahuyentar a los insectos. Y además ayudará a crear un ambiente alegre y acogedor. Una de estas plantas, que además no requiere muchos cuidados, es el geranio.

Si se quiere evitar que se acerquen las avispas, lo mejor es elegir geranios rojos. Si además se busca ahuyentar a los mosquitos, entonces lo ideal es combinarlos con geranio limonero. Esta especie emite un ligero olor a limón que repele a los mosquitos.

La citronela es muy efectiva para alejar a mosquitos, avispas y abejas. Lo mismo ocurre con la magnolia. El jazmín es conocido por ahuyentar a los mosquitos, por lo que su uso es común en el sur de España para evitar las picaduras.

Te puede gustar