¿Cómo es el conejo enano?

Francisco María García 28 julio, 2018
Estos mamíferos, de los que hay diferentes razas, surgieron a finales del siglo XX en Holanda; pesan alrededor de un kilo

En los últimos años, los conejos enanos han recobrado enorme popularidad como mascotas. Por su pequeño tamaño, aspecto adorable y carácter dócil, actualmente estos animales están entre los compañeros preferidos de los niños.

A continuación, sabremos un poco más sobre los conejos enanos, sus características, comportamiento, y los cuidados que requieren para tener un aspecto saludable.

¿Por qué existen conejos enanos?

Si bien su tamaño puede parecer encantador, los conejos enanos sufren de un mal funcionamiento de la hipófisis. Por esta razón, su organismo no consigue producir la cantidad adecuada de la hormona de crecimiento. Entre las consecuencias de ello, está la incapacidad de adquirir el tamaño propio de su raza ‘estándar’.

Según la definición oficial de la ASNAC (Asociación Nacional de Cunicultura Familiar), estos conejos no son ‘enanos’ solo por su reducido tamaño. En realidad, la denominación se debe a que estos roedores presentan síntomas característicos del enanismo.

Razas de conejo enano

Actualmente existen diversas razas de conejos enanos que se pueden tener como mascota. Por sus características propias, cada raza requiere cuidados específicos para mantener su buena salud y un comportamiento equilibrado.

Si nos disponemos a adoptar a uno de estos animales, es importante conocer bien cada una de esas características, antes de elegir la mascota ideal para tu familia.

Conejo enano: comportamiento

A continuación, veremos las razas de conejos enanos más populares como mascota:

  • Holland lop
  • Holandés enano
  • American fuzzy lop
  • Angora enano
  • Teddy dwerg
  • Polish
  • Mini rex
  • Mini lop
  • Lionhead
  • Jersey lanoso
  • Britannia petit
  • Hotot enano
  • Cashmere lop mini

Características físicas del conejo enano

Los conejos enanos se desarrollaron por primera vez en Holanda, durante el inicio del siglo XX. Se estima que se originaron tras los cruces entre un conejo salvaje pequeño con algunas razas domésticas. No obstante, el aspecto y los colores que conocemos hoy es el resultado de un proceso de selección y estandarización llevado a cabo en Inglaterra.

En la práctica, su característica física más llamativa es su reducido porte. Al llegar a la edad adulta, estos roedores pueden medir entre 30 y 50 centímetros. El peso corporal de un ejemplar adulto varía entre 0,8 y 1,5 kilos; también destacan sus orejas redondeadas y cortas, y su pequeña nariz chata.

Su cuerpo compacto está revestido por un pelaje suave y corto, que puede exhibir diferentes colores. Actualmente, se conocen conejos enanos blancos, negros, marrones, rojizos y grises.

Comportamiento del conejo enano

Los conejos enanos son animales muy limpios, que dedican varias horas a su aseo personal y de su entorno. Por ello, es esencial proporcionar un ambiente limpio, ordenado y debidamente acondicionado a tu mascota. Y al observar que tu conejo deja de asearse, lo recomendable es llevarlo al veterinario, pues ello puede ser síntoma de enfermedad.

Si bien su carácter es dócil, estos diminutos conejos suelen ser menos sociables que los conejos de un tamaño normal. Ello no significa que sean más agresivos o menos inteligentes que los conejos grandes, sino que su organismo es más sensible, y suelen ser más tímidos y reservados que los demás conejos.

Conejo holandés enano

Como las razas enanas son naturalmente más miedosas, requieren mayor atención con su educación y socialización. Si queremos que nuestro conejo enano venza el miedo, tendremos que acostumbrarlo progresivamente a nuestra presencia y la rutina del hogar.

Para invitarlo a salir de su jaula y jugar, podemos atraerlo con una golosina. Después, dejaremos que el pequeño roedor se acostumbre a su entorno y lo explore por su propia curiosidad. Jamás debemos obligarlo a hacer algo que no quiere, ya que ello genera estrés y puede favorecer el desarrollo de conductas agresivas.

Con el refuerzo positivo, conseguiremos que un conejo enano se muestre más amistoso y quiera compartir el entorno con la familia. Además, será fundamental concienciar a los niños sobre la sensibilidad de este animal, para lo que se les explica cómo jugar cuidadosamente, sin lastimarlos.

Responsabilidad al adoptar

Hay que recordar que, desafortunadamente, todavía es común encontrar anuncios engañosos de ‘conejos enanos’, que en realidad son conejos comunes destetados prematuramente. Además de ser una estafa al consumidor, ello es extremadamente perjudicial para la salud del animal.

Los animales destetados prematuramente presentan dificultades en su desarrollo físico, cognitivo, emocional y social. Como consecuencia, pueden demostrar dificultades para aprender, problemas de comportamiento y de salud.

Para adoptar uno de estos pequeños animales, lo más recomendable es recurrir a criadores profesionales o refugios de animales. En estos lugares conseguiremos la mejor información.

Te puede gustar