Cockapoo: cuidados y características

El cockapoo resulta del cruce entre un poodle y un cocker spaniel americano, ya que si se usa un cocker spaniel inglés se produce otra raza híbrida (llamada spoodle).
Cockapoo: cuidados y características
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 16 diciembre, 2021

Las razas de perros actuales son producto de un proceso de cría selectiva. Esto significa que el humano interviene en su reproducción para propiciar que ciertos rasgos llamativos se mantengan. En la actualidad, esta técnica aún se usa para generar nuevos tipos como los híbridos, los cuales son el resultado del cruce de dos razas puras.

El cockapoo es reconocido como una de las primeras razas híbridas, también conocidas coloquialmente como perros de diseño. Es producto del cruce entre cocker spaniel y poodle, por lo que el resultado es un hermoso can inteligente y muy cariñoso. Sigue leyendo este espacio para conocer más sobre esta raza.

El híbrido entre un cocker y un poodle

Los perros de diseño son el resultado de varios “experimentos” que buscan combinar las características de dos razas. Esto se suele hacer para mejorar ciertos aspectos como su comportamiento, su salud o su estética. Sin embargo, para lograrlo se deben emplear razas establecidas (puras) cuyos rasgos no cambien mucho, pues de lo contrario sería imposible predecir los resultados.

El cockapoo nace con el objetivo de mantener el aspecto pulcro y adorable de los poodle, pero sin perder el temperamento dulce y enérgico del cocker. Dicha combinación no solo fascina por sus características, sino que supera la fama de sus progenitores al ser lo mejor de ambos. No obstante, el único problema es que los rasgos de los ejemplares pueden cambiar incluso entre la misma camada (hermanos).

Un cockapoo sobre la hierba.

Origen del cockapoo

Esta raza es popular desde la década de los sesenta, cuando se crearon los primeros híbridos casi por accidente. El resultado de este descuido provocó que los criadores se dieran cuenta de su potencial, por lo que se continuó con la producción de este nuevo tipo de perro.

El cockapoo no es reconocido como una raza oficial ante las instituciones que fijan los estándares caninos como el Kennel Club. Esto se debe a que proviene de la hibridación de dos tipos de perros diferentes, lo cual se definiría como “impuro” ante estas asociaciones. En lo único que afecta esto es que los tutores no obtendrán certificados de origen o pedigree al adquirir un ejemplar, los cuales certifican su “pureza”.

Características de la raza

Esta raza de diseño puede presentarse en al menos 3 medidas diferentes: toy, miniatura y estándar. El tamaño depende mucho de los padres que se elijan para producirlo, pero en específico del tipo de poodle que se seleccione. Por esta razón, el cockapoo puede tener una altura aproximada entre los 20 y 38 centímetros.

El pelaje de este perro mantiene ciertas similitudes con sus progenitores, ya que suele ser ondulado y un poco esponjoso. Su color es variable y se le puede ver con cualquiera de los patrones conocidos para el cocker o el poodle. Además, es considerado hipoalergénico porque no muda de pelo con facilidad.

Personalidad

Algo que resalta en esta mascota es su increíble personalidad, ya que es cariñoso, inteligente, juguetón, atento y obediente. En algunos casos puede llegar a ser muy activo, aunque esto suele controlarse con algunos paseos o juegos extra con sus tutores. El cockapoo es quizá una de las mascotas más tiernas e increíbles, siempre y cuando lleve una buena calidad de vida.

Entre los problemas más importantes que tiene esta raza híbrida es su tendencia a padecer ansiedad por separación. Su enorme cariño por sus tutores provoca que no soporte la soledad. Por esta razón, es mejor evitar separarse de él durante mucho tiempo, pues de otra forma comenzará a presentar problemas de conducta.

Cuidados principales

La mayoría de los ejemplares de esta raza no son muy enérgicos, por lo que es suficiente dedicar unos 15 minutos al día para pasearlos o para que hagan ejercicio. De hecho, se puede aprovechar este tiempo para comenzar su educación. Recuerda que uno de los mejores métodos de entrenamiento es el reforzamiento positivo, aunque no dudes en pedir ayuda a un profesional si no sabes cómo realizarlo.

El tamaño del cockapoo hace que este perro pueda vivir bien en espacios pequeños como departamentos. Por esta razón es una gran elección para personas que no tienen un hogar tan grande. Eso sí, bajo ningún motivo debe vivir en balcones, azoteas o cualquier zona que se encuentre al aire libre, puesto que esto es peligroso y lo hará sentir aislado de su familia.

Este perro no tiene un pelaje muy rizado o difícil de tratar como el poodle, lo cual hace más sencillos sus cuidados y su mantenimiento. Aun así, es buena idea cepillarle el pelo a diario para interactuar más tiempo con la mascota. Ten en cuenta que es una raza amorosa que disfrutará de cualquier mimo o cariño extra que le des.

Enfermedades comunes

A pesar de que las razas híbridas gozan de mejor salud que sus progenitores “puros”, aún tienen susceptibilidad de padecer ciertas condiciones. No todos los ejemplares los van a presentar, pero siempre es bueno estar atentos por las señales de alerta. La siguiente lista contiene algunas de las enfermedades más importantes en el cockapoo:

  • Luxación de patela: es el deslizamiento de un hueso pequeño que estabiliza la articulación de la rodilla (patela). Esto ocasiona desde dolor leve hasta incapacidad para moverse.
  • Displasia de cadera: es una enfermedad congénita que ocasiona problemas en la unión entre el fémur y la cadera, lo cual se puede agravar y provocar parálisis de las patas posteriores.
  • Cataratas: se refiere a la pérdida de la transparencia en el cristalino, lo que interfiere con la vista. Se manifiesta con nubosidades blancas en el ojo que se agrandan y terminan por obstruir por completo la vista.
  • Alergias: representan una reacción excesiva del sistema inmunitario a diversas sustancias ambientales (alergenos). Los principales síntomas son la inflamación, la irritación y el escozor, aunque esto depende de cada caso.
  • Enfermedades del hígado: el hígado es un órgano fundamental para el organismo, ya que se encarga de “limpiar” la sangre de todos los desechos metabólicos. Cualquier enfermedad que afecte su función puede ocasionar síntomas graves e incluso letales. El cocker tiene una ligera tendencia a padecer estos problemas, por lo que el cockapoo es susceptible también.
  • Otitis: la otitis es una infección en la piel del oído del perro, la cual puede ser ocasionada por varios factores. Los cockers tienden a presentar estos problemas debido a que tienen sus orejas caídas.
La cara de un cockapoo.

Como te podrás dar cuenta, el cockapoo es una raza magnífica que puede ser una excelente mascota para la familia. Sin embargo, necesita de los cuidados adecuados para que tanto tú como él disfrutéis de su convivencia. No olvides que adquirir un perro es una gran responsabilidad, pues dependerá de ti durante toda su vida. Cuídalo bien y ten por seguro que te lo recompensarán con mucho amor.

Te podría interesar...
¿Por qué hay tantas razas de perros en el planeta?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Por qué hay tantas razas de perros en el planeta?

La lista de razas de perros es más extensa de lo que podemos imaginar. Hay muchísimas variantes y podemos preguntarnos por esta disposición genétic...



  • Foley, M. D. (2012). Cockapoo. Fox Chapel Publishing.
  • Merizalde Londoño, J. S. (2017). Prevalencia de la displasia de cadera, en individuos registrados en la Asociación Club Canino Colombiano, entre 1990 y 2014. (Tesis de grado, Universidad La Salle)
  • Zambrano Ronderos, M. A. (2019). Relación entre diversas variables anamnésicas clínicas y evolutivas en 25 casos de otitis externa en animales de compañía de Bogotá. (Tesis de grado, Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales de Bogotá)
  • Nicholas, F. W., Arnott, E. R., & McGreevy, P. D. (2016). Hybrid vigour in dogs?. The Veterinary Journal, 214, 77-83.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.