Casita para tu perrito hecha con balde

Escoger una casa para un perro a veces no es tan sencillo como parece. De madera, plástico, grandes, pequeñas, minimalistas… En las tiendas de mascotas puedes perder varias horas tratando de escoger la mejor propuesta para tu pequeño amigo.

Otra opción que tienes es hacer la casa de tu mascota con tus propias manos. Al reutilizar objetos que existen en casa se pueden elaborar propuestas muy creativas y a bajo costo. Desde un cajón de frutas a un viejo cesto o un bote de pintura vacío, todo se puede aprovechar para que nuestra mascota tenga una nueva y original casa de descanso.

Si estás buscando una nueva casa para tu perrito y aún no te decides por cuál es el mejor modelo, en este post compartimos una casa que puedes hacer con un balde de plástico que es supersencilla. En pocos pasos y con materiales bastantes económicos puedes diseñar y construir un hogar muy confortable para tu pequeño amigo. ¡Manos a la obra!

Materiales que necesitas para construir una casita para tu perrito

pekines

Esta propuesta de casita para perro es perfecta si tu animal pertenece a una raza pequeña como, Chihuahua o Pequinés. La puedes hacer en pocos pasos y no se precisan materiales muy rebuscados. Puedes aprovechar lo que tienes en casa y reutilizarlo.

Para construir esta casita para tu can lo primero que necesitas es un balde. Puedes utilizar los botes de pintura de 5 litros. Necesitarás tijeras y pegamento. Y no te olvides de lo más importante: diferentes retales de telas. Puedes escoger una abrigada para hacer la cama y otra más liviana y flexible para forrar la casita.

Una vez que tengas todas las cosas a mano debes limpiar muy bien el balde y despegar cualquier tipo de etiqueta que tenga, de manera que la superficie quede totalmente limpia.

Si la etiqueta del balde es adhesiva o de papel puedes despegarla con agua caliente. En caso de que sea de plástico, por lo general se pueden cortar con una tijera.

Si en tu casa no tienes un bote vacío de pintura puedes probar con algún envase que tenga una forma circular similar.

En el caso de la tela, la mejor opción para la cama es aquella que simula ser piel de borrego. Son bastantes calentitas y a tu pequeño amigo le encantará. Para cubrir el balde puedes emplear alguna tela de algodón del color que prefieras. Si lo deseas, puedes utilizar dos retazos de diferentes colores y jugar con una combinación de tonalidades.

Finalmente, para acolchar la casita necesitarás unos metros de gomaespuma o el relleno que se utiliza en los sillones. Este tipo de material lo puedes comprar en una tapicería o en una casa de telas. Se vende por metro y suele ser económico.

Pasos para construir la casita

cama para perros

Lo primero que tienes que hacer es forrar con gomaespuma el interior del balde. Para ello vas a cortar un rectángulo cuyo tamaño entre en el envase. Una vez tengas la medida exacta, vas a forrar con tela el pedazo de gomaespuma. Para que sea más práctico para lavar, a la funda le puede colocar un cierre en uno de los extremos de manera que, cuando esté sucia, la puedas desmontar sin mayores dificultades.

Luego de forrar el interior del balde es hora de que hagas lo mismo pero con su exterior. Debes repetir el mismo procedimiento, es decir, cortar un rectángulo de gomaespuma que tenga el mismo tamaño que el envase y cubrirlo con una tela más ligera. Al igual que hiciste con la funda del interior, repite con la parte de afuera y agrega un cierre en uno de sus extremos para que sea desmontable.

Para que la casita de tu perrito sea más atractiva puedes combinar dos telas de colores para forrarla. Si quieres, sobre su superficie puedes recortar algunas figuras con formas de huellas y pegarlas con pegamento.

Por último, coloca la casa de tu perro en un lugar cómodo para tu pequeño amigo. Para que entre debes colocarla en forma horizontal. Enséñale a meterse dentro de ella. Si ves que se resiste, puedes probar colocando alguna golosina en su interior e incitarlo para que la vaya a buscar.