Cáncer de vejiga en perros: síntomas y causas

El cáncer de vejiga en perros comúnmente presenta síntomas consistentes con una infección urinaria. Por lo cual, a menudo es tratado como una infección durante semanas o meses.
Cáncer de vejiga en perros: síntomas y causas
Luz Eduviges Thomas-Romero

Escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero.

Última actualización: 30 julio, 2022

El cáncer de vejiga en perros es una de esas enfermedades poco conocidas, pues los tutores no suelen ser advertidos sobre su existencia y efectos. Por esta razón, los perros que son diagnosticados con cáncer de vejiga deben ser monitoreados de cerca, con el fin de ayudarles a tener una buena calidad de vida.

Estudios estiman que el cáncer de vejiga afectará a más de 20 000 perros cada año sólo en Estados Unidos. A continuación, te mostramos información que puede ser útil a los propietarios de mascotas que han sido diagnosticadas con carcinoma de células de transicionales (CCT), el tipo de cáncer de vejiga más común.

¿Qué caracteriza al cáncer de vejiga en perros?

La gran mayoría de los CCT en perros —más del 90 % de los casos— son carcinomas invasivos de grado intermedio a alto. En tal razón, a este carcinoma se le reconoce como un cáncer agresivo y maligno, el cual aparece típicamente en la vejiga en las etapas iniciales.

El carcinoma de células de transicionales superficial de bajo grado es muy poco frecuente en perros.

A menudo, este tipo de tumefacción invade la uretra y/o los uréteres, evento que causa la obstrucción del tracto urinario e interrumpe el flujo normal de orina.

Una característica del cáncer de vejiga en perros es que con frecuencia se propaga a los ganglios linfáticos locales o regionales. Desafortunadamente, también puede extenderse a otros sistemas de órganos del animal a través del torrente sanguíneo.

Afecciones reproductivas en perros domésticos.

Factores de riesgo para el Carcinoma de Células Transicionales en perros

Entre los factores de riesgo se incluyen ser de sexo femenino, antecedentes de esterilización o castración, obesidad y un fuerte componente genético relacionado con la raza del can.

Además, la exposición del animal a productos de control de pulgas de la generación anterior y a compuestos químicos para el césped también pueden promover su aparición. Raghavan, en el año 2005, reportó que el consumo de vegetales reduce las probabilidades de padecer CCT en los terriers escoceses, los cuales presentan un fuerte riesgo asociado a la raza.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de vejiga en perros?

En general, los síntomas comunes del cáncer de vejiga canina incluyen tres pilares básicos: incapacidad para orinar, sangre en la orina e incontinencia urinaria. Cabe señalar que los signos clínicos cambian a medida que la enfermedad progresa. Te los contamos a continuación.

Primeras etapas

Puedes observar que el can debe esforzarse para orinar, aunque también puede tener incontinencia urinaria o micción frecuente. También es común la orina sanguinolenta y que el perro tienda a lamerse el pene o la vulva. Otros síntomas son la disminución del apetito e, inclusive, el enrojecimiento o hinchazón en la punta del pene o la vulva.

Etapas tardías

A medida que progresa la enfermedad, se observa persistencia de todos los síntomas de etapa temprana. Además, es común ver escaldado de orina —erupciones cutáneas en las patas—, irritación de la piel por contacto persistente con el pis, vómitos y pérdida de peso.

El animal presenta un abdomen doloroso, comportamiento solitario y una marcada intolerancia al ejercicio. En estado de gravedad, el perro mostrará dificultad para sentarse y caminar y anorexia.

Crisis

Durante los episodios de crisis, el animal necesitará asistencia veterinaria inmediata. El can presentará dificultad para respirar, convulsiones prolongadas, vómitos/diarrea incontrolables, colapso repentino, sangrado abundante —interno o externo—, llanto y gemidos de dolor.

Es importante señalar que la mayoría de los animales esconden instintivamente su malestar. La vocalización de cualquier tipo que sea fuera de lo común para tu mascota puede indicar que su dolor y ansiedad se han vuelto demasiado agudos para soportarlos.

Si tu mascota vocaliza debido al dolor o la ansiedad, consulta a tu veterinario inmediatamente

Diagnóstico del cáncer de vejiga en perros

El diagnóstico de cáncer de vejiga en perros requiere una combinación de estas pruebas:

  • Análisis de orina.
  • Citología de sedimento urinario.
  • Prueba de antígeno tumoral de vejiga en una muestra de orina.
  • Ultrasonido de la vejiga urinaria y la uretra.
  • Biopsia del área afectada —ocasionalmente—.

¿Cómo se trata el cáncer de vejiga en los perros?

El CCT es una enfermedad difícil de tratar quirúrgicamente. Sin embargo, si el tumor se localiza en un área específica, la extirpación quirúrgica con o sin cistostomía con tubo —colocando un catéter urinario permanente que sale por la piel— puede ser una buena opción.

La mayoría de los casos de CCT en perros se tratan con quimioterapia o radiación, debido a la naturaleza y ubicación del tumor. Algunos de los agentes quimioterapéuticos comunes utilizados para el tratamiento de CCT son los siguientes: doxorrubicina, mitoxantrona y vinblastina.

Estos fármacos a menudo se administran en combinación con antiinflamatorios no esteroideos, que también tienen cierta actividad anti-CCT. Las tasas de remisión suelen ser inferiores al 20 % con la terapia con un solo agente y del 35 % al 50 % con quimioterapia combinada y tratamiento con antiinflamatorios.

Costos del tratamiento para el cáncer de vejiga en perros

Como el precio puede ser un factor limitante a la hora de decidir cómo avanzar, es importante recordar que ninguno de los tratamientos para CCT es curativo. La cirugía y la radioterapia suelen ser procedimientos costosos, mientras que la quimioterapia puede ser una opción más económica.

También hay disponibles opciones experimentales, como la extracción de la vejiga o las vejigas sintéticas.

Un plan de tratamiento personalizado es importante para retrasar la progresión de TCC en tu perro. Habla con tu veterinario sobre el mejor protocolo para tu mascota.

¿Qué esperar el tratamiento?

El cuidado de los perros con CCT incluye la colocación de stents uretrales y ureterales —cuando sea necesario— para aliviar la obstrucción urinaria. También será necesario abordar con rapidez las infecciones bacterianas secundarias en el animal, las cuales son cada vez más resistentes a antibióticos.

Un perro hace pis en un fondo blanco.

Debes tener presente que, con las terapias actuales, el cáncer de vejiga en perros no suele curarse. Sin embargo, los reportes estiman que la enfermedad se puede controlar en el 75 % de los pacientes, por lo que estos pueden llegar a disfrutar de varios meses hasta un año de vida.

Te podría interesar...
Las razas de perros que más sufren cáncer
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Las razas de perros que más sufren cáncer

En este artículo te contaremos cuáles son las razas de perros que más sufren cáncer debido a problemas hereditarios. ¡Estarás más prevenido para ch...



  • Burnie, A. G., & weaver, A. D. (1983). Urinary bladder neoplasia in the dog; a review of seventy cases. Journal of Small Animal Practice, 24(3), 129-143.
  • Caswell, M. (2011). Transitional cell carcinoma of the urinary bladder in a 14-year-old dog. The Canadian Veterinary Journal, 52(6), 673.
  • Raghavan, M., Knapp, D. W., Bonney, P. L., Dawson, M. H., & Glickman, L. T. (2005). Evaluation of the effect of dietary vegetable consumption on reducing risk of transitional cell carcinoma of the urinary bladder in Scottish Terriers. Journal of the American Veterinary Medical Association, 227(1), 94-100.
  • Knapp, D. W., & McMillan, S. K. (2013). Chapter 29: Tumors of the Urinary System. Withrow & MacEwen’s Small Animal Clinical Oncology, 5th Edition, eds. Page, RL, Vail, DM & Withrow, SJ, Elsevier Inc., Riverport Lane, Missouri, 572-582.
  • Glickman LT, Schofer FS, McKee LJ, Reif JS, Goldschmidt MH. (1989). Epidemiologic study of insecticide exposures, obesity, and risk of bladder cancer in household dogs. J Toxicol Environ Health 28:407–414.
  • Glickman LT, Raghavan M, Knapp DW, Bonney PL, Dawson MH. (2004). Herbicide exposure and the risk of transitional cell carcinoma of the urinary bladder in Scottish Terriers. J Am Vet Med Assoc 224:1290–1297.
  • Blackburn AL, Berent AC, Weisse CW, Brown DC. (2013). Evaluation of outcome following urethral stent placement for the treatment of obstructive carcinoma of the urethra in dogs: 42 cases (2004–2008). J Am Vet Med Assoc 242:59–68.
  • Childress MO, Adams LG, Ramos-Vara JA, Freeman LJ, He S, Constable PD, Knapp DW. (2011). Results of biopsy via transurethral cystoscopy and cystotomy for diagnosis of transitional cell carcinoma of the urinary bladder and urethra in dogs: 92 cases (2003–2008). J Am Vet Med Assoc 239:350–356.
  • Smee N, Loyd K, Grauer GF. (2013). UTIs in small animal patients: Part 2: Diagnosis, treatment, and complications. J Am Anim Hosp Assoc 49:83–94.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.