Cáncer de próstata en perros senior

Francisco María García · 28 noviembre, 2017

En perros de avanzada edad, un diagnóstico temprano es fundamental para enfrentar el cáncer de próstata. La esterilización es la mejor prevención porque las hormonas masculinas inducen la mayoría de las enfermedades de la próstata, de ahí que la castración sea el tratamiento más eficaz.

La próstata en animales de avanzada edad

En el 80% de los perros mayores de 10 años el tamaño de la próstata se encuentra por encima de lo normal y, además, es altamente probable que las mascotas no presenten síntomas específicos.

La próstata es la glándula unida al cuello de la vejiga de la orina y a la uretra que segrega un líquido blanquecino y viscoso, cuya función es estimular el movimiento de los espermatozoides. A determinada edad puede comenzar a presentar distintas patologías, y el cáncer de próstata en perros de avanzada edad, o senior, es una de ellas.

Uno de los padecimientos más frecuentes es la prostatitis o infección bacteriana de la próstata. El aumento de tipo tumoral de la glándula prostática –o hiperplasia– tiene relación directa con las hormonas. Aparece repentinamente, pero se mantiene de manera crónica; en este caso, las expectativas de curación son elevadas.

Los tumores prostáticos o quistes con acumulación de líquidos son menos frecuentes, pero por lo general son malignos. Se trata de acumulaciones de líquido que pueden alcanzar grandes dimensiones.

Si bien entre unos perros y otros los síntomas pueden presentarse de manera distinta, la atención de los dueños siempre se antoja indispensable para detectar el tumor a tiempo y así propiciar más posibilidades de supervivencia del animal.

Perro tumbado en el cesped

Los síntomas

Hay distintos síntomas que no deben ser ignorados a la hora de prevenir o tratar el cáncer de próstata en perros senior:

  • Sangrado en la orina y por el pene, dificultad al orinar e incontinencia urinaria son síntomas que hay que atender de inmediato.
  • Estreñimiento, cambios en las heces y dolor al defecar tienen su origen en la presión que la próstata hace sobre el intestino.
  • La cojera y la rigidez al caminar son signos locomotores que evidencian problemas de próstata. Se originan en la presión de la glándula sobre los nervios posteriores a la zona prostática, aunque son los menos habituales.
  • La fiebre, el dolor generalizado, depresión, falta de apetito, pérdida de peso o vómitos son los indicios más recurrentes de que hay que tratar un problema. De hecho, estos síntomas se presentan en más del 50% de los casos de cáncer de próstata en perros.

Así, un diagnóstico precoz y un adecuado tratamiento posibilitan, en la mayoría de los casos, un satisfactorio control de esta dura y cruel enfermedad, de la que no se libran de padecer muchos perros ni humanos.

Tratamiento del cáncer de próstata en perros

  • La ecografía es el método más efectivo para detectar el cáncer de próstata en perros de avanzada edad; lo siguiente es iniciar el tratamiento lo antes posible.
  • A través de medicamentos o del bisturí, las formas de contrarrestar o prevenir el cáncer de próstata son diversas y dependerán del tipo de patologías, el grado de afección y la edad del perro.
  • Los antibióticos son efectivos en el caso de la prostatitis infecciosa, aunque el tratamiento debe ser muy específico y prolongado, pues estos medicamentos llegan con dificultad a la zona prostática.
  • La producción de hormonas masculinas son las causantes de las patologías de próstata que afectan a los perros de avanzada edad, y se contrarresta con la generación de otras hormonas.
  • Si el tratamiento es quirúrgico las opciones se reducen a dos: castración o esterilización. Es el más frecuente por ser el más efectivo, ya que inhibe la producción de hormonas. Y es que la extirpación de los testículos es una operación quirúrgica común y rutinaria, con bajos índices de mortalidad o complicaciones asociadas.
  • Otra alternativa de tratamiento es drenar los quistes para vaciarlos y evitar que se reproduzcan.
  • En el caso de los tumores, lo recomendable es la cirugía de próstata. Sin embargo, hay que precisar que la operación no es sencilla, pues tiene efectos secundarios como la incontinencia urinaria.
Perro de paseo

Consejos para prevenir el cáncer de próstata

Es recomendable acudir periódicamente al veterinario para la localización de tumores, pero si se detecta alguno de los síntomas que pudieran hacer sospechar la presencia de cáncer de próstata, se debe acudir de inmediato al especialista.

Por tanto, las revisiones permanentes de la próstata a partir de los siete años de edad garantizan mayor tranquilidad. En caso de ser diagnosticado en el perro un cáncer de próstata o adenocarcinoma, es indispensable ejecutar de manera estricta el tratamiento. Hay que evitar que la condición empeore y buscar la recuperación o, como mal menor, una mejor calidad de vida.