¿Es buena la castración para tu mascota?

Francisco María García 25 agosto, 2017

La castración otorga algunos beneficios a nuestras mascotas. Muchas personas castran a sus mascotas de inmediato, al adoptarlas. Se trata de una cuestión de salud y seguridad. Pero, ¿es buena la castración para las mascotas? Se hace necesario analizar en detalle, los pros y los contras de este acto tan común en animales.

Tener una mascota implica grandes responsabilidades. Cuando una persona se adueña de un perro o gato, llevar al animal al veterinario es una de las cuestiones primordiales.

De hecho, es una de las primeras acciones a realizar. También será normal que el dueño de la mascota piense si es buena la castración. Entre otras cosas, esto se hace para evitar la sobrepoblación de animales en casa.

Cada año miles de animales son sacrificados, debido a la sobrepoblación. No cabe duda de que la castración es factor esencial, para controlar este mal. En un segundo término, existen maneras de proceder con dicha intervención.

Es necesario que el dueño del animal esté bien informado sobre los efectos de la castración.

Por lo general, la edad recomendada para efectuar la castración está entre los 6 y 8 meses. Tras la intervención, el animal experimentará algunos cambios en su comportamiento. El veterinario nos informará de todos estos detalles, antes de la castración.

¿Es buena la castración para las mascotas?

La castración trae consigo muchos beneficios. Entre ellos, se destacan los siguientes:

Autor: LuAnn Snawder Photography
  • La castración en machos elimina el riesgo de padecer cáncer testicular. Al eliminar los testículos, esta enfermedad mortal quedará descartada. El cáncer testicular es un mal común en perros y gatos machos mayores de edad.
  • La castración en las hembras elimina la posibilidad de desarrollar cáncer de útero, y enfermedades relacionadas.
  • La castración en los machos previene problemas de próstata. La intervención no elimina en un 100% los padecimientos prostáticos. Pero disminuye de manera considerable la posibilidad de desarrollar cáncer de próstata.
  • La castración en hembras elimina las molestias ocasionadas durante el sangrado menstrual del animal. También evita ciertos inconvenientes, originados durante la etapa de celo.
  • Además, la castración en perras y gatas evita la problemática del embarazo psicológico. Este es un mal común, usualmente experimentado pos este tipo de animales.
  • Tras la castración, el animal tenderá a orinar menos. Ya no sentirá la necesidad constante de marcar su territorio. Esto supone un gran alivio para quienes tienen animales dentro de casa.
  • La castración disminuye el intento de fuga. Al estar castrado, el perro o gato no sentirá la necesidad de perseguir a otros animales. Este es otro de los grandes beneficios de la castración.

Tras analizar el tema, los expertos indican que sí es beneficiosa la castración. Por lo tanto, las intervenciones quirúrgicas solucionan grandes inconvenientes en la salud del animal.

Inconvenientes de la castración en animales

La castración también lleva derivados ciertos inconvenientes. Algunos de ellos, son los siguientes:

  • Los perros y gatos castrados suelen volverse muy atractivos a la vista de otros perros. Además, otros animales también pueden volverse agresivos hacia el animal castrado.
  • Se estima que los animales castrados crecen más de lo que deberían. Considerado este crecimiento en cuestión de altura.
  • La castración en animales potencia el riesgo de padecer enfermedades como osteosarcoma y Se trata de dos tipos de cáncer, letales.
  • Un perro o gato castrado antes de los 5 meses tendrá más posibilidades de padecer de displasia de cadera y ruptura del ligamento cruzado craneal. Se trata de padecimientos, que generan grandes complicaciones.
  • Los perros y gatos castrados desarrollan mayor riesgo de padecer hipotiroidismo.
  • La castración puede afectar el apetito del animal. También puede que el metabolismo se vea afectado.

La respuesta a si es buena la castración en nuestras mascotas, muchos expertos aseguran que la castración ofrece más ventajas que inconvenientes. Sin embargo, siempre es mejor estar bien informado.

En el momento de castrar a un animal, es imprescindible hablar con el veterinario. Estos expertos siempre aportarán una visión profesional.

Además, en el supuesto particular de cada mascota, en las clínicas veterinarias los dueños de animales obtendrán el asesoramiento apropiado.

No hay que olvidar tampoco que la castración implica cambios de comportamiento. Al ser castrado, el animal tenderá a actuar diferente. Sin embargo, esto solo sucederá hasta que logre acostumbrarse. No hay que olvidar que se trata de un gran cambio fisiológico. El animal necesita de un tiempo para asimilar su nuevo estado con naturalidad.

Te puede gustar