Camas para gatos hechas a mano

Mariela Ibarra Piedrahita 28 mayo, 2015

Si bien los gatos se acomodan a dormir en cualquier lugar, en especial, en las poses más incómodas posibles, nunca está de más proporcionarles un espacio adecuado para que puedan hacerlo con tranquilidad. No obstante, no tienes que gastarte una fortuna en accesorios para tu mascota, así que te enseñamos algunas camas para gatos hechas a mano.

En internet puedes encontrar cientos de propuestas para comprarle a tu mascota. Sin embargo, si deseas ahorrarte este dinero o confías más en las cosas hechas por ti, también puedes hacerlo. Lo importante es que tu gato tenga un espacio donde descansar y que él pueda determinar como suyo. Mira estas maravillosas propuestas:

Cama de cartón

cama gato

Esta es una cama que puedes hacer con muy poco presupuesto, eso sí, el resultado dependerá netamente de tu empeño al momento de abordar el proyecto.

Toma una caja de cartón de buen tamaño, que sea lo suficientemente grande para que quepa tu gato dentro de pie. Dibuja un arco grande, tomando a tu gato como medida. También puedes hacerle unas rejillitas (para que la cama/casa quede más iluminada). Eso sí, ten cuidado, porque después tendrás que cortar. El diseño correrá de tu cuenta.

Una vez tengas dibujado el arco y las rejillas, recorta todo con un bisturí. Sé cuidadoso para no dañar la caja o, peor, lastimarte tú. Cuando tengas listos los recortes, procede a poner en el interior una prenda tuya que ya no uses. Procura que sea de un material suave, pero que no se deshilache para que no se enrede en las uñas de tu felino amigo.

Para finalizar, sella bien los extremos de la caja. Decora a tu gusto e invita a tu gato a ingresar, usando comida o juguetes. Verás que, más pronto que tarde, tu gato estará explorándola.

Cama neumático

¿Cambiaste recientemente las llantas de tu bicicleta y no sabes qué hacer con ellas? ¿Qué tal una cama para tu gato?

Lo primero que deberás hacer será lavar muy bien el neumático que vas a utilizar, de preferencia sumergiéndolo en agua caliente. Una vez hayas hecho esto, guarda momentáneamente el neumático.

Toma una tabla fina y líjala. Las astillas pueden lastimar a tu gato, así que sé cuidadoso y dedicado haciendo esto. Mide la circunferencia del neumático en la tabla y córtala. Una vez tengas una tabla redonda, procede a pegarla a la llanta. Puedes usar pegamento de tipo industrial, aunque nosotros recomendamos hacer unos agujeritos, ayudándote con la punta de un cuchillo, tanto en el neumático como en la tabla y, con la ayuda de una aguja de ojo grueso, pasar un hilo de lana o piola para unir ambos.

Después, consigue material para rellenar peluches o espuma y recubre toda la parte interna del neumático, para crear el acolchado. Si quieres, puedes acolchar toda la superficie de la cama, aunque esto no es esencial.

Recuerda que debes fijar el relleno a la madera con un poco de silicona o algún otro pegante. Así evitarás que se deforme y durará más tiempo. Por último, recubre todo con una cantidad generosa de tela y cose los extremos.

Cama de ropa vieja

gato cama

A los gatos les gustan las cosas que están impregnadas con tu olor, pero no te sientas alagado: es una forma más que tienen de ejercer dominancia al apropiarse de las cosas que te pertenecen.

Una buena sugerencia para hacerles una cama sería hacer un rollo con varias prendas viejas tuyas y acomodarlas de forma tal que parezcan un almohadón. Después, cóselo para que no vaya a desbaratarse e invita a tu gato a subir a este cojín. De seguro le encantará.

Recomendaciones

  • No usar materiales tóxicos o peligrosos para la elaboración.
  • Evitar el uso de implementos que puedan descomponerse y producir bacterias.
  • No utilizar elementos que se deshilachen y se puedan enredar en las uñas.
  • Si notas que a tu gato le gusta mascar cierto tipo de materiales, evítalos también.
Te puede gustar