¿Cada cuánto se debe cambiar la arena del gato?

Cambiar la arena del gato es un asunto importante que debe hacerse de la manera correcta para no generar incomodidades ni estrés en el felino. Recuerda que los gatos son animales muy exigentes con su aseo e higiene.
¿Cada cuánto se debe cambiar la arena del gato?
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 06 septiembre, 2021.

Escrito por Maria Jose Restrepo Gallardo, 06 septiembre, 2021

Última actualización: 06 septiembre, 2021

La caja de arena es fundamental en la vida de tu mascota felina. El manejo que le das a este elemento puede contribuir a mantener la higiene del animal de compañía e incluso impactar en su comportamiento. Por eso, es importante tener claro cuándo cambiar la arena del gato, cómo limpiar su arenero y hasta en qué lugar ubicar esta bandeja sanitaria.

De igual forma, es necesario que sepas qué tipo de arena estás usando para que tu mascota haga sus necesidades, ya que no todas funcionan de la misma forma. Lo ideal es que el felino se sienta cómodo, pero que además no padezca ninguna reacción alérgica producto del contacto con los materiales de su arenero. El siguiente artículo te orienta sobre este tema.

La importancia del arenero para los gatos

La limpieza es un aspecto muy importante en la vida de los gatos, así que mantener una buena higiene de su bandeja sanitaria no es algo que deba pasar desapercibido. Quienes tienen un felino en casa deben aprender cuándo cambiar la arena del gato, qué tipo de material usar y cuánta cantidad es la apropiada para la bandeja en la que hace sus necesidades.

Por lo general, desde muy pequeños los felinos aprenden a utilizar su arenero. Por esa razón, esta bandeja siempre debe tener buenas condiciones de higiene. De lo contrario, puede que tu mascota se enferme, que desarrolle trastornos en su conducta o que haga sus necesidades en otro lugar.

Sumado a lo anterior, limpiar constantemente la caja de arena del gato te ayudará a hacer un seguimiento de la orina y heces del animal. Es decir, podrás identificar la frecuencia con la que micciona el felino y si presenta diarrea o cualquier otro problema respecto a sus deposiciones. Además, retirar diariamente las heces del arenero contribuirá a prevenir patologías como la toxoplasmosis.

Un gato en su arenero.

¿Cuántos areneros debe tener un gato?

Es recomendable que cada felino cuente con dos bandejas sanitarias. Como se mencionó anteriormente, los gatos son exigentes en cuanto a su aseo, así que la mayoría prefieren tener un arenero para orinar y otro para defecar. Por suerte, esto también facilita la labor de limpieza de las bandejas y brinda una mayor higiene.

Además, cabe destacar que lo ideal es que los areneros sean de uso exclusivo. En otras palabras, que sea solo un gato quien los utilice. Por ello, si tienes varios felinos en tu hogar deben haber diferentes areneros en casa. Aparte, la cantidad de sustrato que coloques en las cajas debe ser suficiente pero no exagerada, lo justo para que tu gato entierre sus heces.

Tipos de arena para gatos

Actualmente, existen diferentes arenas para gato en el mercado y es importante que aprendas a identificar cada una de ellas. El tipo de arena también determina la frecuencia en el cambio de la misma, entendiendo que no todas las ofertas presentes a tu disposición funcionan de igual modo.

Aparte, es recomendable que cuentes con la opinión de un veterinario a la hora de escoger la arena ideal para tu gato. Algunos felinos pueden resultar alérgicos a ciertas arenas debido a su composición. En este orden de ideas, a continuación te mostramos las opciones que tu mascota tiene en torno a su sustrato sanitario.

Arena sanitaria absorbente

Aunque esta arena es la más económica, no tiene efecto aglomerante, lo cual puede convertirse en un inconveniente. Dicho de otro modo, la orina no aglomerada se filtra por todo el arenero, ocasionando que este se manche fácilmente y sea más difícil de limpiar. Como resultado, este tipo de sustrato te obligará a retirar las heces y la orina más de una vez al día.

Arena aglomerante

La arena aglomerante es más cara, pero contrario a la sanitaria absorbente, esta logra convertir la orina en bolitas. Es decir, se trata de un sustrato más práctico porque compacta los residuos y facilita la limpieza de la bandeja sanitaria.

Arena en perlas o cristales

La arena en perlas o cristales es muy costosa y está compuesta por sílice. Este tipo de arena es absorbente pero también aglomerante y además puede eliminar el mal olor. Se trata de una arena blanca que se torna amarilla al contacto con la orina, lo que permite identificar con facilidad cuándo retirar las deposiciones del gato. Aunque es muy práctica, algunos felinos no la toleran.

Arena ecológica

Este tipo de arena no solo es la más cara, sino también la más novedosa, pues está compuesta por fibras vegetales, además de tener efecto aglomerante. Sin embargo, puede quedar adherida en las patas y cola de tu mascota y su olor suele generar rechazo en algunos gatos.

¿Cuándo cambiar la arena del gato?

Cambiar la arena del gato depende del nivel de suciedad que esta tenga, así que no hay una respuesta exacta para esta pregunta. No obstante, sí es recomendable recoger las deposiciones de tu mascota a diario, independientemente del tipo de arena que use.

En general, si se trata de arena no aglomerada se aconseja cambiarla de 1 a 2 veces por semana. Por otro lado, en el caso de las aglomeradas el cambio puede darse una vez al mes, pero siempre dependiendo de cuán sucias estén. Recuerda que los felinos suelen optar por hacer sus necesidades fuera de la bandeja sanitaria si esta no cuenta con buenas condiciones de higiene.

La limpieza del arenero

Por otra parte, la limpieza completa de la bandeja sanitaria también es fundamental para la comodidad y el bienestar de tu mascota felina, sobre todo si tu gato usa arena absorbente, porque la orina puede filtrarse por todo el arenero con facilidad. A la hora de cambiar por completo el sustrato, es ideal lavar la caja o bandeja con agua tibia y usar algún jabón suave que tu mascota no vaya a odiar.

Por último, ten en cuenta que el arenero también se desgasta, así que en cuanto comiences a ver su deterioro será necesario cambiarlo. Ahora bien, si de igual forma te planteas variar el tipo de arena que utiliza tu mascota, debes ser muy cuidadoso al respecto. Recuerda que cualquier cambio en la rutina de tu gato puede generarle estrés.

De acuerdo a lo anterior, puedes optar por incorporar poco a poco la arena nueva en la bandeja sanitaria con la arena que tu gato ya estaba acostumbrado a usar. Cuando el felino la acepte sin problema, puedes premiarlo.

Un gato sentado en su arenero.

En conclusión, tu gato siempre debe contar con un arenero higiénico que esté ubicado en un lugar seguro. Asimismo, necesita sentirse cómodo a la hora de hacer sus necesidades y su bandeja sanitaria no debe representar ningún riesgo para su salud.

Te podría interesar...
Conseguir que el gato use el arenero
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Conseguir que el gato use el arenero

Los gatos son animales higiénicos y aseados, pero algunos pueden tener problemas para hacer sus necesidades en el sitio adecuado. Te damos las clav...