Cacatúa rosada: hábitat y características

La Galah es una cacatúa de un color rosado muy llamativo. Como todas las aves, tiene características físicas y comportamentales sorprendentes que vale la pena conocer.
Cacatúa rosada: hábitat y características

Última actualización: 14 junio, 2021

¿Sabías que existe una cacatúa rosada? La naturaleza nos sorprende constantemente con su paleta de colores y esta ave, exactamente como su nombre lo dice, es de tonalidades rosadas vívidas y gris. Esta psitácida es la más común de las cacatúas en Australia y una de las pocas especies nativas que prosperaron después de la conquista europea.

“Galah” es el nombre aborigen para estas aves, proveniente del Yuwaalaraay, el idioma hablado por los indígenas en lo que ahora es el estado de Nueva Gales del Sur. Con el tiempo, esta denominación fue adaptada al inglés australiano. 

Curiosamente, en el inglés también se usa la palabra que designa a este pájaro como un término de jerga que significa “payaso” o “tonto”, derivado de las piruetas y comportamiento gracioso de estas aves. Aquí podrás conocer más sobre esta única cacatúa rosada. 

¿En dónde habita la cacatúa rosada?

Existen varias subespecies de esta ave (Eolophus roseicapilla), también conocida como Galah. Sin embargo, todas son muy similares y habitan alrededor de todo Australia, incluso en los parques de las ciudades. 

La mayoría de cacatúas rosadas pasan sus días refugiándose en árboles o arbustos, pero cuando llega la tarde, se congregan en grandes bandadas ruidosas. Cuentan expertos que es común verlas cubriendo un árbol casi por completo. También es usual observarlas forrajeando en los pastizales, mientras se alimentan de semillas.

Además, existe registro de que estas aves se encuentran en un país vecino de Australia: Nueva Zelanda. De todas formas, se estima que la población en esta zona ronda los 100 individuos, así que está muy localizada.

En algunos patios traseros 

Muchas de estas psitácidas también se pueden encontrar en los patios traseros de los australianos —y en otros países— como animales de compañía. La Galah es una excelente imitadora de voces y sonidos, lo cual la hace muy popular como mascota, sumándole sus atractivos colores y su graciosa personalidad. 

En libertad, estas aves viven alrededor de 25 años, pero en cautiverio pueden vivir hasta 80 años, según portales ya citados. Como el resto de psitácidas, se trata de un pájaro muy longevo.

Una cacatúa rosada en un patio trasero.

Características físicas

Esta curiosa ave crece alrededor de 36 centímetros y pesa alrededor de 270 y 350 gramos. Es una cacatúa pequeña, con el cuello, el pecho —y por debajo de las alas— de un color rosado brillante. Tiene una cresta cefálica de plumas rosada y su dorso, cola y alas superiores son de un gris pálido. 

Los machos y hembras lucen muy similares en su plumaje. Sin embargo, para diferenciarlos solo basta con mirarles sus ojos; los machos los tienen de color café oscuro o negro, mientras que las hembras tiene ojos rosados o rojos. 

¿Cómo se comportan las cacatúas rosadas?

Son aves gregarias. Estas cacatúas viven en grandes bandadas de hasta 1000 aves —según el Zoológico de Los Ángeles—, formadas por parejas y pequeños grupos sociales, que se congregan para alimentarse y descansar. Cuando llega el atardecer, hacen acrobacias antes de irse a dormir, vuelan rápidamente fuera y dentro de los árboles, descienden en picado hacia el suelo y chillan fuertemente. 

En las cacatúas rosadas, un macho y una hembra forman pareja de por vida. Por ello, pasan la mayor parte del tiempo en dúos, comiendo, limpiándose y jugando juntas. Son animales muy sociables y cariñosos.

Las parejas de Galahs regresan al mismo sitio de anidación cada año y lo defienden de otras cacatúas rosadas o de animales de especies distintas. Una vez en el lugar de elección, preparan el nido para los huevos, cubriéndolo con hojas de eucalipto. Para comunicar a las demás Galahs que ese hogar está ocupado, mastican la mayor parte de una rama cerca del nido. 

Su alimentación y reproducción

Durante el cortejo, el macho levanta su cresta de plumas, mueve su cabeza de un lado a otro y se pavonea a lo largo de una rama hacia la hembra, emitiendo suaves sonidos. Una vez se ha producido la cópula, los nidos se hacen en el hueco de un árbol, típicamente formado por termitas. Tanto los machos como las hembras incuban los huevos y alimentan a las crías. 

La hembra pone entre 4 a 6 huevos, pero desafortunadamente solo la mitad sobreviven de media. Cuando las jóvenes cacatúas están listas para dejar su nido, los padres continúan cuidándolas durante unas 6 a 8 semanas, pero luego se independizan.

Como se alimentan de semillas, pastos y hierbas, es muy frecuente verlas en el suelo, lo cual las hace vulnerables a algunos depredadores, como los zorros. La ventaja está en que se alimentan en grandes bandadas, donde siempre hay varios vigilantes que avisan cuando se acerca el peligro. Las cacatúas no son escandalosas por gusto, sino por supervivencia.

Subespecies de la cacatúa rosada

Cuentan estudios que todavía existen algunas discrepancias en relación con el estado del género de Galah y se pueden encontrar bajo el criterio taxonómico Eolophus y Cacatua. De todas formas, existen 3 subespecies de Eolophus roseicapilla, todas muy parecidas entre sí. Estas son las siguientes: 

  • Eolophus roseicapilla roseicapillus: es la subespecie más común en la avicultura y en la naturaleza de gran parte de Australia. Se trata de un ave oriental que se encuentra al este, noreste, sur y centro de Australia y Tasmania, lugar donde se introdujo. Se distingue por tener una cresta más blanca que sus parientes y un anillo rosado alrededor de un ojo marrón o negro.
  • Eolophus roseicapilla assimilis o E. r. albiceps: se encuentra en gran parte de Australia occidental y se distingue por tener un color de cuerpo más pálido y una cresta rosada más grande. El anillo alrededor de su ojo es casi blanco y su cabeza es más grande que la de sus parientes. 
  • Eolophus roseicapilla kuhli: esta subespecie se encuentra en la parte norte del occidente de Australia. Es más pequeña y de un color más claro que las otras 2 subespecies. Su cabeza es más pequeña, tiene una cresta rosada y el anillo alrededor de sus ojos es de color rojizo. 

Enfermedades de la cacatúa rosada

Las cacatúas son aves robustas y resistentes. Sin embargo, hay varias enfermedades infecciosas y no infecciosas a las que las Galahs y demás cacatúas en general son susceptibles. Algunas de estas son las siguientes: 

  • Enfermedades virales: la influenza aviar (influenzavirus A) o gripe en las aves es extremadamente común en este grupo.
  • Poliomavirus aviar: un virus de ADN de doble cadena que supone una de las principales amenazas para aves enjauladas.
  • Fiebre del papagayo: se conoce como psitacosis en el ámbito veterinario. Es trasmisible a humanos, así que se trata de una enfermedad zoonótica que se debe tener en cuenta a nivel sanitario.
  • Infecciones bacterianas.
  • Candidiasis: diversos tipos de hongos pueden causar los cuadros de candidiasis, especialmente Candida albicans. También se conoce como enfermedad del buche ácido, ya que uno de los primeros signos clínicos del ave afectada es un buche lesionado con una película blanquecina. 

¿Cuáles son sus amenazas y estado de conservación?

Su estado de conservación actual no es preocupante y su población se encuentra en aumento. Se estima que existen alrededor de 5 millones de cacatúas rosadas en todo el mundo. Son aves beneficiosas en sus ecosistemas nativos, porque detienen la propagación de algunas malas hierbas, pero en gran parte de Australia son consideradas como una plaga —debido a su potencial de destrucción—. 

Los cultivos de cereales sufren grandes pérdidas al año y frecuentemente destruyen los árboles donde viven. Las causas de muerte más frecuentes en estas aves son atropellamientos por automóviles, ataques de gatos y disparos de agricultores, según estudios

Una pareja de cacatúas rosadas.

Las cacatúas rosadas se han adaptado con éxito a las áreas suburbanas, debido a la abundante agua y semillas disponibles en parques, granjas y patios traseros en todo Australia. De todas formas, la urbanización y la tala de tierras les pisan los talones, pues la pérdida de los árboles grandes hace que sea difícil para ellas encontrar sitios de anidación permanentes.

Te podría interesar...
Se descubre un loro gigante en Nueva Zelanda
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Se descubre un loro gigante en Nueva Zelanda

Un loro gigante no es algo que se vea todos los días, por lo que el hallazgo de unos fósiles en Nueva Zelanda es increíble.