Bernedoodle: todo sobre esta raza

Laura Morales Negrin · 15 agosto, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 12 agosto, 2021
Entre las razas híbridas de nueva creación destaca, por su belleza y buen carácter, el bernedoodle. Te invitamos a conocer el origen y todos los detalles de este can.

Del cruce continuado entre perros de la raza poodle y la raza boyero de Berna nace el bernedoodle, un can de apariencia adorable e inteligencia deslumbrante. Se trata de un canino de surgimiento muy reciente, pues su linaje no llega ni a 20 años de antigüedad.

Por compartir la genética (en parte) con otros perros mestizos como el goldendoodle, se suele confundir con facilidad a este can con algunos de sus parientes. Por ello, a continuación se aclararán las características de este animal, así como sus cuidados y otros datos de interés. No te lo pierdas.

Origen de la raza

Su lugar de origen es Estados Unidos, región en la que una criadora decidió cruzar canes de la raza poodle o caniche con perros de la raza boyero de Berna. De la unión de ambos canes surgió el bernedoodle, cuyo nombre también es una mezcla del de sus dos progenitores.

Es en el año 2003 cuando se establece el surgimiento de la raza como tal, aunque a día de hoy no está reconocida oficialmente por las principales instituciones caninas oficiales. Aun así, es un perro muy apreciado y cada vez se abre más paso en los hogares del mundo.

Características del bernedoodle

No se puede hablar con exactitud de las características del estándar de esta raza, pues estas no se han establecido oficialmente. Sin embargo, hay muchos rasgos que definen a este can y que lo hacen diferenciable de otros.

Empecemos por aclarar que se pueden distinguir 3 bernedoodles diferentes en función de su tamaño. El nacimiento de unos u otros se puede dar, incluso, dentro de una misma camada, pues hay diferencias entre las razas progenitoras y es normal que predominen más los genes de una de ellas sobre la descendencia. Estos son los principales tipos:

  • Bernedoodle estándar: con un tamaño de 58-74 centímetros a la cruz y un peso de 30-40 kg.
  • Bernedoodle pequeño: mide entre 45-57 centímetros y pesa entre 11 y 22 kilos. A pesar de ser denominado “pequeño”, por su tamaño entraría dentro del grupo de perros considerados de tamaño mediano.
  • Bernedoodle toy: posee una altura a la cruz de 30 a 44 centímetros y un peso que va de los 4 a los 11 kilos. Como pasa con los bernedoodles pequeños, el toy también entraría, por normal general, dentro de la clasificación de perros de tamaño mediano.

La cabeza de este can es proporcionada, sin ser demasiado ancha ni delgada, con un hocico mediano. Su cuerpo es compacto, tiene los ojos redondos, oscuros y orejas triangulares y caídas, cuyo nacimiento es alto.

Un cachorro de bernedoodle mirando a cámara.

Pelaje de bernedoodle

Curiosamente, al igual que sucede con los tamaños, pueden haber perros de esta raza con pelo liso o con pelo rizado. Esta variación se presenta, incluso, dentro de la misma camada. Sin embargo, hay que resaltar que son los caninos de pelo rizado y grueso los que predominan sobre el resto.

Aunque hay ejemplares de un solo color (gris o marrón, comúnmente), muy típico del poodle, lo más normal es que el bernedoodle se asemeje en esta característica al boyero de montaña bernés. Lo común es que su manto sea tricolor (fuego, negro, blanco). Además, suele ser habitual que tenga una franja de tono blanco que empieza en su frente y recorre su cuerpo hasta su vientre.

Como curiosidad, cabe destacar que estos son perros que no pierden mucho pelo. Por ello, son considerados como hipoalergénicos y muy apreciados, especialmente por personas que sufren alergias al pelo canino o la caspa. Esto no significa que no puedan provocar reacciones adversas sobre el tutor, pero las probabilidades de ello se reducen.

Comportamiento del bernedoodle

Cuando son cachorros, los perros bernedoodle son algo testarudos. Es por ello que se convierte en esencial comenzar su educación lo más pronto posible. De todas maneras, no se debería separar al can de su madre hasta los 2 o 3 meses de vida.

Durante ese tiempo, el perro está alimentándose de la leche materna, pero también se está iniciando sus socialización. Luego, el tutor del can seguirá con este proceso, relacionándolo con otros animales, personas, situaciones, lugares, etc.

Si la socialización se ha llevado a cabo de manera correcta, el carácter de este animal destacará por ser pacífico, afable y muy cariñoso. De hecho, suele mostrarse muy apegado a su familia, incluso llegando a desarrollar cierta dependencia que puede desembocar en ansiedad por separación o depresión.

Es un perro muy juguetón, por lo que hará las delicias de los pequeños de la casa. Además, si está bien educado, no tendrá problemas en convivir con otros animales y personas de cualquier edad.

Adiestramiento del bernedoodle

Esta raza hereda del poodle su inteligencia, por lo que su adiestramiento es bastante sencillo y se nota enseguida como interioriza las enseñanzas. Eso sí, como se mencionaba antes, ese entrenamiento debe empezar desde cachorro para conseguir a un adulto equilibrado.

Como siempre, la recomendación profesional es el adiestramiento con refuerzo positivo, usando premios como snacks, caricias o palabras amables para motivar y afianzar los conocimientos. Además de esto, los juegos para favorecer su agilidad mental e inteligencia son muy apropiados para este perro.

Cuidados importantes para el bernedoodle

Una de las atenciones principales que se le debe proporcionar a la raza es la posibilidad de realizar ejercicio físico diario con una intensidad de moderada a alta. Estamos ante un can que es bastante enérgico y que requiere descargar esa vitalidad para no sufrir problemas mentales, pero también para mantenerse en forma.

Cada día, se debe sacar al perros unas 3 veces: mañana, mediodía y noche. Durante esas salidas al exterior, se pueden entremezclar los paseos más tranquilos con carreras, saltos y circuitos de agility. En general, la salida de la tarde suele ser en la que más se ejercita al animal.

Por otro lado, a la hora de seleccionar el alimento adecuado para este can, hay que tener muy en cuenta tanto la etapa de su vida en la que se encuentra (junior, adulto, senior), como su tamaño. Además de esto, debe ser una comida de calidad, que aporte los nutrientes necesarios a un perro muy activo.

Baño del bernedoodle

El cuidado corporal de este can es muy importante. Sin embargo, es más esencial un buen cepillado diario (o al menos unas 4 veces a la semana) que el propio baño. Esto ayudará a eliminar los posibles nudos y que su manto luzca más saludable y limpio.

Los baños deben realizarse solo cuando el perro esté muy sucio, pero sin superar la frecuencia de un baño mensual. Para ello, se debe emplear un champú especialmente formulado para canes, pues los de humanos pueden dañar severamente la piel y el pelaje del animal.

Una vez realizado el baño, se debe eliminar la máxima cantidad posible de humedad de su cuerpo con una toalla. Para completar, se puede emplear el secador de pelo, especialmente si se está en una época de temperaturas bajas.

Salud de la raza

Este can es bastante saludable de forma general. No tiende a heredar enfermedades de las razas progenitoras, aunque sí puede sufrir algunos problemas de salud propios de perros de tamaño mediano o grande, entre otros. Algunas de las enfermedades que se pueden dar en los ejemplares de bernedoodle son las siguientes:

  • Displasia de cadera.
  • Displasia de codo.
  • Dermatitis atópica.
  • Alergias cutáneas.
  • Conjuntivitis.

Teniendo en cuenta esto, es importante vigilar al can de cerca por si se detecta alguno de los síntomas de las enfermedades mencionadas. Por ejemplo, en el caso de la displasia de cadera o codo, como indican los expertos, se tratan de problemas que se pueden dar durante el crecimiento o después de él. En estos cuadros, se notará que el perro cojea o camina mostrando signos de dolor.

El rascado intenso, así como la rojez en la piel, pueden ser señales de la dermatitis o alergia. En estos casos, los momentos de cepillado y baño son esenciales también para detectar cualquier padecimiento de este tipo.

En cuanto a la conjuntivitis, el lagrimeo y las legañas suelen indicar que existe este problema. Se pueden limpiar los ojos de los perros con una gasa estéril y suero, pero si los síntomas persisten, lo ideal es acudir a un centro veterinario para una revisión.

Por otro lado, aunque en menor medida, se pueden dar casos de otitis, alteraciones del sistema inmunitario y desajustes digestivos en este can. Las visitas regulares a la clínica veterinaria servirán para detectar cualquiera de estos problemas.

Otras curiosidades y datos sobre la raza

Para finalizar esta oportunidad, te contamos algunos datos más de esta raza que debes conocer:

  • Este perro puede vivir entre 12-15 años.
  • Existe una variación de la raza que se conoce como bernedoodle australiano y que nace entre el cruce del bernedoodle y el labradoodle australiano.
  • Dado que no lleva muy bien la soledad, este can no es apropiado para personas que pasan mucho tiempo fuera de casa.
  • Se le conoce también por otros nombres, como bernese mountain poo o caniche de la montaña de Berna.
Un bernedoodle tumbado.

El bernedoodle es un cánido excelente y apto para toda la familia. Si le brindas los cuidados que requiere con exactitud, disfrutarás durante mucho tiempo de un animal tan valiente como cariñoso.

  • Bernedoodle. Recogido el 10 de agosto en https://dogtime.com/dog-breeds/bernedoodle#/slide/1
  • Berne Doodle. Recogido el 10 de agosto en https://cacholtc.xyz/todas-raza-de-perro/berne-doodle/
  • About Bernedoodles. Recogido el 10 de agosto en https://www.swissridgekennels.com/breeds/bernedoodles/
  • La guía definitiva del propietario de Bernedoodle: un compañero leal, cariñoso y esponjoso. Recogido el 10 de agosto en https://es.acelenakliye.com/definitive-bernedoodle-owner-s-guide
  • Bernedoodle. Recogido el 10 de agosto en https://www.dailypaws.com/dogs-puppies/dog-breeds/bernedoodle