Beneficios de los delfines en los niños

7 marzo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
Se reconoce a los delfines como animales dotados de mucha inteligencia; se cuentan muchas historias, anécdotas y detalles sobre la capacidad de los delfines para demostrar sus habilidades, pero ¿qué beneficios nos aportan?

Los delfines están entre las criaturas más inteligentes del reino animal. Son animales maravillosos que siempre han llamado la atención de los seres humanos. Se ha dicho que los delfines tienen la capacidad de comunicarse con las personas por telepatía. También existen increíbles historias sobre su astucia y su interacción con el hombre.

Actualmente los delfines son usados en terapias para el tratamiento de varios trastornos infantiles. En efecto, la delfinoterapia ha demostrado aportar muchos beneficios a los niños que sufren autismo, síndrome de Down o incluso parálisis cerebral.

La razón de estos tratamientos es la disminución del estrés y la mejora del sistema nervioso de los pacientes gracias a las ondas ultrasónicas de los delfines. A continuación, veremos algunos elementos para entender mejor de qué se trata la delfinoterapia y qué beneficios tienen los delfines en los niños.

Qué es la delfinoterapia

La terapia con delfines o delfinoterapia es una forma de terapia que utiliza a los delfines para tratar a personas con problemas de desarrollo, principalmente niños. Se utiliza principalmente en pacientes autistas, con síndrome de Down, parálisis cerebral o cualquier otro problema de desarrollo. 

Los delfines son entrenados para interactuar con humanos y para ser empleados como herramientas en los programas terapéuticos. Este entrenamiento se realiza por parte de entrenadores o cuidadores especializados, siempre bajo la supervisión de especialistas de la salud o la educación.

Delfines con niña

Es importante señalar que las terapias con delfines no tienen nada que ver con los baños con delfines que se ofrecen en los paquetes turísticos. En la delfinoterapia, la interacción con los delfines provoca un efecto positivo en la salud física, emocional y psicológica de los pacientes. Esta forma de terapia con animales tiene cada vez más seguidores.

Cómo funciona la delfinoterapia

La terapia con delfines exige el trabajo de todo un equipo de personas comprometidas en aportar beneficios a los pacientes y mejorar sus condiciones de vida.

Los beneficios de los delfines son el resultado de un entrenamiento específico en cuanto a la interacción con las personas. Se pueden utilizar distintas técnicas; todas ellas tienen en común la estimulación sensorial y emocional de los pacientes.

Los niños trabajan en ciertas horas preestablecidas, en piscinas especializadas, en un entorno relajado. El trabajo se realiza con un terapeuta y un delfín especialmente entrenado para el efecto. Debido al comportamiento amistoso de los delfines, los niños pierden muy rápidamente el miedo.

Durante las sesiones de delfinoterapia, los niños no se limitan a nadar con el delfín. El terapeuta impone una serie de tareas al delfín y al niño, y este las va resolviendo poco a poco. Uno de los principales beneficios de los delfines en los niños durante la terapia es el contacto físico y emocional que les proporcionan.

(Mamíferos) Delfines: actuación

Beneficios de los delfines en los niños

Los delfines son animales extremadamente inteligentes y sociables. Pueden ser entrenados para ser muy beneficiosos para los pacientes. Son especialmente indicados para crear un vínculo físico y emocional con ellos; estos aspectos son fundamentales para mejorar la vida de los niños con problemas de desarrollo.

Otro de los beneficios de la terapia con delfines es que el hecho de estar en el agua con ellos genera una estimulación sensorial muy significativa. Y en el caso de niños con trastornos graves como el autismo, síndrome de Down y parálisis cerebral, esta estimulación es fundamental para mejorar sus habilidades y estados psicológicos.

Aunque no ha podido ser comprobada científicamente, existe también la hipótesis de que los ultrasonidos que emiten los delfines tienen efectos beneficiosos sobre el sistema nervioso central.

Se ha llegado incluso a afirmar que se podría modificar el ADN de los pacientes con el contacto de delfines. En todo caso, parecería que estas ondas mejoran el estado de ánimo de los niños y que les ayudan a desarrollar ciertas capacidades cerebrales.

La delfinoterapia y los defensores de los animales

A pesar de todos estos beneficios, la delfinoterapia no es vista con buenos ojos por los defensores de los animales, quienes sostienen que tiene efectos negativos para los animales.

En la práctica, para poder entrenar a los delfines es necesario capturarlos y aislarlos de su grupo, además de someterlos a rutinas de entrenamiento muy duras. Las críticas de estos defensores de los animales cobran aún más fuerza debido a la falta de evidencia científica que asegure el verdadero beneficio de la terapia.