Anaconda: el mayor ofidio del mundo

Yamila · 29 marzo, 2018
Endémica de la zona del río Amazonas, este gran reptil traga a sus presas, a las cuales asfixia previamente como buena especie constrictora que es

Es de gran tamaño, aspecto temeroso y pertenece a la familia de las boas. La anaconda es el mayor ofidio del mundo y vive en los ríos tropicales de Sudamérica. ¡Conoce a esta gigante en el siguiente artículo!

Hábitat de la anaconda

Se trata de una especie endémica de Sudamérica, concretamente de las cuencas de los ríos Amazonas, Orinoco, Paraguay, Putumayo, Napo y Alto Paraná. Se la puede encontrar principalmente en Brasil, Colombia y Venezuela, también está presente en Paraguay, Perú, Bolivia y Ecuador.

A las anacondas les gusta estar tanto en el agua como en los árboles, prefieren los estanques de aguas estancadas a los ríos de corrientes rápidas. Pasan muchas horas sumergidas acechando a las presas y su musculatura las convierte en rápidas nadadoras.

Si bien su piel no tiene valor comercial es usada en ocasiones para la marroquinería. Sin embargo esa no es la principal amenaza que debe sortear, sino la destrucción de la selva y la matanza por parte de los campesinos quienes las consideran un riesgo para los niños y el ganado. Lo que muchos no saben es que juega un papel muy importante en el control de las plagas de ratas.

Características de la anaconda

De todas las serpientes que existen, la anaconda es la de mayor peso; además ‘compite’ con la pitón reticulada para demostrar quién es la más grande del mundo. Si bien es muy temida por las personas, este ofidio no atacará a menos que se sienta amenazada. Por suerte para nosotros, no formamos parte de su cadena alimentaria… ¡Pero igual deberíamos tener mucho cuidado si nos topamos con una!

Anaconda verde: características

De color verde oscuro con marcas ovaladas negras y ocre y vientre claro, la anaconda es muy fácil de distinguir además por su tamaño y longitud. El diseño del final de la cola es único de cada ejemplar, como si se tratase de una huella dactilar.

El hocico está cubierto por tres escamas de cada lado y este es el principal rasgo que la diferencia de otras serpientes y la incluye dentro del género de las boas. De cabeza pequeña, ojos y narinas elevadas que le permiten nadar y respirar al mismo tiempo, este ofidio tiene sus receptores olfativos en la lengua, al igual que las demás serpientes.

En cuánto a su tamaño, existen diferentes debates al respecto: la más grande documentada medía 8,56 metros, aunque lo habitual es que lleguen a los cinco metros.

Alimentación y reproducción de la anaconda

Los principales rivales de este ofidio son el jaguar y el caimán, con quienes compite por el alimento ‘grande’ es decir por los tapires o capibaras. También consume pecaríes, coatíes, grandes roedores, ciervos jóvenes, peces, huevos y reptiles.

Cuando los animales se acercan a una charca a beber, la anaconda aprovecha para atraparlos con sus fuertes mandíbulas, luego se enrosca alrededor del cuerpo y los asfixia o ahoga. El ataque no dura más de 10 segundos.

Serpientes más grandes del mundo

En el caso de que encuentre su presa en tierra, puede descolgarse de una rama y sorprenderla. Su fuerza le permite presionar el tórax y evitar que el animal en cuestión respire.

Una de las principales características al momento de comer es que no tritura sus alimentos, sino que los traga enteros. ¿Cómo hace? Sus mandíbulas se desencajan y abren. Engancha la carne del animal con sus afilados dientes y se va arrastrando hasta devorarlo por completo. Para hacer la digestión puede necesitar incluso semanas; en este tiempo está como adormecida junto al agua o en una rama.

En cuánto a la reproducción, es bueno saber que esta especie presenta un gran dimorfismo sexual y que las hembras son mucho más grandes que los machos: cinco metros y 50 kilos las primeras ‘contra’ tres metros y 20 kilos los segundos.

La época de apareamiento tiene lugar entre los meses de abril y mayo. Las hembras atraen a sus ‘pretendientes’ con una señal olfativa y en la última fase del cortejo puede haber hasta 12 machos peleando por una sola fémina. Ella se encarga de elegir al vencedor, con quien enrosca la cola durante la inseminación.