Alopurinol para perros: dosis y efectos secundarios

El Alopurinol para perros es un fármaco que se administra como complemento al tratamiento de la leishmaniosis. Conoce aquí cuál es su función.
Alopurinol para perros: dosis y efectos secundarios
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 11 noviembre, 2021.

Última actualización: 11 noviembre, 2021

Son muchos los escenarios en los que los medicamentos de uso en medicina humana se pueden utilizar en animales. Es el caso del Alopurinol para perros, un compuesto que se emplea en el tratamiento de la leishmaniosis en los caninos, si bien en humanos es un método eficaz para reducir el nivel de ácido úrico en sangre.

Se estima que el 7 % de la población canina en regiones como España padece leishmaniosis. Además, se trata de una enfermedad que raras veces se cura por completo, aunque el animal pueda llegar a vivir sin signos clínicos evidentes. Si quieres conocer mejor el tratamiento para esta enfermedad, aquí tienes la información básica sobre el Alopurinol.

¿Qué es el Alopurinol para perros?

El Alopurinol es un principio activo que funciona como inhibidor enzimático de la proteína que metaboliza la xantina para convertirla en ácido úrico. Puesto que este compuesto no elimina al parásito de la leishmaniosis, se usa como tratamiento adyuvante a las sales antimoniales y la miltefosina, que sí son parasiticidas.

Este fármaco se administra por vía oral y el tratamiento dura inicialmente de 6 meses a 1 año. No obstante, el periodo se puede alargar en función del estado de salud del animal e incluso recetarse de por vida. Dependiendo de cada perro, los diferentes fármacos contra la leishmaniosis se combinan de una forma individualizada.

El milpro para perros tiene muchas propiedades.

Alopurinol para perros con leishmaniosis

La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria provocada por un protozoo, el Leishmania infantum. Este parásito entra al cuerpo del animal a través de la picadura de los mosquitos flebotomos (habitualmente Phlebotomo perniciosus Phlebotomo ariasi). Además, se trata de una enfermedad zoonótica que solo se evita a través de la prevención.

Una vez el perro es infestado por el parásito, este se aloja en los tejidos de los órganos del animal, comprometiendo sus funciones a medida que se reproduce. Dependiendo del estado de salud del can, el empeoramiento será más o menos rápido hasta llegar al fallo sistémico que le provoque la muerte.

Los síntomas, por tanto, dependerán de los órganos que se vean afectados por el parásito.

La miltefosina y los antimoniales son fármacos leishmanicidas, es decir, que eliminan al parásito del cuerpo. Por desgracia este patógeno se replica con mucha rapidez, por lo que a veces sus usos como antiparasitarios no son suficientes. Aquí es donde entra el Alopurinol con su efecto leishmanistático, pues frena la multiplicación del parásito.

Dosis de Alopurinol para perros

El Alopurinol para perros se comercializa en 2 formatos: 100 y 300 miligramos por comprimido. Será el veterinario el que te indicará la cantidad exacta que debe tomar tu can con base en su peso corporal. Por lo general, se administra por vía oral 2 veces al día.

Recuerda que el Alopurinol, al igual que cualquier otro fármaco, no debe administrarse sin una pauta previa del veterinario. Asimismo, tampoco tienes que interrumpir el tratamiento sin su aprobación por mucho que la salud del can parezca mejorar.

Efectos secundarios del Alopurinol

Debido a la acción que el Alopurinol tiene sobre el metabolismo del ácido úrico, quizá aparezcan alteraciones propias de este desequilibrio. En concreto, son 2 los efectos más comunes:

  1. Xantinuria: el uso crónico de Alopurinol es capaz de causar una acumulación excesiva de xantina en la sangre. Cuando esto ocurre, el compuesto acaba por eliminarse a través de la orina.
  2. Urolitiasis: la xantina acumulada puede unirse a los restos de materia orgánica e inorgánica en la orina, cristalizando y formando urolitos o piedras.

Cuando aparecen estos efectos secundarios, los signos clínicos más evidentes son urinarios. A continuación puedes leerlos:

  • Disuria: dolor al orinar.
  • Hematuria: presencia de sangre en la orina.
  • Incontinencia urinaria.
  • Obstrucción urinaria: ocurre por la acumulación de urolitos. Se trata de una urgencia veterinaria.
  • Dolor abdominal: sabrás que el perro tiene dolor por la postura de rezo y la tensión muscular, principalmente en el abdomen.

Alternativas al Alopurinol para perros

Debido a estos efectos secundarios, la eficacia del Alopurinol para perros se ha cuestionado en la comunidad científica. Por otro lado, a día de hoy se sabe que en el tratamiento de toda leishmaniosis se debe incluir una dieta específica que refuerce el sistema inmunitario, mejore el estado de la piel y controle la estabilidad renal del can.

Hoy en día es fácil encontrar piensos para perros fabricados específicamente para el tratamiento de la leishmaniosis. Su ingesta evita la formación de cristales de xantina.

Uno de los tratamientos alternativos al uso del Alopurinol es el Impromune, un complemento alimenticio basado en nucleótidos que refuerza el sistema inmunitario del animal. Su consumo ayuda a frenar el avance del la leishmaniosis sin efectos adversos.

Existen muchos tipos de laxantes para perros.

Un sacrificio constante

El principal problema para algunos tutores es el elevado coste del tratamiento contra la leishmaniosis. Esto es así tanto para el tratamiento tradicional como para los alternativos, aunque se espera que al menos los últimos bajen de precio a medida que se asienta su eficacia. Cuidar a un perro con esta enfermedad es demandante a nivel tanto emocional como económico.

Por último, es necesario apuntar que este artículo tiene el objetivo de informar, no de diagnosticar. Como se decía más arriba, tanto el diagnóstico como el tratamiento de la leishmaniosis deben ser realizados por un profesional veterinario. De lo contrario, la vida del animal se verá seriamente comprometida.

Te podría interesar...
Distocia en perras: causas, síntomas y tratamiento
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Distocia en perras: causas, síntomas y tratamiento

La distocia en perras es una enfermedad de carácter urgente que requiere atención inmediata para evitar un mal desenlace.