Airedale terrier perros grandes y fuertes

María Eugenia Thomas · 22 octubre, 2018
El airedale terrier es un perro con protección de comercio, lo que garantiza que sus características innatas permanezcan casi inalterables; suele ser tranquilo, inteligente y fiel compañero

Los orígenes del airedale terrier se remontan a la poblacion británica de Yorkshire. Su nombre se asocia al valle ‘dale’ del río Aire, uno de los mas importantes de la región. Su contextura fuerte y grande lo distingue de los otros terrier.

Esta estirpe surge en el siglo XIX y tiene orígenes humildes al lado de la población inglesa trabajadora del sector. Se infiere que la conformación del airedale terrier tiene como punto de partida otros tipos de terrier como el otterhound, el bull terrier y el old english terrier. Del cruce genético de estos y quizás algunas otras especies más se obtuvo el ejemplar de patas largas y pelo rudo.

Un perro muy dedicado y trabajador

En 1886 esta raza fue reconocida oficialmente y desde entonces ha ocupado varias labores hasta la fecha. En aquel entonces ejercía funciones de trabajo rural como la cacería menor, el control de plagas como las ratas y el rescate de aves extraviadas.

Durante su etapa de cazador compartía experiencias con perros sabuesos. Estos rastreaban la presa con su olfato y el airedale se encargaba de hacerla salir del escondite. De ahí su fama de perro fuerte y valiente, pues a menudo se enfrentaba a animales de mayor tamaño a los que encaraba con gallardía y decisión.

Una de sus tareas más nobles es la de guía de personas invidentes, pero también puede trabajar como perro policía y en equipos de rescate y salvamento. También ha sido utilizado como mensajero en el frente de batalla en las guerras mundiales.

Airedale terrier: temperamento

Carácter y comportamiento del airedale terrier

Al igual que sus primos terrier, este canino es muy activo, independiente y decidido. Su valentía en situaciones delicadas y extremas le ha ganado el título de heroico y excepcional. En algunos casos puede parecer obstinado, pero desataca por su habilidad para evaluar y tomar decisiones que ponen en valor su audacia e inteligencia.

Si pretendes que habite con otras mascotas resulta prudente criarlos juntos desde cachorros y se llevaran de maravilla. De lo contrario, es muy probable que su instinto de caza se imponga y persiga con vehemencia a cualquier animal que se le cruce por delante.

El airedale terrier resulta extrovertido, muy amistoso con los humanos y siempre listo para la acción. Sin embargo, es necesario formarlo desde cachorro para reforzar sus hábitos de socialización adecuadamente. No suelen ser agresivos, pero se pueden mostrar desconfiados con desconocidos.

Brindarle la cantidad justa de ejercicio redundara en la felicidad de la familia, pues un perro vivaz, amoroso y bien ejercitado dispondrá de su energía de forma dócil, en lugar de tornarse destructivo con los muebles y artículos personales de la familia.

Son excelentes nadadores, por lo que introducir un paseo que incluya algún arroyo será la delicia de este peludo. Asimismo, disfrutan de la vida rural donde puedan sentirse ocupados. Si tu agenda está colmada de actividades y no le incluyes, se aburrirá e intentara escapar.

Otros rasgos significativos del airedale terrier

El airedale terrier está catalogado como el  más grande de su especie. Su tronco fuerte y patas musculosas le proveen una suerte de propulsión en sus movimientos. La estructura de esta casta es armoniosa y proporcional en todos sus aspectos.

Airedale terrier: comportamiento

Posee unas mandíbulas excepcionales con una firmeza en la mordida que le hace poderoso: sus ojos, acordes a su cráneo, ofrecen una mirada alegre y siempre alerta. El pelaje resulta denso y muy tupido, no es largo en exceso, pero cumple su función de cubrir y proteger el cuerpo. Es de color fuego excepto en el lomo y el cuello, donde el pelo es negro.

Comentarios acerca de la salud de esta raza

Afortunadamente, esta estirpe canina suele evidenciar muy pocos problemas que comprometan su salud. No obstante, su resistencia y fortaleza no le libran de enfermedades propias de los perros activos y de gran tamaño.

Consultar periódicamente a un especialista será la decisión más sensata. El veterinario te brindara información que podría prevenir condiciones de torsión gástrica, enfermedades del corazón, problemas visuales, infecciones cutáneas y lesiones en la cadera.

Proporciona una alimentación equilibrada y de calidad a tu airedale, así como una limpieza apropiada del pelaje, las orejas y los dientes. Y no olvides mantenerlo al día con sus vacunas y la desparasitación oportuna.

https://es.wikipedia.org/wiki/Airedale_terrier