10 enfermedades comunes en camaleones

Los camaleones son proclives a padecer ciertas enfermedades, como la estomatitis y los cuadros derivados de la deshidratación. Aquí te contamos cómo detectarlas antes de que sea demasiado tarde.
10 enfermedades comunes en camaleones
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 05 noviembre, 2021

Diversas especies de camaleones se mantienen en cautiverio desde hace décadas, sobre todo el camaleón del Yemen (Chamaeleo calyptratus) y el camaleón pantera (Furcifer pardalis). Estos animales son relativamente comunes como mascotas exóticas, pero no es fácil mantenerlos a largo plazo en un hogar. ¿Sabías que existen varias enfermedades comunes (y casi exclusivas) de camaleones?

Estos animales suelen tener una esperanza de vida corta (entre 3 y 10 años, algo menos para las hembras), pero existen ciertas patologías que disminuyen de forma drástica su esperanza de vida. Aquí te contamos cómo detectarlas antes de que sea demasiado tarde.

1. Deshidratación

Aunque la deshidratación no es una enfermedad como tal, sí que puede derivar en cuadros patológicos como el fallo renal y el colapso multiorgánico. Este padecimiento es muy común en los camaleones que viven en cautiverio, pues no beben agua de un cuenco como otros muchos reptiles. Ellos obtienen su hidratación del rocío de las hojas, lo cual requiere una humedad ambiental bastante alta.

Si el tutor no mantiene la humedad relativa del terrario en el intervalo adecuado (60-80 %), el camaleón se deshidratará rápido. Las heces secas, los ojos metidos en las cuencas, la pérdida de apetito y la letargia son los signos clínicos más comunes de este cuadro. En todos los casos se requiere una visita al veterinario, aunque es probable que el animal no sobreviva.

¿Cuánto vive un camaleón?

2. Sistema inmunitario debilitado por estrés

Los miembros de la familia Chamaeleonidae son seres vivos pausados y tranquilos, ya que pasan la mayor parte del día entre las ramas de los árboles esperando a que una presa se mueva por delante de ellos. Muchas enfermedades comunes en camaleones ocurren cuando se les estresa demasiado (de forma voluntaria o involuntaria).

El estrés a largo plazo genera inmunosupresión, es decir, un estado reducido de protección frente a la entrada de agentes patógenos. Por ello, es más común que un reptil con este cuadro padezca infecciones respiratorias secundarias, infestaciones parasíticas y otras muchas enfermedades.

Dejar al animal tranquilo durante la mayor parte del día es esencial para que el estrés no le pase factura. 

3. Enfermedad ósea metabólica (EOM)

La enfermedad ósea metabólica es un padecimiento en el que se produce un desequilibrio de los minerales calcio y fósforo en el organismo del animal. Esto provoca un debilitamiento de la estructura ósea, lo que se traduce en crecimiento deficiente, extremidades débiles, arqueado de la columna vertebral y hasta convulsiones o parálisis parcial.

Esta es una de las enfermedades más comunes en camaleones, ya que tienen una tasa de crecimiento mucho más rápida que la de otros reptiles. Si no se les otorga el aporte vitamínico que requieren, terminarán por presentar una deficiencia mineral antes o después. A veces basta con cambiar la dieta, pero en los casos más graves se deben administrar suplementos de gluconato cálcico y calcitonina.

4. Quemaduras

Las quemaduras son usuales en estos animales, ya que algunos tutores cometen el error de colocar la fuente lumínica dentro del terrario. Si el camaleón busca solearse, se pondrá sobre la bombilla directamente y no se separará de ella hasta que la lesión sea evidente. Por esta razón, siempre hay que colocar las cerámicas y luces UVB fuera de la instalación del animal.

Colocar las bombillas con una rejilla metálica dentro del terrario tampoco es una opción, pues el metal se calienta igual y favorece las quemaduras con el roce.

5. Distocia

La distocia también representa una de las enfermedades más comunes en los camaleones domésticos, ya que las hembras de muchas especies ponen huevos a pesar de no haber sido fecundadas por un macho. Estos son infértiles, pero la madre debe deshacerse de ellos igualmente antes de que se pudran en el interior de su cuerpo.

Como algunos tutores no están al tanto de esta característica, no le otorgan la instalación adecuada a la hembra para que pueda poner sus huevos (un sustrato de hasta 20 centímetros de profundidad). Este evento se trata de una emergencia médica en todos los casos y se requiere una visita al veterinario.

6. Parásitos intestinales

Los parásitos intestinales son comunes en los camaleones que son alimentados con insectos salvajes. Por esta razón, se recomienda darles solo de comer invertebrados que se hayan criado en cautiverio en centros especializados. De todas formas, en todo caso el tutor debe llevar a su mascota a una revisión anual para que se le haga un análisis fecal.

Los parásitos intestinales provocan letargia, falta de apetito y pérdida de peso en el animal, entre otras muchas cosas. 

7. Infecciones respiratorias

Las infecciones respiratorias suelen tener lugar cuando el ambiente del animal es inadecuado (sobre todo si hace demasiado frío o el fotoperiodo es muy corto). Diversos microorganismos, incluyendo virus, bacterias y hongos, pueden provocar este cuadro. El animal se mostrará apático, tendrá la boca abierta, estornudará y manifestará otros tantos signos muy evidentes.

El tratamiento dependerá mucho del cuadro clínico a tratar. Una infección bacteriana requiere la administración de antibióticos, por ejemplo. 

8. Estomatitis

La estomatitis es una de las enfermedades más comunes en camaleones y en ofidios. Esta ocurre cuando una infección no tratada en la boca se agrava, lo cual deriva en secreciones purulentas, lesiones, pérdida de dientes y hasta deformidad craneal. De no tratarse, esta entidad clínica puede propagarse a los huesos (osteomielitis) y a otros órganos.

La estomatitis es una enfermedad muy seria que requiere tratamiento en todos los casos. De lo contrario, el camaleón dejará de comer, perderá peso y acabará muriendo. Es necesario aplicar el tratamiento antibiótico pertinente durante el tiempo estipulado por el veterinario.

9. Disecdisis

El término disecdisis hace referencia a una muda mal hecha. Los reptiles pierden su capa epidérmica más externa cada cierto tiempo y, si su ambiente no es el adecuado, se dejarán trozos de ella en zonas de difícil acceso. Estas bandas de piel pueden llegar a cortar la circulación hacia ciertos tejidos, lo que deriva en necrosis e infecciones.

Solucionar este cuadro es fácil: basta con darle un baño de agua tibia al animal y quitar la piel enquistada con un bastoncillo y unas pinzas.

10. Prolapsos

Estas enfermedades no son tan comunes en los camaleones domésticos, pero merece la pena señalarlas. Los prolapsos (eversión de tejidos) ocurren cuando una hembra hace demasiado esfuerzo al poner huevos (cloaca) o cuando un macho tiene una intensa actividad sexual (hemipenes). En ambos casos se pueden observar unos colgajos rosados pendientes del cuerpo del animal.

Los prolapsos se pueden recolocar manualmente en muchos casos, pero siempre debe hacerlo un veterinario. Si no se aborda con presteza el cuadro, el animal sufrirá una infección derivada y fallecerá.

¿Qué comen los camaleones?

Son muchas las enfermedades comunes en los camaleones domésticos, pero esto no significa que tener uno en el hogar sea imposible. Si le brindas los cuidados adecuados y ya tienes experiencia en el mantenimiento de exóticos, estos se convertirán en tus reptiles favoritos.

Te podría interesar...
Camaleón pantera: hábitat y características
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Camaleón pantera: hábitat y características

Uno de los reptiles más hermosos del mundo gracias a sus colores es originario de Madagascar. ¡Conoce aquí todo sobre el camaleón pantera!




Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.